Estas son las joyas que desearás en Navidad

Diseños llenos de carácter y personalidad que prometen acompañarte durante toda la vida

A las mujeres nos gustan las joyas y no porque consideremos, como cantaba Marilyn, que los diamantes sean nuestros mejores amigos, sino porque hay algo en ellas que nos hace sentir especiales. Es más que probable que hoy tengas en el joyero una pieza que tu padre le regaló, una Navidad, a tu madre; que la guardes con esmero y la utilices en ocasiones especiales; o que te ilusiones cada vez que te la pones porque sabes que, cuando ella te la dio, te transmitía también las emociones que sintió entonces. Y ahí es, precisamente, donde reside la magia de regalar y recibir una joya.

VER: Lo tenemos claro, estas son nuestras joyas favoritas

Tal vez por eso están valoradas por las españolas como uno de esos regalos con los que se acierta siempre, y es uno de los productos que, según varios informes, más veces se cuelan en las wish list navideñas. Suarez, la icónica casa de joyería fundada en 1943, ha tratado de mantener viva esa magia creando piezas exclusivas que permitieran seguir forjando historias.

VER GALERÍA

Una de las más sorprendentes es la que nace de su colección los amuletos de Frida, inspirada en el alma libre de Frida Khalo, en la cultura mejicana y en esa dualidad de celebrar la muerte a través de la vida. Estas joyas que están disponibles en la tienda online de Suarez, están pensadas para mujeres con carácter y personalidad. Dos valores que definen a la firma y se materializan en las iniciales de Suarez, piezas inspiradas en la tipografía de la marca, elaboradas en oro blanco y diamantes. La personalización más extrema. La magia se redescubre también en la colección Orion, una colección plagada de estrellas y constelaciones, que se convierten en guías y símbolo de esos sueños todavía sin alcanzar a los que solo se llega con esfuerzo. 

Tal vez por eso, cada vez que una mujer recibe una joya, asocia esa pequeña ilusión con las circunstancias que la rodean en el momento puntual que está viviendo. Llena cada una con sus deseos y se convierten, casi sin quererlo, en una de las piedras que van construyendo su historia.

Más sobre