Beyoncé reinventa el estilo ‘working’

La cantante ha presumido de una sorprendente combinación de blazer y minifalda deportiva a través de sus redes sociales

Actriz, cantante, madre y empresaria. Beyoncé es una mujer todoterreno que se atreve absolutamente con todo, también en el aspecto estilístico, donde en los últimos tiempos se ha convertido en una auténtica ‘trendsetter’ exhibiendo todo tipo de outfits a través de las redes sociales. A pesar de que su estilo siempre se ha caracterizado por el exceso y la exuberancia, con su último look, la cantante ha demostrado que también es capaz de mostrar su cara más formal con un perfecto ‘outfit’ de oficina.

La estrella pone su toque personal a una sorprendente combinación de prendas que, aparentemente, no tienen nada que ver entre sí pero que ella consigue que funcionen. Una blazer gris 'XXL' con mangas de camisa superpuestas, camiseta blanca y una minifalda deportiva componían el estilismo  que luce en su perfil de Instagram.

En un llamativo color teja y con dos rayas blancas horizontales, la falda es el elemento que rompe por completo la formalidad de su atuendo. Muy corta y ceñida, pertenece a la firma Mistress Rock, marca de la que parece haberse convertido en una incondicional, vistiendo varias prendas suyas en los últimos meses. ¿Su precio? Tan solo 64 euros, una oportunidad única para lucir como toda una estrella.

No menos interés merecen sus accesorios. Bolso colgado al hombro, salones de terciopelo rosa, gafas de sol de gran tamaño y numerosas cadenas y colgantes de oro completan su estilismo. Entre ellos destacaba uno en el que se puede leer “Yoncé”, abreviatura de su nombre y título de una de las canciones -compuesta por Justin Timberlake- perteneciente a su álbum Beyoncé de 2013. Sin duda, una joya muy especial.  

Beyoncé parece haber encontrado en Instagram la plataforma perfecta en la que mostrar todos sus looks. Como si de una bloguera de moda se tratase, la cantante cuelga numerosos montajes de cada una de las piezas que componen sus estilismos.

No obstante, a la esposa de Jay Z parece haberle salido una seria competidora, nada menos que su hija Blue Ivy, que con tan solo cinco años parece haber heredado la afición de su madre por la moda, despertando todo tipo de reacciones. Así, una de sus últimas imágenes no ha dejado indiferente a nadie, puesto que se trataba de una auténtica adaptación de un diseño de alta costura para las más pequeñas con un precio superior a los 3.000 euros.  

Más sobre