El detalle de lujo de Vanessa Hudgens para un 'look sporty’

La actriz ha sorprendido al combinar un exclusivo bolso de la casa de lujo Goyard con un llamativo chándal rojo

De chica Disney a icono de estilo. Vanessa Hudgens siempre ha destacado por sus inconfundibles looks de aire ‘boho chic’. Crochet, encaje, volantes y prendas vaporosas con mucha caída han constituido sus ‘must’ de moda a lo largo de los años. Sobre la alfombra roja ha conseguido conquistar gracias a su naturalidad y simpatía, pero es fuera de ella donde la actriz parece sentirse más cómoda, luciendo ‘outfits’ completamente sorprendentes.

Alejada de los focos, Vanessa muestra su lado más informal haciendo gala de una de las tendencias de las temporada, el look sporty. Pantalones, camisetas y chaquetas deportivas son varios de sus imprescindibles en sus quehaceres del día a día. Pero solo ella sabe cómo elevar estos estilismos de calle a otro nivel muy superior; su secreto reside en los bolsos de lujo. Si hace unos días conseguía acaparar todas las miradas gracias a un diseño de Gucci, en esta ocasión no se ha quedado atrás. Un tote de grandes dimensiones de la exclusiva firma Goyard se convertía en el auténtico protagonista de su atuendo.

vanessa-chandalVER GALERÍA

La estrella paseaba por las calles de Los Ángeles con un llamativo chándal rojo y chanclas, un look que muy pocas se atrevería a combinar con una de las magníficas piezas de la ancestral casa francesa, famosa en sus orígenes por sus maletas y equipajes. Confeccionada en su célebre loneta con el característico estampado geométrico en tonos grises, se trata de una bolsa única que Vanessa ha querido personalizar con divertidos motivos y mensajes trazados a mano. Y es que este es uno de los servicios ofrecidos por la firma a sus clientela más ilustre.

vanessa-goyardVER GALERÍA

Contemporánea, y rival en su momento, de Louis Vuitton, Goyard mantiene una estrategia comercial muy distinta a la de otros prestigiosos nombres del sector del lujo. Sin necesidad de publicidad ni venta online, sus artículos -elaborados de manera artesanal- no están creados para convertirse en tendencia, sino para perdurar en el tiempo. Nada que ver con la masificación de otras firmas, por lo que adquirir una de sus piezas se convierte en sinónimo de clase y distinción no al alcance de todos los bolsillos. Su rango de precios puede variar entre los 1.000 euros, de los modelos más básicos, hasta los 2.000 de los diseños de más nivel, cantidades nada desdeñables al no estar fabricados en piel.

Más sobre