Lejos de vestidos lujosos, fiestas multitudinarias, ostentación y el derroche sin medida al que nos tienen acostumbrados muchas estrellas de Hollywood. Selena Gomez decidía celebrar su 25 cumpleaños el pasado sábado en su casa de Los Ángeles, junto a algunos de sus mejores amigos y vestida con un sencillo chándal —vamos, como cualquiera de nosotras—. La cantante de Fetish publicaba dos imágenes en las que se la veía sobre la encimera de la cocina entre ollas, globos blancos y azules, dos apetitosas tartas y unas orquídeas a su espalda. En cuanto a su outfit, la estrella soplaba las velas con una sudadera donde se podía leer Loved en color gris, con print blanco a contraste y pantalones a juego, perteneciente a Dream Scene. Una opción que ha encantado a sus 123 millones de seguidores en Instagram y que se lo han hecho saber a través de 6,6 millones de likes.

“Gracias por todo el amor que me habéis dado en mi cumpleaños. No me podría sentir más afortunada. Muchos de vosotros no os dais cuenta de cuánto significáis para mí. Os quiero. Creo que los 25 van a ser épicos”. Así agradeció Selena Gomez las muestras de cariño de sus followers, en un nuevo año que realmente ya comienza con buen pie. Por una parte, el éxito que está alcanzando su último trabajo musical Fetish, junto al rapero Gucci Mane; por otra, su primera incursión como productora de televisión con Por trece razones no podría brindarle más satisfacciones; y por último, la estabilidad en el ámbito sentimental de la mano de Abel Tesfaye, The Weeknd, a quien no pudimos ver en esta celebración dado sus compromisos profesionales en París. Sin embargo, ¡sí estuvieron juntos al día siguiente! El cantante volaba tras su concierto en Francia para reunirse con su chica y salir a comer el domingo… como todos los “mortales”: en chándal.

Si es que los domingos no se han hecho para estresarse con el armario —para eso ya nos llega el resto de la semana—, sino para disfrutar de la comodidad del algodón y las prendas básicas. Si no que se lo digan a Abel y Selena, ambos con outfits deportivos en blanco y en negro. La cantante ha dado una lección a todo el star-system, ya no sólo por la sencillez de su celebración, sino incluso por el regalo que pidió a familiares, amigos y fans: colaborar con una pequeña ayuda económica con la fundación que investiga el lupus, enfermedad que ella misma padece y que el pasado año la apartaba de los escenarios. ¡Bravo, Selena!
Por último, no podía quedar sin mostrar el nuevo objeto de deseo de muchas féminas: el chándal de Dream Scene al completo, un dos piezas cuyo precio ronda los 117 euros y que ya está agotado en varias e-stores multimarca.

¿Qué os parece el conjunto, el regalo y la tranquila celebración escogida por la cantante? ¿Tendrá alguna sorpresa reservada The Weeknd para los próximos días? No nos extrañaría tener nuevas noticias próximamente.

- Te puede interesar: Selena Gómez, 25 años y una década de éxito a través de sus 'beauty looks'

Más sobre