Bien dicen que los diamantes son los mejores amigos de una chica y tal parece ser que con una pureza absoluta y un color intenso este diamante encabeza la lista. “Pink Star” es una piedra rosa de 59.6 quilates en forma de lágrima y montada en un anillo, que fue vendida en 2013 en Ginebra, alcanzando un precio récord de 83 millones de dólares, lo que la convirtió en el diamante rosa más grande vendido en una subasta. Sin embargo el comprador no pudo completar el pago por lo que cuatro años después la casa Sotheby’s ha decidido volverla a poner a la venta.

La pieza fue catalogada por el Instituto Gemológico de Estados Unidos (GIA) como el más grande en su tipo. Por su parte, Sotheby's dijo que "La Estrella Rosa", inicialmente fue extraída por De Beers en 1999 como un diamante en bruto de 132.5 quilates antes de ser cortado y lustrado.

"El extraordinario tamaño de este diamante de 59,60 quilates, con su riqueza de color, supera a cualquier diamante rosado conocido en la historia", dijo David Bennett, presidente mundial de la división de joyería de Sotheby's.

El diamante recién fue presentado por Sotheby's en Londres antes de la subasta que se llevará a cabo en Hong Kong el 4 de abril. El récord actual para un diamante rosado lo tiene una piedra de 24.78 quilates, la mitad del tamaño de "La Estrella Rosa", que fue vendido en Ginebra por 46.2 millones de dólares en 2010.

Más sobre