Emma Watson es Bella y su estilo le ha acompañado en cada uno de los estrenos de su gira. Desde que decidiera interpretar a esta princesa de cuento, Emma se ha decantado por unos vestidos que destilan romanticismo, tanto como el personaje de su cuento, y, no solo eso sino que además la confección de todos ellos respeta el medio ambiente. De ahí que la actriz haya creado una cuenta de Instagram sólo para hablar de los diseños de los  estilismos y además concienciar a su seguidores de la importancia de apoyar la moda sostenible, una inciativa que está siendo muy aplaudida por sus seguidores.

La primera parada de su gira de La bella y la bestia fue París, donde Emma lució un abrigo de Stella McCartney, la primera firma internacional de lujo que se ha comprometido a producir productos sin usar cuero, piel o plumas. Horas después de su llegada a la Ciudad del Sena, cambio de vestuario y lució un look creado especialmente para ella por Laura Kim y Fernando Garcia de Oscar de la Renta formado por un bustier de satín con bordado de flores, un fajín rojo de seda orgánica, así como pantalones tipo capri de lana orgánica,acompañado de unos elegantes stilettos. Por último y para una cita sobre la alfombra roja se decantó por un vestido diseñado por Nicolas Ghesquiere a partir de materiales reciclados como botellas de plástico.

Emma StoneVER GALERÍA

En Londres eligió un estilismo con el que asumía a la perfección su papel de Bella. El modelo fue elaborado especialmente para Emma por la diseñadora británica Emilia Wickstead. "El vestido ha sido creado con una tela sobrante procedente de un negocio de gestión familiar, una empresa de Londres especializada en telas artesanales, y producida en Italia. Estos trozos de tejido que nadie quiere han tenido una nueva vida; habitualmente las cantidades irregulares de excedente o de telas sobrantes no se pueden vender, así que son destruidas", ha explicado la actriz en la mencionada cuenta de Instagram sobre la compleja configuración del vestido. Además, Watson asegura que “este vestido ha sido creado en el atelier londinense de Emilia Wickstead por un equipo formado sólo por mujeres”. Los otros dos  estilismos fueron un conjunto de pantalón y jersey con 'cut out' de Phillip Lim realizado en viscosa y acetato biodegradable con el que estaba ‘bellísima’ y un diseño de firma española Carmen March, formado por top blanco y un pantalón negro.

Emma Stone en LondresVER GALERÍA

Por último, en  Shangai eligió una creación que no dejó a nadie indiferente. Convertida en una princesa Disney, Watson lució un vestido joya de Elie Saab en color nude. El vestido fue confeccionado con 15 metros de tul bordado en hilo seda y revestido de lentejuelas y pedrería acompañado por una impresionante capa al más puro estilo de Bella. la protagonista.

Emma Stone en ShangaiVER GALERÍA

Hasta el próximo 17 de marzo que llegue La bella y la bestia a los cines, Emma Watson nos seguirá deleitando con sus looks de princesa moderna y eco-friendly.

Más sobre