Es un hecho, la familia Trump ha llegado a la Casa Blanca en estilo y con un glamour indiscutible. Esta mañana durante la ceremonia de investidura de su padre, Donald J. Trump, Ivanka vistió un pulido traje blanco firmado por Oscar de la Renta que homenajeaba a través de su color y corte a las sufragistas estadounidenses.

Más tarde, durante el baile inaugural de su esposo, Melania Trump sorprendió al lucir impecable con un diseño creado por ella en conjunto con quien se postula como su diseñador de cabecera, Hervé Pierre. Pasaron un par de minutos más al ritmo de “My Way” de Frank Sinatra para que los Trump lo hicieran de nuevo e Ivanka se sumara con su esposo Jared Kushner a la pista de baile, deslumbrando con su atuendo digno de una princesa a cargo de Carolina Herrera.

ivanVER GALERÍA

Descrito por la firma como “Champagne”, el vestido presume un corte “princesa” con un profundo escote en “V” y unas exquisitas mangas largas con detalles bordados sobre transparencias. Aplicaciones de cristales en delicadas capas de tul sumaron aires elegantes al look de Ivanka, quien solo complementó su look con unos pendientes de diamantes en forma de gota y su anillo de compromiso.

Su maquillaje de carácter natural, conformado por tonos rosas, durazno y nude, estuvo a cargo de la make-up artist mexicana Alexa Rodoulfo quien es ya una de las inseparables de la hija de Donald Trump. En cuanto al peinado, Ivanka lo llevó recogido en un moño, lo que agregó toques de sofisticación a su look.

Ivanka es una gran clienta de Carolina Herrera pues no es extraño encontrarla temporada tras temporada sentada en la primera fila de los desfiles de la creativa venezolana. De hecho, el pasado diciembre cuando la diseñadora fue cuestionada con si vestiría o no a Melania Trump, contestó:

“Es un honor vestir a las primeras damas del país y eso es algo que hago por los Estados Unidos. Eso no es para mí, es para el público”.

Más sobre