Pepe y Heather: una historia de esperanza y segundas oportunidades

Pepe y Heather: una historia de esperanza y segundas oportunidades

Una familia supera el cáncer infantil con la ayuda del St. Jude Children‘s Research Hospital

Esta es la historia de una familia unida que se ha enfrentado y vencido el cáncer infantil no una, sino dos veces. Pepe y su tía Heather fueron diagnosticados con cáncer y tratados en el St. Jude Children’s Research Hospital. La comodidad de ser tratados en el mismo lugar les ayudó a ellos, y a su familia, a afrontar su enfermedad y su tratamiento con tranquilidad.

En febrero de 2017, a los 17 años, a Heather le diagnosticaron una forma rara de leucemia. “Yo era una chica normal de 17 años. Y luego, instantáneamente, cuando lo escuché, no supe qué pensar. Me sorprendió escuchar esas palabras...tienes cáncer.” A lo largo de su tratamiento, Heather confió en el apoyo de su madre. “Siempre me he aferrado a mi mamá. Trabajaba todo el tiempo, pero siempre estaba ahí. Realmente es una estrella… no podría haberlo hecho sin ella. Todo lo que necesitaba, lo hacía posible”.

Sonia, la mamá de Heather, a su vez, confió en el apoyo del personal de St. Jude. “La primera vez que entré… una enfermera me estaba esperando. Me abrazó y me dijo que todo estaría bien. Si no entiendes algo, te lo explican,” ella dijo. “Si necesitas un intérprete, llaman a alguien. Dios y el Hospital St. Jude, es increíble lo que hacen.”

La experiencia de Heather en St. Jude la ha inspirado a convertirse en especialista en vida infantil.©St. Jude Children's Hospital
La experiencia de Heather en St. Jude la ha inspirado a convertirse en especialista en vida infantil.

Heather dijo que su experiencia en St. Jude fue inspiración para sus propias metas y aspiraciones. “Todos fueron tan buenos, explicándome mi diagnóstico y lo que harían. Tienen especialistas en vida infantil y organizan eventos, bailes de graduación, graduaciones y fiestas para que los niños tenga una situación normal. Creo que eso es lo que quiero hacer. Amo a los niños y me gustaría que se sintieran cómodos, como me hizo sentir mi especialista en vida infantil. Todo en la vida sucede por una razón, y siento que St. Jude me mostró lo que estaba destinado a hacer en la vida. No puedo agradecérselo lo suficiente.”

Pepe con su mamá, Tiffany©St. Jude Children's Research Hospital
Pepe con su mamá, Tiffany

Dos semanas antes de su primer aniversario de estar libre de cáncer, el sobrino de 6 meses de Heather, Pepe, fue diagnosticado con neuroblastoma, un tumor canceroso. Fue tratado en St. Jude, al igual que Heather. Cuando la madre de Pepe, Tiffany, se lo contó, Sonia no podía creerlo. Una vez que el médico confirmó que sería trasladado a St. Jude fue entonces cuando Sonia le dijo a Tiffany: ”No te preocupes, está en las mejores manos.”

“Cuando me enteré por primera vez, pensé que mi mundo se derrumbaba”, dijo Tiffany. “Sólo saber que Heather lo superó, fue un gran alivio para mí, saber eso. Y el médico simplemente hizo que se sintiera aún mejor.”

Tiffany con Pepe durante uno de sus tratamientos en St. Jude©St. Jude Children's Research Hospital
Tiffany con Pepe durante uno de sus tratamientos en St. Jude

Tiffany encontró fuerza en el apoyo de su familia cuando Pepe comenzó el tratamiento en St. Jude, con tan solo tenía 6 meses de edad. “Para Pepe, eso es todo lo que sabía. Todo era normal para él. No sabía nada más. Su patio de recreo eran los pasillos de St. Jude. Cuando Pepe sonreía, veía el lado bueno de las cosas, no siempre hay que estar triste, no siempre tienes que estar asustado porque él nos mostró su fuerza,” dijo Tiffany.

Sonia con su nieto Pepe.©St. Jude Children’s Research Hospital
Sonia con su nieto Pepe.

La abuela de Pepe habló sobre su valentía y optimismo durante su tratamiento en St. Jude. “Pepe siempre sonreía,” dijo Sonia. “Todos podíamos estar tristes, pero su sonrisa nos alegraba porque sabíamos que iba a estar bien. Si St. Jude no existiera, la verdad es que no sé qué habría sido de mi familia. Mi corazón está en St. Jude.”

Heather con Pepe en St. Jude©St. Jude Children's Research Hospital
Heather con Pepe en St. Jude

Heather y su sobrino compartían un vínculo, no solo como miembros de la familia, sino como pacientes con cáncer. “St. Jude, realmente es como un segundo hogar. Pepe y yo íbamos juntos a las citas, nos apoyábamos y caminamos juntos por los pasillos. Tenemos un vínculo especial. No puedo esperar a que se haga mayor para que entienda por lo que ha pasado. Él simplemente lo está pasando sin decirle a la gente cómo se siente, siento que es mucho más fuerte que yo.”

Pepe espera algún día convertirse en policía©St. Jude Children's Research Hospital

“Me alegra saber que tiene otra oportunidad después de estar enfermo”- comparte la mamá de Pepe, Tiffany. “Dice que quiere ser policía. Me encanta que tengamos una segunda oportunidad.”

“Como madre, estoy muy feliz de tenerlos a ambos y de celebrar la vida de Heather y Pepe. Estamos más unidos que nunca.” - dijo Sonia.

“La familia significa mucho más que lo que está en un libro,” dijo Heather. “Al final del día, simplemente nos ha haecho el doble de agradecidos por todo lo que tenemos ahora. Nos sentimos bendecidos, y es por eso por lo que se me saltan las lágrimas, porque no podía imaginar todo lo que están haciendo por nosotros. St. Jude te asegura de que no solo usted o la persona que atraviesa el cáncer estén bien, sino que toda la familia esté bien.”

St. Jude Children‘s Research Hospital lidera la forma en que el mundo comprende, trata y derrota el cáncer infantil y otras enfermedades potencialmente mortales. Su propósito es claro: Encontrar curas. Salvando niños.®

Es el único Centro Oncológico Integral dedicado exclusivamente a los niños designado por el Instituto Nacional del Cáncer, los tratamientos inventados en St. Jude han ayudado a impulsar la tasa general de supervivencia al cáncer infantil del 20 por ciento a más del 80 por ciento desde que abrió el hospital, hace más de 50 años. Y St. Jude no se detendrá hasta que consigan que ningún niño muera de cáncer.

Al compartir libremente los descubrimientos, cada niño salvado en St. Jude significa que los médicos y científicos de todo el mundo pueden usar ese conocimiento para salvar a miles de niños más. Las familias nunca reciben una factura de St. Jude por tratamiento, viaje, alojamiento o comida, porque lo único que le debe preocupar a una familia es ayudar a sus hijos a vivir.

Para información sobre cómo ayudar a familias de St. Jude como Heather y Pepe, visite stjude.org/family.

Y asegúrese de visitar St. Jude Inspire para descubrir más historias impactantes de esperanza, fortaleza, amor y bondad de St. Jude. También puede seguir a St. Jude en Facebook, Twitter, Instagram y TikTok, y suscribirse a su canal de YouTube.

Suscríbete a nuestra newsletter. Se el primero en conocer las noticias sobre tus celebridades y miembros de la realeza favoritos y descubre las últimas tendencias en moda y belleza.
More about