Cena en casa con amigos lifestyle

Los 3 pasos para organizar la cena perfecta en casa

Los detalles hacen la diferencia, desde la selección del menú hasta la decoración, ambiente musical y sorpresas para tus amigos

Ser la anfitriona perfecta es un título que puedes obtener con el primer evento que planifiques. Y una fabulosa cena en casa para celebrar junto a tus amigos es la mejor ocasión para probar tus dotes culinarios, así como tus habilidades decorativas, atención a los detalles y creatividad para seleccionar desde el playlist musical hasta opciones de entretenimiento que le darán ese toque casual a tu dinner party

Para ayudarte en esta en tarea, te dejamos esta breve guía con los principios básicos de lifestyle que debes seguir para organizar una cena chic un fin de semana o durante la temporada de fiestas que ya está a la vuelta de la esquina.

RELACIONADO: ¡Fáciles de preparar! 4 deliciosos aperitivos para Thanksgiving

El estilo minimal o el rústico siguen en tendencia esta temporada para decorar todo tipo de eventos

1. Temática & decor

El primer paso para sorprender a tus invitados es definir si la cena será o no temática. Al hacerlo, te será mucho más sencillo armar el menú, elegir la paleta de colores y buscar los acentos típicos para un magnífico table setting. Si prefieres, por el contrario, mantener todo low-key, una excelente solución es apelar a la estética minimalista o a la siempre trendy rústica en lo que respecta a la ambientación. 

De este modo, puedes combinar diferentes materiales como madera y el lino con la porcelana o el colored glass en la vajilla, copas y candelabros a lo largo de la mesa principal y en la de cócteles de bienvenida. Además, el blanco, negro, el azul marino, el beige y el verde del greenery funcionan igual de bien en interiores como en exteriores.

Los platos deben servirse en bandejas y fuentes variadas para crear puntos focales diferentes en la mesa

2. Menú sofisticado

No es un secreto que el menú es el punto más importante de la cena. Si bien las opciones son casi infinitas, los clásicos appetizers más el principal y postre no deben faltar. También es un must incluir platos vegetarianos o small bites para que quienes sufran de alguna intolerancia a ciertos ingredientes puedan degustar sin riesgos. 

Las recetas que decidas preparar pueden alternar entre las “infalibles” –como los deviled eggs o los mini grilled cheese sándwiches– hasta las más complejas de inspiración asiática o las que tengan una base de carne de res o pescado. Recuerda que la presentación es clave, así que procura servir cada plato en fuentes y bandejas vistosas y ubicarlas céntricamente para que todos tengan fácil acceso a ellas.

La elección del vino para una cena es igual de importante que el menú, y puedes alternar entre blanco, tinto y rosé

3. Vino: el elemento gourmet

El vino es esencial para el correcto maridaje; así que si no eres una experta consulta al momento de comprarlo. Ahora bien, una regla de lifestyle que toda hostess debe saber es que se trata de una escala de color y sabor; por lo que se inicia con los destilados más suaves, dejando los vinos con más cuerpo para los platos principales y los afrutados para la hora del postre

¿Blanco, tinto o rosé? Durante una cena en casa es válido servir los tres, solo ten en cuenta el menú, así como la temperatura del vino y las respectivas copas. Te damos un tip adicional: es mejor contar con un par de botellas en reserva que tener que salir apresuradamente porque calculaste mal para la velada. 

Como la intención es disfrutar y pasar un buen rato con tus amistades, es conveniente que tengas preparada una selección de juegos para amenizar las horas finales. Aprovecha el cambio de estación y estrénate –si no lo has hecho– como una excepcional anfitriona.

 

Más sobre