duelo-meghan

Cómo gestionar el duelo por un aborto espontáneo, como el que ha sufrido Meghan Markle

Hemos sabido que la duquesa sufrió la pérdida del que iba a ser su segundo hijo, una situación muy dura por la que pasan muchas mujeres, como ella ha comentado.

by Nuria Safont

No hay recetas, ni nadie tiene la clave para superar el trauma y el duelo que puede producir un aborto espontáneo, una situación muy difícil por la que, como ha querido compartir Meghan Markle, sufren muchas mujeres. Como ha contado la duquesa de Sussex, ella misma fue consciente del dolor emocional que produce y de la gran cantidad de mujeres que lo tienen que vivir, muchas veces a solas, puesto que, como la propia Meghan comenta, es todavía un tabú. Hablamos con varios expertos sobre el duelo en un aborto espontáneo y les preguntamos qué podemos hacer para sobrellevar esta terrible situación. 

- Leer también: Aborto espontáneo, una realidad que afecta a entre un 10 y un 20% de las embarazadas

Fases emocionales en el duelo tras un aborto espontáneo 

Un aborto es una pérdida y, pese que no se trata de un ser con el que ya convivimos, dicha pérdida puede convertirse en un hecho traumático que afecte a la mujer, a la pareja y, en ocasiones, a los demás hijos, si los hay, o al entorno familiar o el más cercano a la mujer. "Cuando se produce una pérdida perinatal se pierde a un ser al que se quiere, aunque no se le haya visto, ni se haya hablado con él, por lo que tras el aborto se va a producir un duelo. Las fases emocionales que se producen se asemejan a otro tipo de pérdida y dependen, eso sí, de la relación con el futuro bebé y en qué circunstancias se produce el aborto espontáneo. Es decir, no depende tanto de la semana de gestación en la que se produce el aborto, sino del vínculo y las circunstancias de la mujer", nos explica el psicólogo Rafael San Román, de iFeel. 

En los primeros momentos, por ejemplo, es posible que la madre decline hablar de ello durante un tiempo, por el dolor que le puede producir esta situación. O se niegue lo que ha sucedido. "Puede haber casos en que la mujer lleve a cabo, a veces sin darse cuenta, técnicas de evitación para no enfrentarse a la realidad que ha vivido, sobre todo, si durante el aborto ha habido una experiencia traumática". Estas estrategias pueden ser muy sutiles, por ejemplo, minimizar lo sucedido, o se puede negar, así como rehuir determinadas situaciones, esquivar lugares que puedan recordarle o obviar objetos que puedan recordar al futuro bebé", indica Rafael San Román.

Todas estas situaciones son normales y son maniobras de defensa que se adoptan, no siempre de forma consciente, porque aún no se tiene la tolerancia suficiente para encarar la pérdida y el malestar psicológico que provoca. Pasado un tiempo, la mujer puede haber elaborado más el duelo y sentir una mayor capacidad para contar lo que ha sucedido, sin necesidad de huir. "Eso no quiere decir que no haya dolor", explica Rafael San Román.  

Pese a que no hay un tiempo determinado en el que se experimenten estas fases, ni todas las mujeres van a sentir lo mismo, si pasados unos meses, por ejemplo, seis no se ha podido elaborar la pérdida, es conveniente consultar con un profesional sanitario. El periodo de mayor sufrimiento, aunque se pongan en marcha mecanismos de defensa, puede durar unos seis meses, aunque, como también insiste Eugenio Andrés Gualini, de MundoPsicólogos, "dependerá de la situación de la madre, o si se requerido una mayor intervención médica, puesto que las secuelas físicas, que también influyen, pueden ser también mayores". 

- Leer también: Qué hacer cuando el duelo se hace crónico

Cómo superar el duelo 

El duelo perinatal es muy peculiar porque se considera que tiene unos aspectos diferenciales frente a otras pérdidas que tienen que ver con la ruptura de la ley natural de vida, lo inesperado, cómo afecta al rol protector del padre y de la madre el haber perdido a un hijo. "No me gusta hablar de superación, puesto que no es cuestión de superarlo o no, sino más bien de integrar la pérdida", sostiene Rafael San Román. Y es que hay mujeres que no han llegado a superar del todo un aborto pero sí han podido seguir con su vida. 

"El duelo es un proceso largo y complejo y tiene muchas 'idas y venidas', pero sí hay que intentar evitar una situación puede producirse en el duelo perinatal: deslegitimar esta pérdida", advierte el psicólogo de iFeel. De hecho, hay cierta tendencia a buscar respuestas para que la mujer lo supere antes Por ejemplo, señalar que aún no se ha forjado una relación con ese ser que se ha perdido, que se es joven y se podrá tener más hijos, que la pareja ya tiene otros o que estas cosas pueden pasar. "Esto puede generar una sensación de 'inadecuación' en la persona y puede pensar que sus reacciones de dolor no están justificadas o que puede estar exagerando. Todo ello, puede conducirle a un sentimiento de soledad o a sentirse incomprendida. "Hay que cuidar mucho esas cosas y no restarle importancia. El hecho de que se aborte en las primeras semanas o meses, por ejemplo, no significa que la mujer no haya forjado un vínculo", advierte San Román. 

Por último hay que tener en cuenta que la muerte de un hijo, en el que se incluye el duelo perinatal, puede afectar a la relación de pareja. "Si no hay un acompasamiento puede ser motivo de ruptura", concluye Rafael San Román de iFeel. 

- Leer también: Coronavirus: ¿Cómo enfrentarse al duelo por la muerte de un ser querido?

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie