pez-betta

Pez betta o luchador de Siam: elegancia y belleza en el acuario

Uno de los peces más conocidos y queridos por los amantes de estas mascotas. Te explicamos cómo son estos animales de agua dulce, qué tipo de acuario necesitan y cuáles son sus cuidados

by Nuria Safont

Si eres amante de los peces, seguro que ya conoces al famoso pez betta, un animal de agua dulce que destaca por sus llamativos colores y sus grandes aletas y cola. Estas hermosas criaturas son comunes como mascotas en muchos hogares. Pero tener uno de estos peces, también llamados 'pez luchador o guerrero de Siam' requiere muchos cuidados. Ya que además de bellos son muy delicados y hay que vigilar el agua, el espacio, los demás peces con los que conviven así como su alimentación para que gocen de buena salud y podáis difrutar de la expectacular exhibición de color y nado de este pez. 

- Leer también: Mascotas: Todo lo que debes saber para tener un goldfish en casa 

¿Cuál es el acuario adecuado para mi pez betta?

Cuando adquieres un pez como mascota tienes que tener en cuenta donde lo vas a tener. Porque hay animales que pueden sobrevivir en una pecera. Pero hay otros que necesitan espacios más grandes, como el que ofrecen los acuarios. Este pez luchador es uno de ellos. De hecho, para garantizar su bienestar, lo ideal es que pueda habitar en un acuario de 20 litros como mínimo. Esto le permitirá nadar con más comodidad y acumular menos toxinas. 

Por otro lado, es probable que cuando adquieras un acuario compres también accesorios para este. Debes elegirlos con cuidado puesto que el pez betta es delicado hasta para esto. Por ejemplo, evita sobrecargar el acuario con objetos decorativos obligando a tu pez a tener que sortearlos constantemente o a nadar pegado al cristal. Asimismo, no coloques nunca decoraciones que puedan tener bordes afilados, puesto que podrían dañar las aletas de este pez luchador, una de las características físicas más llamativas de este animal. 

Por último, es conveniente que el acuario cuente con una tapa, puesto que este animal tiene tendencia a saltar. 

- Leer también: Einstein, el pez que nada con 'chaleco salvavidas'

¿Cómo debe ser el agua del acuario? 

La calidad y los grados del agua son otras dos cuestiones fundamentales a la hora de proporcionar los mejores cuidados a tu pez betta. La calidad debe ser buena, por tanto, el acuario debe contar con un buen sistema de filtración de bajo flujo para evitar que las toxinas de la orina, las heces del pez o la descomposición de los alimentos que no consuma se acumulen en el acuario y produzca un problema a tu mascota. Es vital que este filtro sea de bajo flujo ya que de lo contrario podría succionar las aletas del animal. 

El agua que utilices debe ser, preferentemente, embotellada, puesto que el agua del grifo puede contener metales pasados y otras sustancias nocivas para la salud del animal. Si te decantas por esta, debes utilizar un producto que elimine los residuos y el cloro. También puedes pedir en tu tienda aguas especiales para peces betta. Es una opción más cara pero también más segura. 

También es importante que se mantenga un pH en el acuario neutro o ligeramente ácido (no más de 6,5). Tienes que limpiar el agua con regularidad y cambiar un tercio del total cada cinco días.  

En cuanto a la temperatura, ten en cuenta que el pez betta es un animal tropical, por lo que el acuario debe mantenerse entre los 24 y los 27ºCy, a poder ser a una constante de 26ºC. Para eso, es aconsejable que incorpores al acuario una sistema de calefacción, ya que en general, nuestros hogares suelen estar por debajo de esta temperatura en invierno, y debes medir frecuentemente a cuántos grados está para asegurarte de que tu mascota está en las condiciones adecuadas. Si baja de 22ºC es posible que tu pez enferme y muera. 

- Leer también: ¿Pueden sufrir los peces al ser capturados?

¿Qué come el pez betta?

En su hábitat natural, el pez betta se alimenta de plantas, insectos y sus larvas. Para asegurarte de que le proporcionas la dieta más adecuada, tienes que asegurarle un 40% de proteínas. Puedes comprar preparados específicos para este animal porque de este modo tendrás la seguridad de que le alimentas correctamente. 

Además del tipo de comida, la cantidad también es importante para garantizarle una buena salud. En este sentido, es conveniente que le des varias veces de comer y que supervises que no está sobrealimentado. Si le ves muy hinchado y sospechas que puede ser por exceso de alimentación, habla con el veterinario para reducir la cantidad. Lo ideal es que no coma más de lo que puede ingerir en tres minutos. Así, además, evitarás que los restos se depositen en el fondo del acuario y se descompongan alterando la calidad del agua. 

¿Puedo tener más de un pez betta en el acuario?

No es lo más recomendable, puesto que se trata de un animal muy territorial que luchará para defender su territorio hasta hacerse daño. Por lo tanto, lo ideal es que si optas por este tipo de pez, lo tengas solo o con otras especies que no supongan una amenaza para él, por ejemplo, peces africanos. Aunque el veterinario será el que mejor te asesore. También tienes que tener en cuenta el tamaño de sus compañeros. Deben ser iguales y, a poder ser, sin aletas grandes. 

Y es que, como decíamos, el pez betta es uno de los peces más admirados por los amantes de la acuariofilia no solo por belleza, sino también por su fuerte personalidad. De algo le viene el sobrenombre de 'guerrero de Siam'. 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie