Un ejemplar adulto de la raza shar pei

Razas de perro

El shar pei, un perro fiel de carácter tranquilo y equilibrado

De origen chino, es una de las razas de perro más antiguas que existen

by Gtresonline

Como sugiere su propio nombre, los shar pei son originarios del sur de China y se trata de una de las razas más antiguas que existen. Es uno de los perros más curiosos y atractivos físicamente debido a su cuerpo cubierto de 'michelines' que los hacen prácticamente irresistibles a tener como mascotas.

En la Antigüedad, se conoce que eran utilizados por los campesinos como perros para cuidar el rebaño, perros de caza, e incluso, como perro guardián, siendo su posible origen el mastín tibetano y el Chow Chow. Sin embargo, actualmente es considerado como un perro de compañía ideal debido a su carácter tranquilo y equilibrado, aunque es fundamental ofrecerle una buena socialización desde pequeños, tanto con otras personas como con otros animales. Con una historia que se remonta a varios milenios atrás, los shar pei han sufrido una gran evolución con el paso del tiempo, y por su belleza y fidelidad incondicional son capaces de ganarse el cariño de cualquiera.  Pero como en el caso de todas las razas, adquirir un perro no debe ser un capricho y hay que tener en cuenta las necesidades de la raza y la responsabilidad que conlleva adquirir una u otra.

-Las 10 razas de perro más solicitadas del mundo

Rasgos físicos

Los shar pei son fácilmente reconocibles debido a los pliegues sobre su cuerpo y por su ceño fruncido. Tienen una complexión media, cuadrada y con poca distancia entre las patas delanteras y traseras. Como su propio nombre indica, shar pei significa 'piel de arena', refiriéndose a su pelaje corto y rasposo que resulta áspero al tacto. Su color puede variar entre gris, blanco y marrón, e incluso algunos perros pueden tener un tono azulado. Este es un rasgo muy llamativo ya que su lengua también suele ser de color azul oscuro. En términos generales, estos canes suelen medir entre 48 y 58 cm y pesan entre 18 y 29 kg. Existe dos líneas de Shar pei:

  • Shar pei americano. Son un poco más pequeños y robustos, con arrugas menos marcadas, hocico más ancho y el pelo más largo. 
  • Shar pei chino o tradicional. Por lo general son más delgados, con un hocico más fino y más altos, lo que hace que sean perros más ágiles. Al contrario que el americano, su cabeza no es tan robusta lo que le aporta un aspecto más elegante y delicado. 

Un compañero tranquilo y fiel

De temperamento sereno y equilibrado, por regla general, los shar pei son perros independientes y de un solo amo. Esto no significa que solo pueda convivir con una sola persona, sino que consideran como líder a un individuo y será a este al que más obedezcan. Los canes de esta raza que han tenido una socialización desde cachorros son mascotas entregadas a sus familias. Leales, juguetones y relativamente activos, los shar pei también pueden resultar tozudos y territoriales si no se les adiestra correctamente desde cachorros. Desconfiados por naturaleza, suelen dar problemas al mezclarse con otros animales con los que tratará de dejar claro que es él quien está por encima del resto. A la hora de aprender son muy inteligentes, aunque pecan de ser un poco cabezotas por lo que para adiestrarles, necesitarás una dosis extra de paciencia. 

-¿Sabes qué te está diciendo tu perro? Descubre el significado de sus gestos

¿Cómo cuidar de un shar pei?

Dependiendo del perro y de su crianza, en ocasiones es tan tranquilo que puede parecer ausente. Es por ello que en el caso de querer tener un shar pei como mascota, es muy importante saber estimularlo y jugar con él de cachorro. Es durante esta etapa cuando se vuelven más revoltosos, por eso es necesario que canalicen la tendencia de morder objetos hacia mordedores  o juguetes, especialmente de madera. No obstante, con el paso del tiempo se vuelve un perro tranquilo y muy sedentario, por lo que es necesario mantener una buena rutina de actividad física. La alimentación también es un factor clave ya que es una raza que tiene cierta tendencia a aumentar de peso y puede ser perjudicial para la salud. Su característica piel hace que sea propenso a sufrir infecciones, especialmente de cachorros, por eso es muy importante mantener una limpieza rutinaria para eliminar la humedad que hay entre pliegue y pliegue. Al tratarse de un perro con la salud delicada, este tiende a sufrir afecciones oculares, como el llamado estropión, en la que los bordes de los parpados se pliegan hacia adentro del ojo, y también problemas de oído. 
 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie