sintomas-gripe-covid

¿Coronavirus, gripe o catarro? Los expertos te ayudan a distinguir los síntomas

En tiempos de pandemia por la Covid-19 cualquier tos, estornudo o congestión nasal nos alarma. Sin embargo, no todo es coronavirus

by Nuria Safont

Con la vuelta al cole y la llegada del otoño a la vuelta de la esquina, es normal que suframos algún síntoma que nos pueda hacer temer que nos hemos 'cogido' el coronavirus. A esto se le suma que se acerca la época en la que el virus causante de la gripe volverá a aparecer en escena. Y la enfermedad cursa con síntomas muy parecidos a la Covid-19.  Con este panorama, ¿cómo saber si estamos ante un caso de infección por SARS-CoV-2, de gripe o un simple catarro? Acudimos a los expertos para salir de dudas y el doctor José Daniel Alcázar, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Málaga, reconoce que “en la fase inicial de estos tres procesos, los síntomas pueden resultar prácticamente indistinguibles. Sin embargo, aunque la mayoría de las señales que se les relacionan no son específicas de ninguna patología, hay algunos síntomas que pueden guiar en el diagnóstico”.

- Leer también: ¿Tengo que vacunarme de la gripe para evitar las complicaciones de la Covid-19?

Fiebre elevada, clave de la Covid-19 y gripe

Uno de los síntomas que nos puede hacer pensar que podemos estar ante un positivo por coronavirus es la fiebre muy alta. Esta, acompañada del cansancio o el dolor muscular está más relacionada con un proceso gripal o, incluso, con la Covid-19 que con un simple resfriado. 

Si aparece dificultad respiratoria, tenemos que consultar con un médico, pues esta señal está más relacionada con la infección por coronavirus. De hecho,  el doctor José Daniel Alcázar incide en la atención a los síntomas respiratorios como la tos y el ahogo; “son los síntomas más alarmantes y que más pueden identificar un caso Covid, porque no son frecuentes o tan frecuentes en una gripe ni mucho menos en un catarro, donde predominan los síntomas de congestión nasal y moqueo”.

- Leer también: Gripe o resfriado: cómo diferenciarlas por sus síntomas

Aparición brusca de los síntomas, más común en la gripe 

También podemos observar cómo y cuando aparecen los síntomas. Por ejemplo, si lo hacen de forma brusca, es decir, si hoy me siento bien y mañana tengo mucha fiebre, es probable que se trate de la gripe, ya que la Covid-19 suele dar la cara de forma más paulatina. 

Otro síntoma muy asociado a la Covid-19, es la pérdida de olfato. De hecho, entre un 80% y un 90% de los contagiados sintomáticos de COVID-19 padecen o han padecido una disfunción del gusto y el olfato como un síntoma más de la enfermedad, por lo que esta alteración está siendo de gran importancia en el diagnóstico de la misma, y requiere un tratamiento individualizado. La pérdida completa o parcial del olfato, e incluso otras alteraciones como la percepción de olores desagradables, o la distorsión de un olor, pueden aparecer como una de las primeras manifestaciones de la enfermedad. Al perder el olfato, también se suele alterar la percepción del sabor de los alimentos, puesto que las partículas volátiles de la comida estimulan también el sentido del olfato por vía retronasal, para aportar gran parte de la información sensitiva

En cuanto al periodo de incubación, es decir, el tiempo que transcurre desde la infección hasta la aparición de las señales de enfermedad es de 3 a 4 días en la gripe y hasta de dos semanas en el caso del coronavirus. Aunque los últimos estudios señalan que el 50% de la población suele experimentarlos a los 5 días. 

Todas estas señales pueden ayudarnos a sospechar si estamos ante un caso de gripe, Covid o catarro. Sin embargo, el diagnóstico solo puede hacerlo un médico. Es más, el especialista se servirá de la prueba que lo determinará definitivamente, la PCR o reacción en cadena de polimerasa, una técnica de laboratorio que permite detectar el ARN del virus en nuestro organismo. 

- Leer también: Coronavirus: el síntoma de la pérdida de olfato y cómo recuperarlo

¿Qué hago si tengo fiebre? 

Debido a que la fiebre puede ser una manifestación de Covid-19, en el caso de que una persona la tenga, debe adoptar las medidas de precaución necesarias para no contagiar y, si es posible, quedarse en casa. “En el caso de que un niño presente síntomas respiratorios o fiebre, debe evitar ir al colegio y consultar con el pediatra el procedimiento a seguir”, señala el especialista. 

Por último, recuerda el doctor que otra forma de sospechar el posible contagio de coronavirus es el factor epidemiológico. "El contacto con otros pacientes con diagnóstico confirmado de Covid-19, siempre debe ser un elemento de alarma que obligue a descartar la presencia de esta enfermedad en todos los miembros que hayan estado en contacto a través de las pruebas PCR. Igualmente, “dado el contexto epidemiológico, en caso de padecer fiebre de más de cuatro o cinco días en personas de más de 30 años sin contacto previo de riesgo, también obligaría a descartar el Covid-19”, explica el doctor José Daniel Alcázar.

- Leer también: Coronavirus: los otros síntomas de la Covid-19

¿Se tratan igual la gripe y la Covid-19?

Hoy en día, no hay un tratamiento específico claramente eficaz para ninguno de los tres procesos a pesar de que hay fármacos antivirales diseñados específicamente para la gripe y la Covid-19, así que “el tratamiento en los tres casos suele ser de mantenimiento y, en el caso de sospecha de Covid-19, con síntomas como una complicación respiratoria o fiebre de más de cuatro días, habría que acudir al Servicio de Urgencias para practicar exámenes complementarios, diagnosticar y descartar una neumonía, lo cual puede ser motivo de ingreso hospitalario”, apunta el neumólogo José Daniel Alcázar.

Los síntomas menores, como cansancio, malestar, moqueo, etc. se deben tratar de una manera convencional; con medicamentos de mantenimiento sin necesidad de ir a Urgencias por ello. Mientras que, como concluye y resume el especialista, siempre ante fiebre de 3-4-5 días y la presencia de ahogo, se debe acudir a Urgencias para ser valorado.

En cuanto a la pérdida de olfato asociado al coronavirus, se puede acudir a una unidad de recuperación de olfato, presente en algunos hospitales, o entrenar en casa. Por ejemplo, se puede dedicar 10 minutos cada día a oler diferentes aceites esenciales y reconocerlos, anotando en un cuaderno qué olemos. Como indica Pablo Sarrió, otorrinolaringólogo y responsable de la Unidad de Olfato del Hospital Clínico San Carlos, de la Comunidad de Madrid, “con este entrenamiento se consigue acelerar la recuperación del olfato en gran medida, hasta tal punto que los pacientes pueden mejorar en varios meses lo que sin tratamiento podrían tardar muchos años en recuperar”.

Te puede interesar: 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie