kn95

Coronavirus

Mascarilla autofiltrante KN95: la protección que ha elegido hoy doña Letizia

La Reina nos ha sorprendido con un cambio en su equipo de protección frente al coronavirus, eligiendo una mascarilla que protege de fuera hacia dentro y a la inversa, y cuya capacidad de filtrado es superior a la higiénica

by Nuria Safont

Doña Letizia ha decidido usar dos tipos de mascarillas en su viaje a Navarra para visitar un colegio en el municipio de Milagro y un instituto en San Adrián. Además de la higiénica que suelen utilizar en público la Reina y los demás miembros de la Familia Real, ha escogido otro tipo de mascarilla, una autofiltrante o respirador KN95 (nomenclatura que se aplica en función de la normativa china). Este tipo de cubre bocas es asimilable al equipo de protección individual (EPI) FFP2 de la Unión Europea, con una capacidad de filtrado del 95%, superior a la higiénica, que es la que aconseja el Ministerio de Sanidad en el contexto de la pandemia de la Covid-19.

Las mascarillas KN95 o las FFP2, además, están diseñadas para proteger al usuario, puesto que crean un sello hermético contra la piel y no permite que pasen partículas peligrosas presentes en el medio, como gases, vapores, aerosoles y agentes infecciosos como, por ejemplo, virus como el coronavirus SARS-COV-2

Las N95 son respiradores equivalentes a las KN95 y FFP2 pero certificados por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los Estados Unidos. La mayoría de ellas podemos adquirirlas en establecimientos autorizados, como algunos supermercados y en farmacias y no son reutilizables. 

- Leer también: Coronavirus: errores que cometes con la mascarilla y que pueden exponerte a un contagio

¿Quien debe usar estas mascarillas?

Según señala el Ministerio de Consumo en su guía para comprar una mascarilla, los equipos de protección con filtro están recomendados para aquel sector de la población que esté en contacto con el virus o tienen profesiones de riesgo relacionadas con la Covid-19. Así como para población vulnerable y si el médico lo estima conveniente. Para el resto, la misma guía recomienda las mascarillas higiénicas.

Estas tampoco son lo mismo que las mascarillas quirúrgicas, las que solemos ver en los hospitales, clínicas, y otros ambientes médicos. Las quirúrgicas son material sanitario que están diseñadas para evitar que el personal y los pacientes infectados (o sospechosos de estarlo) transmitan agentes infecciosos. Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar, especifica la guía del Ministerio de Consumo. 

Asimismo, cualquier tipo de mascarilla no evita el contagio completamente si no se contempla la distancia social de dos metros, el lavado de manos así como otras medidas higiénicas como toser o estornudar en el codo o en un pañuelo desechable, quedarse en casa y comunicarse con el personal médico si aparecen síntomas o si se ha estado en contacto estrecho con un positivo en Covid-19. 

Tal como nos confirma Antonio Blanes, director de los servicios técnicas del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, preguntando sobre por qué la Reina ha podido utilizar una mascarilla KN95 además de la higiénica en su vista al colegio navarro, "la recomendación general de las autoridades para población sana es el uso de mascarillas higiénicas. En función de la situación, pueden estar recomendadas las mascarillas quirúrgicas (productos sanitarios) o los equipos de protección individual (EPI) como las FFP2 o KN95". 

El experto insiste en que En cualquier caso, las mascarillas son solo un medio complementario de protección. "Es fundamental seguir cumpliendo con el resto de medidas preventivas recomendadas por el Ministerio de Sanidad", recuerda Blanes. 

- Leer también: Coronavirus: qué tipo de mascarillas tengo que usar para cada ocasión

Uso correcto de las mascarillas 

Con el objetivo de concienciar a la ciudadanía, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG) recuerdan las pautas esenciales para un uso correcto de las mascarillas:

  • Antes del uso o manipulación de la mascarilla, limpieza o higienización de manos.
  • La mascarilla debe estar siempre en su posición correcta. No se retira para hablar, toser, etc.
  • La mascarilla debe cubrir nariz y boca
  • La mascarilla no se toca y nunca se debe meter el dedo por dentro.
  • Para retirar la mascarilla, hacerlo tirando de las gomas o cintas, evitando tocar el tejido.
  • La mascarilla tiene que ser usada siempre del mismo lado.
  • La mascarilla no debe guardarse suelta en el bolso o los bolsillos sino, preferiblemente, en un sobre de papel o una bolsa de tela que se pueda lavar. 

- Leer también: Coronavirus: Cómo utilizar bien las mascarillas para protegernos

Duración y reutilización de las mascarillas

En cuanto a la duración o posibilidad de reutilización de las mascarillas, desde el COFG apuntan que las define el fabricante, por lo que esta información debe consultarse en la caja o en la impresión de la propia mascarilla.

Con carácter general, las mascarillas de un solo uso deben ser desechadas inmediatamente una vez utilizadas. Solo ante la situación de abastecimiento limitado se contempla su reutilización.

Como pautas generales, este es el periodo máximo de uso recomendado en función del tipo de mascarilla:

  • Higiénica: 4 horas o retirar cuando esté húmeda.
  • Quirúrgica: 4 horas o retirar cuando esté húmeda.
  • Mascarilla de tela/caseras: no se han establecido tiempos de uso. Cambiarla cuando esté húmeda o sucia.
  • Autofiltrante (engloba las FFP2 y KN95): 8 horas aproximadamente. Sin efecto acumulativo, es decir, una vez abiertas, las mascarillas se deberían desechar a las 8 horas. 

- Leer también: Los problemas de un mal uso de las mascarillas

Cómo saber que no es una mascarilla falsa 

Hay que leer bien el etiquetado y asegurarse de que cumplen la normativa. En cualquier caso, y tal com recuerdan desde Maldita.es, web especializada en desmontar bulos, no siempre es fácil garantizar al 100% que una mascarilla no es falsa. Estas son las indicaciones que deben aparecer: 

Mascarilla higiénica (las hay de tres tipos): 

  • Mascarillas que cumplen las especificaciones UNE 0064 y 0065, es decir, se han sometido a ensayos que demuestran su eficacia. 
  • Mascarillas que no llegan a cumplir el estándar de calidad UNE o han hecho ensayos en base a otras normas. 
  • Mascarillas sin especificaciones. 

Mascarilas quirúrgicas 

  • Deben llevar la el marcado CE de la certificación europea. 
  • Deben cumplir el estándar de calidad UNE EN 14683
  • Se debe indicar si son de tipo I o tipo II. Las de tipo II, por ejemplo, son resistentes a salpicaduras de sangre u otros líquidos biológicos. 

Mascarillas EPI (con filtro) 

  • Deben indicar el tipo de filtro (FFP1, FFP2, FFP3)
  • El etiquetado debe indicar si son reutilizables (R) o de un solo uso (NR)
  • Debe mostrar el marcado CE 
  • Debe mostrar el estándar de calidad UNE-EN-149

Mascarillas sin marcado europeo

Las equivalentes a las EPI FFP2 pueden no llevar el marcado europeo. En estos casos, debe figurar lo siguiente:

  • N95: debe llevar el nombre del fabricante, el logo NIOSH-42CFR84
  • KN95 debe llevar el nombre del fabricante y el marcado GB2626-2006 o  GB2626-2019

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie