agapornis

Agapornis, esos pequeños loros 'inseparables'

Qué son, características, cuidados… todo lo que debes saber para tenerlos en casa como mascota

by Gtresonline

Si eres amante de las aves esta especie te va a enamorar. El agapornis pertenece a la familia de los Psittaculidae y es originario de África. Miden entre 13 y 16 centímetros y se caracterizan por tener la cola corta. Los reconocerás porque son como pequeños loros, con un plumaje de gran colorido, simpáticos y muy sociales. Precisamente su naturaleza social les lleva a buscar un compañero de vida, de ahí que sean apodados como 'inseparables', y lo normal es que si, se tienen como mascota, sea en pareja. Se arreglan entre sí las plumas, juegan y se acurrucan, acompañándose las 24 horas del día; es la opción ideal por su carácter juguetón y enérgico.

-Beneficios de que los niños crezcan con mascotas

En caso de querer tenerlos como compañeros de hogar, es recomendable que sea una pareja formada por macho y hembra, de la misma especie (hay hasta 9 diferentes, aunque 3 son las más comunes: roseicollis, fischeri y personata), pero no de la misma familia. Si no quieres criar de ninguna manera, entonces deben ser dos machos, ya que las hembras son más territoriales y pueden pelearse.

-5 libros que fomentan el amor a las mascotas

Por lo general el agapornis es un pájaro pacífico que no suele atacar si no se siente muy amenazado. Notarás su estado agresivo si comienza a agitar las alas emitiendo ruidos constantes y se lanza contra los barrotes de la jaula con picotazos. Pero lo normal es que esté tranquilo, que no pare quieto, que ahueque las plumas y estire sus patitas como signo de bienestar. Su esperanza de vida es de 12 años, aunque algunos pueden lleagar a los 15.

- ¡Al agua perros! Estas razas adorarán bañarse contigo

Cómo cuidar a un agapornis

La jaula ideal para esta especie es de forma rectangular, con barrotes horizontales para que puedan sostenerse y una distancia entre ellos nunca superior a 1,5 cm para evitar que metan la cabeza. El tamaño también es importante, la jaula ideal debe ser grandecita; para una pareja se recomienda 1 metro de largo por medio metro de ancho y alto. Con el fin de facilitar la limpieza, la parte inferior debe cubrirse con papel de periódico o de cocina, así como tierra especial para aves. Dentro de la jaula no pueden faltar perchas de ramas naturales (evita las de plástico y las perchas limauñas) y un par de juguetes, como cuerdas y columpios, pero no más porque les limitaría el espacio.
Hay que colocarla preferiblente en un lugar donde dos de las caras den contra la pared, lo que les ofrecerá sensación de seguridad, libre de corrientes, humos o luces directas. Y debe desinfectarse a fondo una vez a la semana.

Es una especie que tiende a engordar por lo que alimentación debe ser equilibrada, con una mezcla de diferentes tipos de semillas de un tamaño medio en el que no haya pipas ni grasas. Es recomendable que un par de días a la semana les des frutas o verduras, bien picaditas, y que tengas en mente una pequeña lista de alimentos prohibidos: el aguacate, las patatas, la calabaza, la carne, café, perejil, bebidas alcohólicas y gaseosas, el chocolate, dulces, alimentos salados y leche.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie