rottweiler

Rottweiler, un perro fuerte y potente con un carácter fiel y protector

Bajo su imponente apariencia, se esconde un perro servicial que, correctamente adiestrado, no tiene por qué desarrollar una conducta agresiva ni nerviosa

by Gtresonline

Fuertes y robustos son los dos adjetivos que, a primera vista, mejor definen a los rottweiler, una raza canina originaria de Alemania, considerada potencialmente peligrosa debido a sus imponentes características físicas. Sin embargo, bajo este aspecto compacto, se esconde un animal cariñoso, sensible y altamente protector. El origen de los rottweiler se remonta a tiempos del Imperio Romano, donde realizaban labores de protección y conducción del ganado, aunque también eran utilizados como mascotas de compañía. En 1904 se definió el estándar y, cuatro años después, fue reconocido como 'perro policía' por su costumbre protectora y sus hábitos serviciales. Actualmente, este can, que ha demostrado a lo largo de la historia tener una enorme valentía en momentos históricos como la Primera Guerra Mundial, donde ejercía de perro mensajero, se ha consagrado como una de las razas más populares en países como Estados Unidos

Pastor belga malinois, el más activo e incansable de la raza

De gran tamaño, pero ágil

Los rottweiler son una de las razas grandes más fuertes y potentes del mundo canino. Los machos adultos miden entorno a los 63-69 cm y pesan unos 50 kg, mientras que las hembras suelen estar entre los 58-64 cm de altura y los 38 kilos de peso. Aún así, son muy ágiles y capaces de correr y saltar con facilidad. Destacan por tener unas extremidades musculosas y potentes y una cabeza grande con orejas triangulares, un hocico cuadrado y fuerte y belfos ligeramente caídos. Son conocidos por contar con un pelaje negro, duro, liso y apretado, con manchas muy concretas de color óxido.

- ¡No paran! Así son las razas de perro más inquietas

Incondicionalmente fieles

Los rottweiler defienden a los suyos hasta el final. No se alteran sin una causa justificada, pero son perros dominantes que no toleran con facilidad a los otros canes y, en el caso de los machos, tienen un sentido innato para la pelea. No obstante, las hembras son mucho más tolerantes, se integran rápidamente a la vida de familia y tienen un sentido protector muy desarrollado con los pequeños. La sociabilización y el adiestramiento de estos perros es vital desde una edad temprana para que consigan desarrollar su lado más tranquilo y amable y no una conducta agresiva y nerviosa.

- Razas de perros que pueden ser un problema si hay niños en casa

¿Cómo convivir con un rottweiler?

Este perro necesita un dueño que sepa cómo tratarlo. Son perros grandes que tienden a desarrollar desarrollar obesidad, por lo que se debe controlar la cantidad de comida y evitar que la ingieran rápidamente. Es recomendable ofrecerles raciones más pequeñas, repartidas a lo largo del día, y establecer determinados hábitos, como comer siempre a las mismas horas y en el mismo lugar, para controlar su instinto. El ejercicio físico es indispensable para que este animal pueda gozar de una buena salud física y mental. Un adulto necesitará más de dos horas de ejercicio diario. Sin embargo, en cuestiones de aseo, son fáciles de mantener. Un buen cepillado a la semana y un baño cuando sea necesario serán medidas más que suficientes para mantener a esta mascota limpia y cuidada. 

Todo lo que debes tener en cuenta a la hora de viajar con tu mascota

Más sobre: