Chica practicando pilates

Los 5 errores más frecuentes que cometemos al practicar pilates

Acudir con el estómago lleno, una elección errónea de prendas y olvidarse de la respiración son algunos de los fallos más comunes que pueden empañar la sesión

by Gtresonline

Mejora y corrige la postura corporal, aporta fuerza y flexibilidad y contribuye a combatir el estrés y la ansiedad. Estos son solo algunos de los beneficios del pilates, un gran aliado de la salud que no deja de sumar adeptos. Otra de las ventajas de esta disciplina creada por el alemán Joseph Hubertus Pilates, que une fuerza muscular, respiración y control mental, es que permite entrenar sin riesgo. Al ser una actividad sin impacto, posibilita trabajar el cuerpo y tonificar la musculatura sin riesgo de lesiones. Sin embargo, existen errores que cometemos de forma habitual a la hora de poner en práctica los movimientos, especialmente cuando nos estamos iniciando, que pueden producir diversas molestias y 'empañar' la sesión, si no los tenemos en cuenta. 

¿Puede el pilates ayudarme a perder peso?

Olvidarse de respirar

En pilates, cuerpo, mente y respiración son una única unidad. Cada movimiento se coordina con la respiración, pero, cuando somos principiantes, nos olvidamos de esta importante parte. Debemos concentrarnos en el control del centro y en los movimientos acompañándolos de una respiración tranquila y fluida. Poco a poco iremos incorporando los patrones de respiración que exige la disciplina. No obstante, también puede ocurrir justo lo contrario; poner demasiado énfasis en la respiración. La respiración debe facilitarnos la ejecución de los movimientos y, en el caso de forzarla, puede distraer nuestra atención y desestabilizarnos.   

-Ejercicios de pilates que te ayudan a estirar y cuidar tus lumbares

Ropa inadecuada

Uno de los fallos que se comete a menudo se produce antes de comenzar la práctica, al seleccionar la ropa con la que vamos a realizar la misma. Al igual que cuando hacemos running nos detenemos a elegir unas zapatillas adecuadas para pisar el asfalto con seguridad, en pilates también tnemos que optar por prendas específicas que nos permitan libertad de movimiento, además de evitar llevar complementos que puedan incomodarnos o limitarnos, como grandes joyas y anillos.

-Ponte en forma este verano, haciendo pilates... ¡en el agua!

Descuidar la postura

Mantener una correcta alineación de las articulaciones es fundamental para la práctica. Arquear la espalda, en vez de alargarla hasta el techo, no mantener la cabeza alineada con la columna y elevar y adelantar los hombros, que deben estar relajados y alejados de las orejas, son algunos de los fallos posturales más comunes, que pueden acarrear dolores y lesiones. 

-¿Sabes qué tipo de pilates es el que más te conviene?

Movimientos rápidos 

Tenemos que tratar de movernos a cámara lenta, adoptando una velocidad que nos permita sentir de dónde nace el movimiento. Es fundamental realizar los ejercicios con calma, de forma pausada, para trabajar profundamente la musculatura y asegurarnos de mantener una correcta alineación del cuerpo. Podremos aumentar la velocidad cuando tengamos totalmente controlados los ejercicios, a medida de que vayamos avanzando. 

-Ejercicios de pilates para fortalecer el suelo pélvico

Comer antes de la sesión

Comer de forma contundente antes de la práctica nos puede jugar una mala pasada. No existe una fórmula exacta, pero lo idóneo es ingerir un tentempié ligero una hora antes de comenzar la clase, como puede ser una fruta fresca o un puñado de frutos secos. Si acudimos con el estómago lleno, no podremos sacar todo el partido a la sesión. Eso sí, no debemos olvidar que para un correcto desempeño físico necesitamos estar bien hidratados.

De Cristina Pedroche a Gwyneth Paltrow: los frutos secos conquistan a las 'celebrities'

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie