abuela y nieta bailando

Psicología

¿Cómo gestionar la relación entre abuelos y nietos en tiempos de coronavirus?

El vínculo que se establece entre los mayores y los más pequeños de la casa es muy fuerte

by Pilar Hernán

El vínculo entre los abuelos y los nietos es uno de los más intensos que podemos encontrar en las relaciones familiares. Por eso, la brecha que ha ocasionado la crisis sanitaria y social del coronavirus ha cambiado, inevitablemente, la forma de relacionarse de los más mayores y los más pequeños de la casa en muchos casos. Estamos a las puertas del Día de los Abuelos, que se celebra cada año el día 26 de julio y, por eso, hemos querido analizar cómo pueden afrontar esta nueva normalidad, en la que prima la distancia social -más aún con los colectivos más vulnerables-, tanto los abuelos como sus nietos. ¿Se acostumbrarán a este nuevo mundo, esperemos que temporal, sin un contacto tan estrecho? “Dado que hay alternativas de expresión de afecto con las personas más allegadas, la clave es cambiar el estilo de expresión y realizarlo con precaución”, nos cuenta Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen.

Lee también: Claves para proteger mejor a nuestros mayores frente al coronavirus

Sin abrazos por el momento

Uno de los aspectos que más ha roto nuestra rutina es la imposibilidad de dar abrazos para preservar la seguridad de los más vulnerables. “Se recomienda abrazar mirando en direcciones opuestas, los niños abrazando por la cintura a los adultos, dar besos en la parte trasera de la cabeza. Lo que no se puede es abrazar cara a cara, ni con las mejillas juntas, mirando a la misma dirección”, nos cuenta la experta, basándose en las recomendaciones de los expertos. Hay, además, alternativas al contacto físico. “Manualidades, gestos, inventar con el menor nuevas maneras de expresar afecto, que sea un juego y complicidad entre los abuelos y los menores”, nos detalla.

Lee también: Coronavirus: ¿por qué la Covid-19 no afecta a los niños y a los adultos sí?

Disminuir los niveles de ansiedad

Sin duda, los ancianos y los más pequeños han sido grandes afectados por el confinamiento, ¿qué herramientas necesitan para volver a recuperar cierta normalidad? “Tanto los ancianos como los más pequeños necesitan exponerse a las salidas y a la rutina diaria, siendo responsables con las medidas de distanciamiento y seguridad. Esto ayudará a disminuir los niveles de ansiedad, si se tienen. La preocupación y precaución tiene que continuar dado que todavía no se ha superado esta pandemia, pero disminuir los niveles de miedo y ansiedad es positivo para el bienestar de las persona y aprender a convivir con esta incertidumbre, desde el cuidado a los demás y el autocuidado”, nos cuenta.

Lee también: Cómo deben ser las visitas a familiares mayores para no exponerles al coronavirus

Un vínculo muy intenso

Como decíamos, el vínculo que crean los más pequeños con sus abuelos es muy intenso, ¿de qué manera ha podido afectaresta situación que hemos vivido? “El vínculo afectivo seguro entre abuelos y nietos no se habrá visto afectado, dado que la base era buena y han podido mantener contacto a través de las vídeollamadas. Donde se ha podido ver cierto distanciamiento afectivo es con los más pequeños, lo que ha podido derivar en que al principio hayan podido mostrar cierta desconfianza hacia sus abuelos, por no tenerlos de referente durante esos meses, pero al pasar unas semanas y volver al patrón anterior, el vínculo se vuelve a reestablecer”, apunta la psicóloga.

Lee también: Cuando los abuelos viven lejos de los niños

Mejorar el estado de ánimo de los más mayores

De lo que no hay ninguna duda es de que los más pequeños contribuyen a mejorar el estado de ánimo de los abuelos. ¿Qué propone para que esto no se rompa en una situación como la actual? “Efectivamente dicha relación tiene efectos positivos tanto para los abuelos como para el desarrollo emocional de los menores. Por lo que, en cada casa, tienen que ver cómo van a enfocar dicha situación para que puedan tener relación. Recomiendo que si hay alguna persona de riesgo, se consulte con el médico para ver cómo pueden enfocar dicha situación. En el caso que no, seguir con las medidas que se nos recomienda, sobre todo en la expresión de afecto”, añade la experta.

Lee también: Cómo conseguir que los niños respeten la distancia de seguridad

La ayuda de las tecnologías

Si siguen sin poder verse -por estar en residencias, por ejemplo, ¿qué les recomienda para afrontar estos meses? “Que les envíen fotos, vídeos, que les ayuden a que estén presentes, los profesionales de las residencias están ayudando con el manejo de dichos dispositivos, y desde las residencias están realizando diferentes acciones para facilitar dicho acceso. En el caso que no sea así, hablar con los profesionales de la residencia para ver cómo elaborar herramientas que permitan interacción y no conlleve riesgo”, apunta.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie