mujer mirando su cabello

¿Tiene relación el coronavirus con un aumento de la caída del cabello?

Aumentan las consultas de pacientes que han padecido el covid-19 que ven cómo su pelo se cae más de lo habitual

by Pilar Hernán

Son muchos los frentes de investigación abiertos con respecto al coronavirus. Los profesionales médicos y de la comunidad científica trabajan sin descanso para conocer más datos que aporten luz sobre el covid-19, una enfermedad que ha puesto nuestro mundo patas arriba y de la que aún quedan muchos detalles por conocer, desde los nuevos síntomas hasta las claves sobre la inmunidad. De hecho, es en estos momentos, cuando han pasado meses desde los primeros contagios, se está hablando mucho del vínculo de la caída de pelo que están padeciendo ahora personas que padecieron el covid-19 en primavera. ¿Hay un vínculo entre este problema y la enfermedad causada por el SARS-CoV-2? Hemos hablado con dos expertos que nos ayudan a entender mejor esta relación y si la caída del pelo es una secuela más de la enfermedad.

Lee también: Calvicie y Covid-19: ¿qué relación existe entre ambas patologías?

Un aumento de las consultas por caída del cabello

“Efectivamente estamos viendo un mayor número de consultas por caída de pelo estas semanas, no solo en personas que han tenido el covid, sino también en pacientes que no han pasado la enfermedad. Este tipo de caída acelerada se denomina efluvio telógeno, y es frecuente que ocurra varios meses después de un estrés importante, ya sea un ingreso por una enfermedad, una operación, la pérdida de un familiar...”, nos cuenta el doctor José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de Clínica Dermatológica Internacional al respecto. “Hay veces que se debe a la ingesta de determinados fármacos, y otras que aparece de manera estacional (aumentan también las consultas por este motivo en otoño, generalmente) o por déficit de alguna vitamina o mineral. Se debe a un aumento de los folículos que están en fase de telogen (fase de caída) con respecto a los que hay en fase de anagen (crecimiento)”, añade el experto.

Lee también: ¿Notas que se te cae más el pelo tras el estrés vivido estos meses?

Cabello afectado por infecciones serias

Podemos, por lo tanto, encontrarnos con una caída del cabello provocada tanto por haber padecido la enfermedad, pues la infección puede haber hecho mella en nuestro cabello, como por el estrés vivido a lo largo de estos meses. Tal y como confirman en el Instituto de Dermatología Integral, se sabe que en los casos de infecciones serias, prolongadas y con ingresos en UCI, el pelo se ve afectado de distintas formas: efluvio telógeno, alopecia areata, agravamiento de alopecias androgenéticas, etc. Sin embargo, nos indican que lo cierto es que está aún por aclararse si la infección por covid-19 podría también afectar al cabello por estos mecanismos o por otros más específicos. Lo que sí que se puede constatar y es significativo, es que los especialistas en cabello han visto aumentadas las consultas de pacientes que han padecido esta enfermedad y han sufrido una pérdida de cabello mayor que antes de estar infectados por el coronavirus. "Se están realizando estudios, pero al ser un fenómeno totalmente nuevo, aún estamos en fase de recogida de datos, estudios analíticos y de laboratorio, que permitan obtener datos agregados y sacar conclusiones", nos dice el doctor Sánchez Viera, director del IDEI.

Lee también: Así afecta la alopecia a tu autoestima

¿Influye la gravedad del cuadro?

Nos preguntamos si en esta manifestación de caída del cabello influye el hecho de haber padecido la enfermedad en un grado más o menos grave. "No se sabe todavía con seguridad, porque esta caída del cabello se está viendo tanto en pacientes que han padecido el covid de forma grave, y que han tenido que estar ingresados en la UCI, como en pacientes que han padecido la infección con mucha menos severidad", nos explica el director del Instituto de Dermatología Integral. Y le preguntamos también si es normal que los pacientes estén notando ahora la caída del cabello. El doctor Sánchez Viera nos confirma que es algo que entra dentro de lo esperable, porque el efluvio telógeno no es inmediato. "A menudo aparece después de semanas o incluso varios meses después del episodio de enfermedad severa. Incluso cuando se manifiesta después de un periodo de estrés, que es otra posible causa asociada a la pérdida de cabello en pacientes que han sufrido el covid, se manifiesta semanas o meses después. Esto se debe a que el ciclo del cabello es muy lento y las caídas que se están viendo en la actualidad no obedecen a un problema de hoy sino a algo que ocurrió tiempo atrás", añade.

Lee también: Los mejores alimentos para frenar la caída del cabello

Así ha influido el confinamiento en nuestro cabello

Y, como decíamos, al margen, el confinamiento que ha vivido la población durante este periodo está dejando secuelas en el cabello y en la piel. Tal y como confirman en el Instituto Médico Dermatológico, se ha visto un incremento en las consultas relacionadas con la pérdida capilar, patología en la que el estrés y la ansiedad son factores de riesgo. Además, de que el miedo al contagio por la enfermedad ha hecho que los pacientes dejen de acudir al dermatólogo para tener un diagnóstico o seguir un tratamiento ya iniciado.

Es cierto que en primavera se suele caer más el cabello, lo que conocemos como efluvio telógeno, que forma parte del proceso de renovación del cabello, y que vuelve a crecer de manera natural. “Sin embargo, este año estamos viendo casos en los que el cabello sigue sin recuperar el grosor y la densidad producida por ese proceso. Son casos de efluvio telógeno agudo, caracterizado por una pérdida muy acelerada de cabello asociada a algún evento ocurrido aproximadamente tres meses antes del diagnóstico, es decir, coincidiendo con el confinamiento” explica el Dr. Miguel Sánchez Viera. Entre las principales causas de esta patología están: infecciones, fiebre, gripe, cambios bruscos en la alimentación (dietas muy restrictivas o muy calóricas), postparto y, por supuesto, el estrés.

Lee también: La contaminación también provoca caída del cabello

Alopecias areatas

Además, el doctor Sánchez Viera nos confirma que se han incrementado las consultas por alopecias areatas (pérdida de cabello en placas), cuyo origen se cree que está en un proceso autoinmune por el cual el propio cuerpo ataca al folículo piloso, aparece o se agrava en periodos de estrés. “Sin embargo, diagnosticadas a tiempo, no se produce una destrucción del folículo piloso, por lo que el cabello perdido se puede volver al recuperar con el tratamiento adecuado”, añade el Dr. Sánchez Viera.

Lee también: Alopecia femenina: ¿es normal que la mujer también sufra la caída del cabello?

¿Qué podemos hacer?

“Lo importante es realizar un correcto diagnóstico y tranquilizar, ya que es una patología reversible, en la que el folículo está intacto y, por tanto, un nuevo pelo ocupará el lugar que ha dejado el anterior. Solemos solicitar una analítica para descartar déficits nutricionales o alteraciones hormonales y, en ocasiones, para acortar la duración de estos episodios los dermatólogos recomendamos suplementos orales y tratamiento tópico (minoxidil, mesoterapia...)”, nos cuenta el doctor Ramírez Bellver. Mientras, el director de IDEI aconseja que los pacientes deben recuperar sus revisiones dermatológicas, ya que de no hacerlo pueden empeorar o desarrollarse nuevas enfermedades, que con un diagnóstico y tratamiento precoz pueden solucionarse en la gran mayoría de los casos.

"Existen diferentes tratamientos que se están mostrando eficaces y que son los que se utilizan en defluvios telógenos de otras causas. En algunos casos son fármacos que se pueden administrar vía oral, tópica (como el minoxidil) o mediante mesoterapia capilar. También se están mostrando efectivas algunas vitaminas que influyen en el ciclo del cabello, como la biotina, entre otras. En general, todo lo que contribuye a mejorar el estado general tras la infección, ayudará a mejorar la alopecia. Pero es aconsejable consultar al dermatólogo para realizar un estudio a fondo y tratar específicamente cada caso", concluye el doctor Sánchez Viera, que añade que los datos que se tienen hasta el momento indican que se trata de una alopecia temporal que responde a los tratamientos, "pero aún es pronto para afirmar que todos los casos que se están tratando se vayan a comportar de la misma manera".

Lee también: 'En diez años ya no habrá más calvos'

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie