caravana

Este es el secreto de las personas felices y con mayor paz interior

En la búsqueda de la realización y el crecimiento personal se nos olvida que hay pequeños gestos que lo valen todo. Así puedes alcanzar la plenitud.

by Nuria Safont

Nos pasamos la vida buscando cuál es el camino de la felicidad. Intentando descubrir qué podemos hacer para lograr la paz interior y para sentirnos mejor con nosotros y con los que nos rodean. Se nos olvida, a veces, que esa sensación de plenitud no precisa de grandes gestos. Y que no es necesario viajar a los lugares más recónditos del planeta para averiguar cuál es el secreto de las personas más felices. De hecho, a veces puede bastar con un pequeño ajuste en la vida y todo, de repente, cambia. Por supuesto, a mejor. De todo esto nos puede hablar muy bien Juanjo Fraile, autor del libro 'La magia de la gratitud' (Ed. Alienta). Charlamos 'virtualmente' con él sobre su libro y nos explica que implicaciones tendrá en nuestra vida el simple hecho de dar las gracias. Y es que, si nos paramos a pensar, seguro que tenemos mucho que agradecer y eso transformará nuestra existencia. Parafraseando a Elsa Punset, realmente, no es magia, es inteligencia emocional. 

   ¿Ser felices depende de nosotros o de nuestros genes?

¿Qué es para ti dar las gracias?

Agradecer supone para mi (y para cualquier persona que lo haga sinceramente), conectar con la emoción más poderosa y positiva que tiene el hombre. Por tanto, agradecer es una emoción que todos tenemos dentro. Todos podemos, voluntariamente, sentir la emoción de la gratitud. No se trata de una cuestión de cortesía o educación (dar las gracias), sino de practicar el agradecimiento como una forma de orientar los hábitos de tu día a día.

Por tanto hablamos de activar una emoción, no un pensamiento. Una emoción intensa y poderosa que personalmente me ha ayudado a salir de los malos momentos de mi vida, a luchar contra las enfermedades y a convivir con el mundo de una manera infinitamente mejor. Y justamente por ello quiero compartirlo con todo el mundo para que lo conozcan, se den cuenta de esta maravilla y la puedan emplear para ser más felices, mejores personas y tener el éxito auténtico que merecen.

   Ser más humilde, para ser más feliz

¿Cómo nos fortalece por dentro ser agradecidos?

Hace ya más de 2.000 años Cicerón decía: “la gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que además es la madre de todas las demás”.

Por tanto no propongo nada nuevo... pero sí es cierto que socialmente hablando hemos olvidado que la emoción de la gratitud es la llave que abre la puerta de todas las emociones positivas y bonitas que guarda dentro cada persona. Y ese olvido lo pagamos muy caro en nuestro día a día... demasiado caro!

Hay una regla que funciona siempre y nos han ocultado con la educación durante cientos de años: y es que cuando se está conectado con la emoción de la gratitud, cuando se siente el agradecimiento sinceramente, es totalmente imposible tener a la vez pensamientos o emociones negativas. Esto es así, pero no me creas y verifícalo por ti mismo.

Y cuando te des cuenta de que la regla funciona, desde ese mismo instante, tendrás la consciencia de que es inútil estar mal pudiendo estar bien; y que la decisión de activar uno u otro estado de ánimo depende únicamente de ti y tu actitud voluntaria y sincera.

Más aún, te pido que conectes con tus emociones positivas permanentemente (las tienes inagotables), y no vuelvas a dejar que te manipulen ni hacer que tu felicidad y tu éxito dependan de terceros

   Psicología: Qué es el enfado crónico y por qué te resta energía

 

¿Por qué nos cuesta tanto serlo?

Con el paso del tiempo la humanidad (especialmente la occidental y más “desarrollada”), ha centrado todos sus esfuerzos en que trabajemos el Desarrollo Intelectual y el Desarrollo Material de cada persona. Nos han educado con esas claves, generando personas extraordinariamente competitivas en lo externo (valoraciones de terceros, obtención de dinero y bienes materiales, etc) , pero nos hemos olvidado de lo más importante: el Desarrollo Emocional de cada ser humano. Esto debiera ser lo más importante y, sin embargo, el sistema social en que vivimos se ha encargado de machacarlo y alejarnos de sus beneficios y bondades. Probablemente porque sea más sencillo dirigir y manipular a una sociedad pobre emocionalmente hablando, más aún si su objetivo de “lograr la felicidad” se controla desde fuera de cada individuo.

En este contexto generalizado la realidad es que habitualmente estamos muy lejos de saber cómo gestionar nuestras emociones. Nos arrollan la ansiedad y el estrés. Y resulta más sencillo ponernos en manos de “pastillas milagrosas para todo” que esforzarnos en aprender a mejorar. Es sorprendente y lamentable entrar en cualquier farmacia, ver sus principales estanterías y darse cuenta que lo que más se venden son pastillas para dormir o estar tranquilo.

En mi opinión debemos buscar dentro de cada uno. Conectar con nuestro ser interior Sinceramente y con voluntad de mejorar, de estar mejor cada día.

Conectar con tus emociones de forma voluntaria es sencillo si realmente lo deseas. Solo has de buscar ayuda al principio para que te muestren el camino. Y eso es lo que humildemente he pretendido con este libro. No doy recetas milagrosas... de hecho, ruego a los lectores que no den por hecho mis propuestas: les pido que las prueben y experimenten por ellos mismos, que vean si les funcionan, que las testen. Y que las adecuen a sus vidas, hábitos y objetivos. Porque ahí está el camino de aprender a convivir con tus emociones positivas y mejorar tu vida de manera increíble.

   Psicología: La importancia de soñar para la mente

 

Ponnos ejemplos de una jornada, por ejemplo, cómo empezar a dar las gracias y como terminar

He leído muchas veces que cada noche, al dormirnos, morimos para volver a nacer cuando nos despertamos en la mañana siguiente. Obviamente es una metáfora, pero sinceramente creo que esa reflexión tiene mucho valor porque muestra algo importante: cada día de nuestra vida es un regalo y está en nuestra voluntad aprovecharlo y estar mejor. Solo depende de nosotros (aunque de inicio pensamos que no por todo el contexto competitivo en que vivimos).

Pues bien, en este contexto mi recomendación es que te des cuenta de esta realidad: vives en cambio continuo e incertidumbre total. Y eso no es malo. Simplemente es. Y depende de ti crear hábitos y enfocar cada instante de tu día para disfrutar o para sufrir.

Por tanto, como detallo en el libro, puedes activar nuevos hábitos sencillos: regalarte los primeros minutos de tu nuevo día, aún en tu cama, para conectar contigo y agradecer la oportunidad de un nuevo día y enfocarte en lo bueno que tienes y te espera, dejando ir preocupaciones, miedos o tensiones; y en la noche, Justo antes de dormirte, en esos minutos que condicionarán tu sueño, respira tranquilo y repasa las cosas buenas que te sucedieron en este día que termina, agradeciendo sinceramente cada una de ellas. Estos dos hábitos, realizados conscientemente y conectado con tus emociones de gratitud, van a mejorar tu vida como no alcanzas a imaginar. Pero, de nuevo, cuestiona mi propuesta y experiméntalo por ti mismo. No creas lo que te digo, pruébalo para verificar si es cierto o no.

En este nuevo giro de tu vida hacia la felicidad, también puedes ampliar tus hábitos con herramientas que activan la 'Magia de la Gratitud': tu diario de la gratitud, el altar de tu gratitud, o la piedra mágica de la gratitud. De estos y otras herramientas hablamos en el libro y en los vídeos y recursos de la web

   Psicología: cómo acabar con los pensamientos negativos

Y si no somos capaces o tenemos sentimientos contradictorios...

Todos somos capaces, todos. Porque todos tenemos sentimientos y los vivimos intensamente en múltiples ocasiones. Por tanto no se trata de adquirir un recurso nuevo en tu vida, sino simplemente de darse cuenta de que lo tienes dentro de ti y aprender a activarlo y gestionarlo de forma voluntaria.

Puede parecer que todos buscamos soluciones desesperadamente urgentes cuando tenemos problemas o no estamos bien (una enfermedad grave, problemas de ruptura de relaciones, crisis económicas y profesionales, estados de ansiedad y agobio....). En esos momentos difíciles queremos remedios inmediatos. Y no nos damos cuenta (porque nadie nos lo ha enseñado), que un camino que nunca falla para superar las dificultades se encuentra dentro de cada uno de nosotros: activar la emoción de la gratitud; conectar con esa emoción y disfrutarla intensamente. Comprobarás cómo es imposible estar conectado con la emoción de la gratitud y tener a la vez cualquier otra emoción o pensamiento negativo. Es increíble y funciona siempre! Pruébalo, por favor.

Y cuando estás bien, en esos momentos de tu vida, dedícate tiempo para cultivar y trabajar nuevos hábitos de gratitud. Ahí te sorprenderán los resultados y todo lo bueno inesperado que te va a suceder.

Para concluir ¿por qué crees que dar las gracias nos puede cambiar la vida?

Sentir la emoción de la gratitud de forma voluntaria, adquirir nuevos hábitos y herramientas asociados a ello, a mi me ha cambiado la vida radicalmente a mejor. Esa certeza la he vivido, la he experimentado, y por eso la comparto con vosotros.

Pero es indudable que quien lea esto debe cuestionar mi propuesta, debe probarla antes de opinar, sin hacerse ningún prejuicio previo.Merece la pena probarlo... no se pierde nada y el beneficio puede ser incalculable.

Así que a partir de leer esta entrevista, te prometo que ya estás en el camino y de ti depende andarle para avanzar o dejarlo de lado. Solo depende de ti, de nadie más.

Más sobre: