emociones

Estas son las posibles emociones que vamos a experimentar en la 'nueva normalidad'

La sociedad no será la misma. No solo porque han cambiado las reglas del juego. También porque nosotros no vamos a ser los mismos. Estas serán las posibles consecuencias emocionales

by Nuria Safont

Lo sabemos nosotros y los expertos lo afirman: después del coronavirus no vamos a ser los mismos. Lo estamos notando ya. A pesar de la desescalada y que, poco a poco, vamos ganando más libertad de movimientos, lo cierto es que a la mayoría nos cuesta más relacionarnos, salir de casa, ir de compras con la alegría de antes o tomar una cerveza en una terraza con tranquilidad. La Covid-19 ha hecho mella en nuestra manera de ver las cosas y el estrés que hemos sufrido durante el confinamiento ha dejado cicatrices que tardarán en sanar. Los especialistas en psicología ya se refieren a la sociedad como 'supervivientes', y aunque en la nueva normalidad nuestra forma de vida no será igual, nos adaptaremos al igual que lo hemos hecho durante la cuarentena. Pero debemos 'aprender' de nuevo a relacionarnos con los demás y con nuestras emociones en la era 'post covid-19'

- Relacionado: Coronavirus: Fobias que podemos sufrir tras el confinamiento

¿Cómo nos afecta el coronavirus?

Durante estos largos meses de cuarentena, confinanimento, encierro en casa para protegernos y proteger a los demás hemos aprendido, a marchas forzadas, a relacionarnos con los demás de otro modo. Hemos sabido de nuestros familiares por teléfono, hemos abrazado y besado por videollamada, hemos tomado el aperitivo, brindado, conversado, etc con aplicaciones que ni sabíamos que existían. También hemos creado nuestro propio mecanismo de protección para sobrevivir a esta situación tan dura que ha provocado el coronavirus. La incertidumbre, el miedo, la sorpresa, el temor a lo desconocido, la tristeza, la ansiedad... emociones que han ido surgiendo y que hemos experimentado la mayoría de la sociedad.

Pero desde hace unos días y en las próximas semanas volveremos a relacionarnos físicamente, a aquella 'normalidad' que dejamos, aunque la retomaremos de forma distinta. ¿Seremos capaces? Porque son muchas las cosas que van a cambiar. Por ejemplo, relacionarnos a dos metros de distancia, reprimir las ganas de tocarnos, besarnos, abrazarnos, comunicarnos a través de una mascarilla ¿podremos con ello? 

Según afirma la psicóloga Pilar Guerra, sí lo seremos, pero tendrémos que ir adaptándonos poco a poco. "Primero, aceptando que, temporalmente, esta va a ser nuestra nueva manera de relacionarnos desde nuestra comunicación no verbal. Segundo, sintiendo que esto es temporal, para tener la visión esperanzada de un cambio a lo de antes, de no observar este momento como definitivo, sino un proceso de transición, para volver a lo que estábamos acostumbrados", señala. La experta, de hecho, nos da unas pautas para que nos acostumbremos y volvamos a disfrutar de los familiares y amigos. 

Relacionado: Coronavirus y psicología: cómo afrontar y superar el miedo al contagio

Efectos del coronavirus en nuestra relación con los demás 

Nos invaden las dudas, algo totalmente lógico ya que nuestro estilo de vida nunca se había visto condicionado por una situación así. En tiempos de coronavirus, los modelos de comportamiento están cambiado. Esta pandemia, ha provocado muchísimas emociones dispersas y diversas en cada uno de nosotros. Muchas personas se están sintiendo muy mal en el día a día, y ese estado se pone en evidencia cada vez que nos relacionamos con los demás. Las hay, por ejemplo, que están sufriendo un mayor grado de tristeza, que genera mucha irascibilidad visible en las conversaciones y debemos ser conscientes de ello. 

  • ¿Qué hacer en estos casos? La experta propone evitar ciertos temas de conversación que puedan crear tensiones. Deja de lado temas como la política, debido a que ahora más que nunca, se van a disparar las diferencias ideológicas. La escucha activa es muy importante para evitar situaciones de conflicto. No es otra cosa que escuchar atentamente al otro sin meter nuestros propios juicios por medio.
  • También es importante rodearnos de personas o actividades que sumen y no resten. Gracias al confinamiento hemos aprendido a elegir e identificar qué cosas y personas nos aportaban tranquilidad y paz.

- Relacionado: Psicología: el síndrome de la cabaña o por qué tenemos miedo a salir 

 

Los sentimientos que aparecerán tras la Covid-19 y cómo lidiar con ellos 

Vamos a desenvolvernos con emociones conocidas, como el amor, la tristeza, e incluso la felicidad, sentimientos de miedo e inseguridad ante el futuro. Vamos a sentir, y estamos sintiendo, nostalgia por lo que llamábamos vida cotidiana, aún cuando en su momento, nos pudiese costar llevarla a cabo.

Si nuestros seres queridos están en diferente fase o son personas de riesgo puede que aparezcan sentimientos de culpabilidad, ya que aún sabiendo que no es una elección nuestra, en el fondo de nuestro ser, nos seguimos sintiendo responsables de no poder hacer algo más por ellos. 

  • Para evitar estas emociones, la experta propone resaltar la capacidad de adaptación y de aceptación. Estamos aprendiendo a sentir que necesitamos muchísimo menos de lo que pensábamos. Pero, sobre todo, estamos aprendiendo a sentir el momento presente. El instante, el aquí y ahora. El ser humano, en su aspecto más emocional, tiene un inmenso poder de cambio, tan solo tenemos que saber desarrollar y potenciar los dones que no están a su cien por cien.

- Relacionado: Coronavirus: Frases bonitas y positivas para superar la ansiedad

La importancia de la comunicación verbal y la mirada

Hasta la llegada del coronavirus, las manos y nuestras caras nos permitían demostrar a los demás lo que sentíamos, y lo utilizábamos utilizado para demostrar el cariño, la amistad, en definitiva, la proximidad y el amor hacia los demás. Nuestro código afectivo va a cambiar, al menos por un tiempo. La manera de comunicaros se va a focalizar en las palabras y no en los actos.

  • No te avergüences por decir lo que sientes y cuando lo sientes. Olvida los prejuicios, la expresión emocional no te hace débil, al revés, te empodera. La cuarentena nos ha enseñado a acercarnos los unos a los otros sin la necesidad de tener contacto.
  • Confía en tus ojos y en el poder de la mirada. La mirada, sin duda es la herramienta desconocida que se va a convertir en una de las principales herramientas de relación para con los demás. Pongamos nuestra mirada en la mirada del otro, y aprendamos a sostenerla, para investigar las emociones que sentimos a través de nuestros ojos.

- Relacionado: Psicología: Aprendizajes emocionales que nos llevaremos

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie