Chicas con vientre plano y marcado

¿Quieres un vientre plano? Esta es la técnica que te puede ayudar a conseguirlo

La marcación abdominal se consigue con la liposucción de alta definición. Esta intervención de cirugía marca los músculos de tu abdomen de manera sutil para que puedas presumir de tableta y vientre plano

by hola.com

Quien no ha enviado, en alguna ocasión, el vientre plano y los abdominales marcados de Elsa Pataki o Chris Hemsworth o la tableta tan perfecta de Cristiano Ronaldo. El 'six pack' tan marcado no se consigue sin sacrificio. Horas y horas de machaque en el gimnasio y, por supuesto, una dieta para perder peso. Sin embargo, también existe la posibilidad de coger un atajo y lograr en menos tiempo la marcación abdominal. ¿Cómo? Hay un tipo de cirugía, la lipovaser que te puede ayudar a conseguirlo. También denominada lipovaser, lipo HD o liposucción de alta definición es una manera rápida de eliminar la grasa abdominal, eso sí, pasando por quirófano. 

Según explica el doctor Jesús Centeno, cirujano plástico, estético y reparador, este tipo de operación consiste en la extracción de la grasa mediante un procedimiento de ultrasonidos. Una vez retirada, el cirujano, como si fuera un escultor, va marcando la musculatura, gracias a un efecto de luces y sombras, de formas cóncavas y convexas. Pasado un mes, el paciente podrá apreciar esos abdominales, este torso o esos brazos deseados. Y es que, la lipovaser puede utilizarse para todo el cuerpo, no solo para el abdomen. 

- Relacionado: Ejercicios y dieta para un vientre plano, si tienes más de 40

En qué consiste el procedimiento

Según nos explican desde Opción Médica, para realizarse esta intervención hay que pedir una cita con un cirujano plástico. Es un acto muy importante ya que puedes conocerle y depositar tu confianza en él. En la exploración clínica, estudiará las zonas que te preocupan, verá el estado de acomodación de la piel y la cantidad de grasa acumulada y en función de estos parámetros te aconsejará la mejor Técnica para tu caso, además de informarte de los resultados esperados.

¿Cuándo está indicada esta intervención

Siempre que no se encuentren riesgos para el paciente, se puede recomendar en estos casos:

  • Acúmulos grasa localizados en abdomen y/o flancos.
  • Peso normal.
  • Poca o ninguna definición de los músculos rectos abdominales.

¿Cómo se realiza la marcación abdominal?

Al igual que una liposucción tradicional, se basa en la técnica aspirativa: mediante una cánula de punta roma introducida en el tejido graso se aspira la grasa localizada. Para marcar la musculatura abdominal, antes de la cirugía, el cirujano plástico te pedirá que contraigas los músculos para delimitar tus surcos naturales. Tras eliminar el tejido adiposo que dificulta la visión de los músculos y con la misma cánula, se perfilan las hendiduras que los separan.

Para la introducción de la cánula se realizan pequeñas incisiones de apenas unos milímetros, aprovechando normalmente los pliegues naturales de la piel, que una vez cicatrizadas, apenas son visibles.

Esta intervención se realiza generalmente con anestesia general y local a nivel del abdomen y flancos. En algunos casos es posible usar anestesia local y una ligera sedación. Siempre será el anestesista quien decida el tipo de anestesia que se utilizará, tras un preoperatorio. 

- Relacionado: Ejercicios para marcar abdominales y lograr un vientre plano

¿Cómo será el postoperatorio?

Tras la intervención, el cirujano realizará un vendaje compresivo en la zona operada para controlar el edema, el sangrado y para ayudar a que la piel se adapte a su nuevo contorno.

Durante las primeras 24 horas es posible que por las zonas de incisión se segregue un líquido rojizo. Es normal y bueno para el resultado, ya que disminuye la extensión e intensidad de los hematomas, si los hay.

Los especialistas recomendarán caminar lo antes posible. Al comienzo, se suele tener una sensación de pesadez y quemazón en las áreas liposuccionadas. La sensibilidad cutánea de estas zonas puede alterarse, pero en pocos meses se recuperara totalmente.

Es posible que se recomiende la toma de fármacos antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos los primeros días para minimizar todas las molestias.

- Relacionado: Vientre plano: dos expertos destierran los mitos sobre los abdominales

¿Cuándo podré volver a la normalidad?

Se podrá realizar una actividad normal al cabo de 48 horas. La actividad física intensa (deporte) deberá esperar a las 4 semanas.

La faja compresiva se llevará durante el primer mes las 24 horas y posteriormente sólo de día o de noche durante los 15 días posteriores. El objetivo de la faja compresiva es limitar el hinchazón y ayudar a que la piel se readapte perfectamente.

¿Cuándo veré el resultado?

El resultado es visible al cabo de tres o cuatro semanas aproximadamente. No obstante, el hinchazón y el retraimiento de la piel seguirán mejorando a lo largo de un periodo de 3 a 6 meses y, a veces, puede alargarse incluso hasta los 18 meses.

La grasa eliminada si te cuidas normalmente, no volverá a aparecer. Es por ello que es importante que mantengas unos hábitos alimenticios y de estilo de vida saludables tras la intervención.

- Relacionado: Abdomen: la guía definitiva de entrenamiento y dieta para tonificarlo

¿Existen algún riesgo?

Es una opción médica segura, siempre que sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Las complicaciones de esta cirugía son excepcionalmente raras y escasas, señalan desde Opción Médica. 

Sin embargo, no está indicado en todos los casos. Según aclara el doctor Jesús Centeno, de Sensabell Plastic Surgery no está indicado en casos de obesidad o sobrepeso. Lo primero es afrontar la intervención en las mejores condiciones de salud y estado físico. No sólo el peso es relevante, aclara, sino que los mejores resultados se obtienen en personas delgadas y con algo de musculatura. Es importante tener una buena base.

Existen otros casos en los que no se recomienda. El doctor Centeno añade patologías médicas de importancia como las tiroideas, la diabetes o las enfermedades reumáticas. Por supuesto, máxime si estas presentan una evolución negativa.

Por último, hay que recordar que esta intervención no dura para siempre. El paciente puede volver a su estado original si no se cuida, si no organiza unas nuevas rutinas o actualiza las que tenía en torno a una dieta sana y a la realización habitual de ejercicio físico, concluye el doctor Jesús Centeno. 

Más sobre: