Las mascarillas se han convertido en una fuente de contaminación

Coronavirus

Guantes y mascarillas: la nueva contaminación

Crece la preocupación por el exponencial aumento de estos dos elementos en la calle y en los océanos desde que se ha implementado su utilización

by Gtresonline

Desde el 21 de mayo es obligatorio en España el uso de mascarilla en espacios cerrados públicos, para las personas mayores de seis años, y en abiertos siempre y cuando no se pueda garantizar la distancia social mínima de dos metros. Es la nueva medida que recoge el BOE para hacer más efectivo el proceso de desescalada del estado de alarma y evitar así nuevos contagios por coronavirus. Aunque ahora revista obligatoriedad, lo cierto es que las mascarillas y los guantes llevan meses siendo el 'complemento' de cada ciudadano dentro de esta crisis sanitaria. También están llamados a tener un papel relevante en la llamada nueva normalidad

La utilización de la mascarilla y los guantes requiere de un extra de concienciación por cada uno de los individuos de la sociedad. Y no hablamos solo de su empleo, sino también de depositarlas en el lugar adecuado una vez utilizadas. En las últimas horas se han repetido imágenes de mascarillas tiradas por el suelo. Lo mismo sucede con los guantes de plástico que se dan en los supermercados para manipular alimentos. Un problema que preocupa y mucho dado el incremento de contagios de la COVID-19 y los efectos perjudiciales para el medio ambiente que puede llegar a producir. 

Leer: Si tengo que llevar mascarilla, ¿qué tipo es la más aconsejable?

Alerta por contaminación

Ante esta situación, los grupos ecologistas han mostrado su creciente preocupación por el alto nivel contaminante que generan estos residuos. La confederación Ecologistas en Acción ha elaborado un manual de reciclaje del material desechable con el objetivo de lograr un mejor manejo domiciliario en hogares positivos o en cuarentena por COVID-19. Inciden en el caso de mascarillas y guantes: "Las mascarillas y guantes de látex o nitrilo empleados para hacer la compra u otros usos no son envases y por tanto no deben depositarse en el contenedor de envases ligeros (amarillo). Nunca tires guantes ni mascarillas al suelo, deposítalos en los recipientes habilitados por los comercios o en la bolsa de la fracción resto (residuos de origen doméstico) de tu vivienda", informan en su sitio web oficial.  Otro de los efectos nocivos de tirar mascarillas o guantes por el suelo lo sufren los animales. Y así lo apunta la coordinadora de Libera Ecoembes, Sara Güemes: "Son un foco de contaminación porque los pájaros, por ejemplo, los digieren al confundirlo con una lombriz"

La solución al problema

Por otro lado, ha proliferado la presencia de estos dos materiales sanitarios en los océanos. Algunas playas de China han amanecido con rastros de guantes y mascarillas usadas. Un problema que se suma al ya existente de la alta concentración de plástico, ocasionando graves daños a la vida marina. El Proyecto Libera, creado por SEO/BirdLife junto a Ecoembes, recuerda que el 80% de los plásticos presentes son de fuentes terrestres. Por ello, desde estas organizaciones defensoras del medio ambiente y del ecosistema se apela al civismo de toda la población a la hora de desechar estos dos materiales de prevención que nos acompañarán durante los próximos meses de nuestra vida. La solución pasa por concienciarse individualmente y depositarlos en el contenedor adecuado una vez terminada su vida útil, nunca en el suelo. 

Leer: Con estos consejos lograrás que tu hijo se ponga la mascarilla

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie