desescalada-mascotas2

Cómo evitar que tu perro sufra con el desconfinamiento

Este cambio de rutina afectará a tu mascota, sobre todo, a tu perro. Por ello, tienes que preparar el momento para acostumbrarle a la nueva normalidad. Así puedes evitar que manifieste síntomas de tristeza o ansiedad

by Nuria Safont

Avanzamos en las fases de desescalada y los propietarios de mascotas nos preguntamos cómo vivirán nuestros animales de compañía el fin del desconfinamiento y la vuelta a la normalidad. Según los expertos, es probable que manifiesten síntomas de tristeza o de ansiedad por separación, ya que se habían acostumbrado a pasar mucho tiempo con nosotros. Pero es algo que se puede evitar. Por ello, antes de que, definitivamente, vuelvas a trabajar fuera de tu hogar y tengas que dejar a tu perro solo en casa, establece un plan para que tu perro se acostumbre a la nueva situación. Desde ¡HOLA! te ayudamos. 

- Relacionado: Mascotas en casa: consejos para entretenerlas y cuidar su salud

¿Cómo si si a mi perro le afecta la desescalada?

Las señales más comunes de que a tu pequeño peludo le está 'sentando' mal que vuelvas a marcharte son bastante claras. Ya que te lo hará saber. Por ejemplo, puede ponerse a olisquear tras la puerta, a ladrar o aullar reclamando tu atención y vuelta al redil o, también, puede dedicarse a hacer alguna trastada mientras tú te ausentes. 

Tal como explica Claire Vannier, co-fundadora de Tibiboo, una aplicación que pone en contacto a propietarios con voluntarios apasionados de los perros, y experta en comportamiento y nutrición animal, afirma que: “los perros se han acostumbrado a estar con nosotros en todo momento durante varias semanas, y cuando el confinamiento termine, la ansiedad por separación de ellos estará por las nubes". Los signos más claros serán: 

  • Está triste, apático.
  • Ya no quiere jugar.
  • No quiere comer.
  • Duerme mucho.
  • Lame excesivamente ciertas partes del cuerpo hasta que se lastima. 
  • Llora o hace cosas extrañas que no había hecho antes.

- Relacionado: Ansiedad por separación en perros, cómo tratarla

Cuidado con las tentaciones en casa 

Como vemos, puede ser normal que cuando se queden solos en casa hagan alguna trastada, algunas de ellas pueden poner en riesgo su salud. Por eso, hay que tener precaución con algunos objetos de la casa. Estas pueden ser sus preferencias: 

  • Comida: un clásico. A qué perro no le gusta 'robar' la comida que hayas podido dejar mano. Acuérdate de tener la cocina cerrada o todo aquello susceptible de ser comido alejado de tu mascota. Además de un empacho, podría sufrir  una obstrucción si come algo que no puede digerir.  
  • Ojo con los cables: es posible que a tu perro ansioso le dé por mordisquear cualquier cosa que pille a mano. Por tanto, revisa el cableado para evitar cualquier disgusto. 
  • Hay plantas tóxicas: los mordiscos a plantas u otros objetos son más típicos de perros cachorros o animales recién adoptados. Sin embargo, si tu mascota ha experimentado un cambio sustancial en su rutina puede manifestar su desacuerdo mordisqueando las plantas que antes le pasaban desapercibidas. Y algunas de ellas son tóxicas para nuestros peludos. 
  • El maquillaje también le atrae: quizá nunca lo has pensado, pero algunas de nuestras mascotas adoran el sabor de los cosméticos que tú utilizas. Por ello, antes de irte de casa, asegúrate de que lo tienes a buen recaudo. 

- Relacionado: Plantas tóxicas para perros y gatos 

 Qué hacer para prepararle para la desescalada 

Que tu perro no sufra (y tampoco tú si le da por cometer alguna travesura) está en tus manos. Los expertos, de hecho, señalan que incluso durante el confinamiento o mientras estemos en casa, podemos establecer algunas medidas de adaptación como, por ejemplo, dejarle en otra habitación y evitar que esté todo el tiempo con nosotros. 

Así lo recomienda la experta en comportamiento animal, Daniela Leal, veterinaria del equipo de Barkyn, quien subraya la importancia de mantener las rutinas diarias de los perros durante el periodo de cuarentena. Leal señala que no es aconsejable que en esta etapa los propietarios dediquen todo su tiempo a los animales porque el cambio repentino de rutina cuando todo vuelve a la normalidad puede desencadenar la aparición de problemas de comportamiento. Estos son sus consejos: 

  1. Mantener la rutina del perro en la medida de lo posible para no acostumbrarlos a algo que no será parte de la verdadera realidad del futuro. Para evitar problemas de comportamiento al regresar a la vida normal, como la ansiedad por separación, es importante pasar algo de tiempo en habitaciones diferentes, por ejemplo, durante las horas de teletrabajo.
  2. Entrenamiento de obediencia y educación: crear juegos que estimulen la capacidad cognitiva del perro e incluir una rutina de entrenamientos cortos, de 5 a 10 minutos, unas tres veces por semana, con el objetivo de enseñar algo nuevo o simplemente recordar algo ya aprendido para que se sientan motivados

Y sobre todo, mucha paciencia. Si para nosotros fue difícil el confinamiento y lo será volvernos a acostumbrarnos a la nueva normalidad, para ellos también lo es. Y esta desescalada puede convertirse en un reto para humanos y mascotas. Un buen asesoramiento de nuestro veterinario o experto en comportamiento animal nos ayudará a detectar y solucionar los problemas que puedan a aparecer. 

- Relacionado: Juguetes para mascotas que calman su ansiedad

Más sobre: