Cómo puede cambiar tu organismo si tomas un yogur al día

Dieta saludable

Cómo puede cambiar tu organismo si tomas un yogur al día

Es un alimento imprescindible para la etapa del crecimiento y también durante la madurez.

by Laura Bech

Un vasito de yogur al día puede ser la clave para llevar una vida saludable. Aunque lo asociamos enseguida como un elemento que aporta calcio a nuestros huesos, es mucho más que eso, no solo el que utiliza leche de vaca como materia prima es beneficioso para la salud, también los que se producen a partir de la leche de otros animales como el de oveja o cabra. Descubre algunas de las razones por las que deberías tomar un yogur al día:

Aporta nutrientes 

Un yogur aporta proteínas, vitaminas, minerales como calcio, magnesio y fósforo, proteínas y muy poca cantidad de grasa. Con tantas cualidades no es de extrañar que se incluya en la dieta desde edades muy tempranas. Aunque es apropiado para cualquier edad, especialmente durante el crecimiento y cuando las mujeres atravesamos la menopausia. 

Este aporte de nutrientes hace que mejore nuestro sistema de defensa. Un vaso de yogur contiene 8 gramos de proteína. Si no tienes intolerancia a la lactosa es uno de los mejores productos, después de la leche, para asegurar que ingieres la cantidad de calcio necesaria. 

El yogur también contiene vitamina B12 que ayuda a prevenir las enfermedades relacionadas con el corazón.

Leer más: ¿Sabías que existen antinutrientes que limitan la absorción del calcio?

Ayuda a mantener el peso

Por su aporte de proteínas el yogur tiene la condición natural de regular el apetito. Los nutricionistas lo recomiendan en cualquier dieta equilibrada y es frecuente en las dietas para perder peso. Un yogur a media mañana o por la tarde disminuye la sensación de apetito y ayuda a llegar a las comidas principales con menos ansiedad. 

Cómo puede cambiar tu organismo si tomas un yogur al díaVER GALERÍA

Contribuye a regular el tránsito intestinal

El yogur, si se consume a diario, ayuda a regular el tránsito intestinal evitando el estreñimiento y ayudando a prevenir las infecciones gastrointestinales. Además, si sufres de acidez estomacal, el consumo regular de este producto lácteo puede ayudarte a controlarla. 

Todos los beneficios de un probiótico

El consumo habitual de probióticos, como el yogur, ayuda a mantener la flora intestinal equilibrada. Las llamadas ‘bacterias buenas’, que habitan en el intestino son fundamentales para la digestión y para prevenir enfermedades relacionadas con el intestino. También se recomienda el consumo de probióticos cuando se realiza un  tratamiento con antibióticos para prevenir los efectos secundarios de estos. 

Leer más: Suplementos de calcio, ¿cuándo conviene tomarlos?

Es bueno si realizas ejercicio físico

Si eres deportista o practicas ejercicio físico con asiduidad el yogur ayuda a la pronta recuperación por su aporte de proteínas y carbohidratos. Para la piel, salvo que seas intolerante a la lactosa o tengas alguna alergia relacionada con la leche, también es un alimento excelente, porque no interfiere en la creación de elastina y colágeno. 

Es bueno para los dientes

El yogur es bueno para los dientes, especialmente si escoges los naturales o los que no llevan azúcares añadidos en cereales o productos similares. Su aporte de calcio ayuda a mantener una dentadura sana y fuerte tanto en niños  como en adultos. El yogur también aporta omega 3, no en una cantidad muy alta pero sí significativa.

Si el yogur natural te resulta soso o aburrido puedes endulzarlo en casa. Su mejor versión, en realidad su versión más saludable, es la natural. Pero es preferible que lo endulces a que dejes de consumirlo. Algunas opciones saludables para darle un sabor diferente al yogur natural es añadirle trocitos de frutas, miel o sirope.

Para aumentar el aporte de calcio puedes agregar a tu yogur gomasio, una cucharada pequeña de este condimento aporta calcio, ácidos grasos esenciales y minerales.

Leer más: El calcio en los huesos, ¿sabes por qué es necesario y cómo lo conseguimos?

Más sobre: