aburrimiento confinamiento

Aburrirse durante la cuarentena: ¿puede tener también una parte positiva?

Incluso estando en casa, muchas personas tienen un exceso de planes y compromisos. Disfrutar del placer de no hacer nada también puede tener efectos beneficiosos segun los expertos

by hola.com

Cocinar un bizcocho, hacer manualidades con tu hijo, conectar por vídeollamada con tus amigos y familiares, entrenar con tu tabla de ejercicio, leer un libro, actualizar tus redes sociales... ¿no te está empezando a entrar una sensación de cierto estrés? La cuarentena obligada en estos días de primavera ha supuesto para muchas personas tener una agenda (casi) tan apretada como cuando estabas fuera, aunque con las limitaciones obvias. Por eso, hay también quien reclama un hueco para el aburrimiento, para disfrutar del pequeño placer de no hacer nada.

Lee también: De la incredulidad al alivio: las fases emocionales por las que pasaremos durante el aislamiento

Desmotivación y cansancio

Partimos de que está claro que nuestra rutina ha cambiado de forma radical. “El confinamiento nos ha obligado a parar en el tiempo, nos ha llevado a vivir en unas condiciones limitadas. La mayoría de la población mundial ha adaptado su rutina diaria a vivir en casa, sin la posibilidad de tener contacto social o salir a disfrutar de un paseo. Cuando una situación se repite en el tiempo, sin tener opciones a vivir nuevas experiencias que nos generen ilusión, podemos sentir aburrimiento”, nos cuenta Laura Llamas, psicóloga sanitaria de GrupoLaberinto, que matiza que el aburrimiento es una mezcla de emociones como la desmotivación, el cansancio y el fastidio, y que generalmente surge cuando no hacemos nada o cuando lo que hacemos, no nos satisface.

Lee también: Cómo estar informado sobre la crisis del coronavirus sin estresarse

En nuestra sociedad, aburrirse significa que no tienes nada que hacer. Está mal visto ser una persona poco productiva. Tener tiempo y dedicarlo a ti mismo”, añade la experta. Y estamos, precisamente en una situación en la que podemos ver cómo nos llegan continuamente mensajes y noticias de actividades que hacer en casa, “llegando a colapsar nuestra mente”.

¿Nos puede aportar beneficios el hecho de aburrirnos?

Por todo esto, tener tiempo es el mejor regalo que nos puede dar la vida, y aburrirse, en opinión de la psicóloga, puede aportarnos incluso grandes beneficios:

  • El aburrimiento es una forma de desconectar del mundo exterior: trabajo, redes sociales, problemas sociales durante la cuarentena (número de contagiados, fallecimientos, crisis económica)…
  • Permite descansar cuerpo y mente. Si podemos parar, nuestro cuerpo registra una menor actividad interna y puede recargar la energía para empezar alguna otra cosa.
  • Ayuda a reflexionar y a conocernos a nosotros mismos. Es un momento para desconectar con el exterior y conectar con nuestro interior.
  • Permite soñar y fantasear con futuros proyectos. Algunas personas pueden sentir que sus futuros proyectos se han paralizado, pero este tiempo puede ser un buen momento para planificar qué pasos vamos a dar cuando volvamos a la normalidad.

Lee también: Ser hipocondríaco en tiempos de coronavirus: así deben afrontar la cuarentena

Buscar el equilibrio sin estresarse

La clave es pensar que el aburrimiento no es bueno ni malo, depende del significado que le demos y del tiempo que estemos con un estado de ánimo aburrido.  Eso sí, afrontar periodos largos sintiendo hastío o desmotivación puede llevarnos a sentirnos deprimidos, ansiosos o estresados.

¿Qué podemos hacer en las semanas que aún nos quedan de cuarentena, cuando hemos llegado ya a una fase en la que el cansancio hace mella? “La recomendación principal para esta cuarentena es buscar un equilibrio entre sentir aburrimiento ocasional para disfrutar los beneficios de aburrirse como la reflexión, la conexión con uno mismo y el descanso. Así como, buscar actividades que nos generen ilusión, que nos ayude a concentrarnos y que nos hagan sentir bien. La cuarentena puede ser un momento vital, que permita conocerte y disfrutar de estar contigo mismo, de reflexionar y transformar aquello que está dentro de ti”, concluye.

Lee también: Consejos para afrontar mejor el aislamiento en soledad

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie