cambio-hora

¿Cómo nos afectará el cambio de hora en la cuarentena?

La madrugada del sábado al domingo 29 nos tocará avanzar el reloj una hora para adaptarnos al horario de verano. A las 2 se adelantará hasta las 3. ¿Qué podemos hacer para que nos afecte menos durante el confinamiento?

by hola.com

Si ya nos cuesta adaptarnos al cambio de hora todos los años, en esta ocasión puede ser un poco más difícil. Y es que la situación de confinamiento al que nos vemos obligados a causa del coronavirus no nos permitirá poner en práctica algunas estrategias que siempre nos han aconsejado los expertos.

Salir a la calle para aprovechar las horas de sol, hacer más ejercicio o utilizar menos las pantallas se vuelve más complicado durante la cuarentena. Además, la angustia y ansiedad que nos produce este estado de alarma puede incrementar el estrés y agravar la dificultad para conciliar y mantener el sueño, consecuencias típicas cuando tenemos que adelantar o retrasar el reloj. ¿Qué podemos hacer entonces? Hablamos con la experta en medicina general, la doctora María Sánchez, e-Health Medical Manager en Cigna España y nos ofrece algunos consejos para adaptarnos mejor al horario de verano. 

- Relacionado: Cambio de hora: alimentos y consejos para adaptarte rápido

¿De qué manera puede agravar el cambio de hora los síntomas físicos y psíquicos de la población general?

El cambio de hora puede llegar a afectar tanto a nivel físico como mental, ya que puede afectar a los ritmos circadianos y, en consecuencia, puede terminar por generar problemas para conciliar el sueño o una sensación de mayor apetito, principalmente. Dado el estado de confinamiento en el que nos encontramos, es probable que estos síntomas puedan llegar a aumentar.

- Relacionado: La desternillante reacción de dos mujeres al enterarse del cambio de hora

Los mayores, de nuevo la población más vulnerable

Las personas mayores pueden verse especialmente afectadas por este cambio de horario. Entre los síntomas que pueden aparecer son una sensación de falta de sueño, o apatía. Ambos síntomas pueden llegar a afectar de manera temporal su pleno bienestar. .

¿Qué se aconseja para evitarlo?

A pesar de que el cambio de hora nos va a pasar alguna factura, podemos minimizarla si adoptamos algunas medidas de prevención. Por ejemplo:

  • Adelantarse a la nueva hora. Lo primero que deberíamos hacer es tratar de normalizar y adelantarse lo máximo posible al cambio de hora. De este modo, es conveniente priorizar nuestras horas de sueño con el fin de que nuestro cuerpo haga la transición gradualmente, evitando de esta forma que nuestro reloj biológico se altere más de lo normal.
  • Adaptar la alimentación al momento. El confinamiento doméstico implica un descenso de la actividad física. Lo más importante es establecer unos hábitos que nos permitan seguir una dieta equilibrada, rica en alimentos como frutas, hortalizas o legumbres, que nos doten de energía y permitan mantener un adecuado tránsito intestinal.
  • Evitar el sedentarismo y marcarnos una rutina. Mantenerse activo es crucial para contrarrestar los efectos del cambio horario. Mantener un cierto nivel de actividad física favorece la liberación de endorfinas y serotonina, unas sustancias químicas que fortalecen el sistema inmunitario, aumentan el estado de ánimo y contribuyen a relajarnos, lo que facilitará conciliar el sueño.

- Relacionado: 8 ejercicios para bajar el azúcar que puedes hacer en casa

El uso de melatonina, ¿puede estar indicado?

Salvo que exista prescripción médica, no es aconsejable tomar suplementos de melatonina. Es preferible incluir en la dieta alimentos ricos en triptófano y melatonina en pequeñas cantidades, como pueden ser las nueces, cebolla, espárragos, arroz integral, avena, plátanos, tomates y cerezas.

- Relacionado: Ejercicios: rutina de entrenamiento para gente mayor 

Más sobre: