Respira profundo

Cómo superar el miedo al coronavirus gracias al 'mindfulness'

Si la situación originada por esta pandemia te provoca ansiedad, la práctica de esta disciplina puede ayudarte no solo a mantener la calma, sino que además puede contribuir a la toma de decisiones correctas para la prevención

by Gtresonline

Hablas por teléfono con tu madre y en la conversación aparece el coronavirus. Realizas una videollamada con tus amigos, y lo mismo. Por culpa de la pandemia mundial, además estás en una situación laboral comprometida y no sabes qué va a pasar con tu futuro. Es muy complicado hablar de otro tema o pensar en otra cosa. Este virus te está provocando gran preocupación y malestar emocional por la incertidumbre que genera su rápido contagio y el miedo invade tu día a día sin dejarte en paz ni un segundo, pero tranquila, hay soluciones y es posible afrontarlo y combatirlo gracias al mindfulness. Tomar medidas y aplicar los consejos de la OMS frente a ese posible riesgo es necesario, pero debemos evitar que se convierta en una obsesión que nos impida vivir con cierta normalidad (dentro de que nada lo es ahora mismo). Según Benjamin Blasco, CEO de la aplicación de meditación Petit BamBou, "es importante detenerse para poder analizar la situación y el riesgo real desde la calma, y así tomar las medidas oportunas de prevención ante un potencial contagio evitando medidas exageradas o equivocadas". 

-Relacionado: Cuéntanos cómo estás llevando la cuarentena y gana una de las 100 suscripciones digitales que sorteamos  

Medita VER GALERÍA

El miedo es una emoción desagradable, pero muy saludable, necesaria y adaptativa. Sin embargo, el miedo intenso y extremo lleva a un bloqueo emocional que lo que hace, en muchas ocasiones, es paralizarnos. Pero, ¿qué puedes hacer para gestionar la ansiedad producida por el miedo a un potencial contagio del coronavirus? La práctica del mindfulness puede ayudar no solo a mantener la calma en situaciones de estrés, sino que además puede contribuir a tomar decisiones correctas para la prevención. Un estudio reciente encontró que la práctica de esta disciplina durante 15 minutos al día ayuda a tomar decisiones más racionales al tener en cuenta la información disponible en el momento presente sin que los pensamientos y emociones interfieran en ello. Blasco ecomienda 5 pautas para reducir el miedo y ansiedad en estas circustancias. Pon atención. 

  • Regula tu respiración. En cualquier momento del día, especialmente en los que sientas miedo como cuando estás en un espacio público, siente como la respiración recorre tu cuerpo, de los pies a la cabeza. Te ayudará a mantenerte centrado en ti mismo/a, en el aquí y ahora.
  • Visualiza una imagen positiva. Una que esté asociada a un sentimiento de seguridad puede calmar tu cerebro cuando se activa por una amenaza. Si piensas en algo positivo, le quitas fuerza al miedo y puedes relajarte.
  • Enfócate en una actividad que requiera atención. Tómate un descanso de las noticias y dedica un tiempo a realizar cualquier actividad que disfrutes y requiera de tu atención para desviarla de pensamientos negativos o inquietantes: colorear un mandala, cocinar, ver una película, tocar un instrumento…
  • Recuerda lo que puedes controlar. Céntrate en lo que está en tus manos como medidas de prevención. Mientras que las políticas estatales, protocolos de actuación y comportamientos de otras personas no está en tus manos, sí está en tus manos tomar medidas personales como lavarse regularmente las manos y estar atento a los posibles síntomas.
  • Medita. La meditación de atención plena o mindfulness, siempre y cuando la practiques de manera regular, te puede ayudar a reducir, suavizar o a tratar con la ansiedad o el miedo. Aprenderás a observar tus temores en lugar de luchar contra ellos y a analizarlos desde la calma.

Lee también: Estos sencillos hábitos te ayudarán a iniciarte en el 'mindfulness'

Piensa en positivo VER GALERÍA

Si los sentimientos empeoran o continúan interfiriendo en tu capacidad de concentración, sueño o hábitos cotidianos, es importante buscar ayuda profesional. La huella psicológica del coronavirus a nivel individual va a depender de cómo cada persona gestione esta situación y de la red de apoyo con la que cuente. Hay veces que también hay que saber pedir ayuda para sentirnos cuidados. O nos va a dotar de más recursos y estrategias para poder superar situaciones complicadas o, por el contrario, nos va a generar traumas, dejando secuelas de estrés, ansiedad y tristeza por el miedo a que vuelva a suceder en otra ocasión. La sociedad, en general, va a necesitar un poco más de autocuidado para poder estabilizarse psicológicamente. 

Más sobre: