Astenia primaveral

Haz frente a la astenia primaveral con estos trucos de 'coaching'

Hablamos con una experta para aprender cómo podemos combatir sus característicos síntomas con la ayuda de un 'coach' síntomas

by Gtresonline

Todavía hay discusión sobre si la denominada astenia primaveral debe ser considerada o no como un cuadro patológico que deba ser tratado. Sea cual sea la respuesta final a esta cuestión (la tendencia es a considerarlo un trastorno adaptativo), lo cierto es que afecta a alrededor de 2% de la población. Se caracteriza por una serie de síntomas muy típicos que aparecen con el cambio de estación: cansancio, apatía, pérdida de apetito, pérdida del deseo sexual, disminución de la concentración, irritabilidad, cambios en el estado de ánimo, dolores de cabeza o hipotensión arterial. Todos estos pueden tener un origen físico, emocional o psicológico y, para paliarlos, es muy recomendable seguir los consejos médicos (comer una dieta equilibrada, beber dos litros de agua al día, dormir ocho horas, no fumar, no abusar del alcohol ni otro tipo de sustancias...) y, además, conviene hacer un análisis profundo de nuestras circunstancias personales.

Más frecuente en mujeres

La causa de esta situación no es bien conocida, pero se sospecha que su origen tiene mucho que ver con los cambios climatológicos y ambientales, que influyen sobre nuestro metabolismo. Suele ser, además, un tipo de trastorno que se da de manera más frecuente en mujeres y, muy especialmente, en las más jóvenes, porque cuanto más inmaduro es el organismo menos recursos tiene para adaptarse a los cambios. "Igual que las flores y la naturaleza se manifiestan en todo su esplendor durante la primavera, también en esta época brotan todas las cuestiones interiores que hayamos estado cultivando durante el invierno. Si nos hemos escuchado, hemos respetado nuestros deseos, hemos tenido esperanza y hemos trabajado con ilusión hacia unas metas que nos hacen felices, esta estación la viviremos positivamente como una época en la que recogemos los frutos de nuestras experiencias y de nuestro trabajo hacia lo que nos hace felices", explica Irina de la Flor, referente en España en el desarrollo de la consciencia, licenciada en Derecho y Ciencias Empresariales y coach profesional. 

Sentimientos de tristeza y desesperanza

"Sin embargo, si no nos hemos escuchado, si hemos reprimido nuestros deseos, no hemos expresado nuestras emociones, y no hemos hecho nada para cambiar aquellas áreas de nuestra vida en las que no estamos felices, es posible que en esta época afloren emociones de tristeza y desesperanza pues por otro año más el corazón sentirá que no hemos aprovechado la época ideal de introspección para realizar los cambios interiores necesarios", añade la experta. No obstante, aunque nos sintamos mal, no todo está perdido. Debemos comprender que cada hora, cada día, cada semana y cada mes son una oportunidad para cambiar, entrar en contacto con nosotros mismos y acercarnos hacia nuestra paz interior y nuestra esencia personal. "Hacer una revisión de cómo nos sentimos ahora y evaluar lo felices que estamos en las distintas áreas de nuestra vida para fijarnos metas y conseguir pequeños pasos hacia el lugar que nos corresponde se puede hacer en cualquier minuto del día. Algo que está en nuestras manos para la cura de la astenia, es la comprensión profunda de nuestro valor, de nuestro poder personal, de nuestro merecimiento de una vida feliz, y de la posibilidad de conectar con nuestra paz. Nuestras creencias sobre lo que tenemos que ser, hacer o decir, son a veces tan aplastantes que olvidamos que valemos, que podemos y que merecemos", explica Irina. 

interior-primaVER GALERÍA

Aprender de cada lección

Es cierto que en el colegio no nos han dado herramientas para mirar en nuestro interior, observar cómo nos sentimos y buscar estrategias para llegar a lo que nuestro corazón desea. Es cierto también que nos han contado que la vida es difícil, que es normal sufrir y que no podemos conseguir todo lo que nos propongamos. Pero según la experta eso es mentira. "La verdad de lo que somos nos persigue, y solo estaremos en contacto con la paz y en plena alegría hasta que nos despojemos de todas las mentiras que nos hemos contado y nos hemos creído. ¿Es duro a veces afrontar los retos de la vida? Sí, lo es. ¿Es necesaria toda la valentía del mundo para ver con amor las cosas que pasan que la mente no comprende? Desde luego. Vivimos lo que vivimos porque el mundo nos muestra una y otra vez que debemos acercarnos a la verdad y que en cada rincón donde sufrimos existe una información que debemos aprender", comenta la coach.

Sin embargo, las cosas están cambiando. Antes, nuestros antepasados ponían especial énfasis en lo que pasaba afuera, en lo que debían hacer, en lo que cultural y socialmente estaba aceptado o lo que se había hecho siempre. Hoy en día sabemos que para ser felices debemos ir hacia nuestro interior, aprender a escucharnos, respetar lo que sentimos y debemos saber que tenemos derecho a seguir nuestros sueños porque nos lo merecemos. Conocemos que para solucionar los problemas que aparecen fuera debemos trabajar con lo que tenemos dentro. "La toma de consciencia de lo que pensamos, sentimos y decimos es un paso fundamental para saber lo que nos hace felices, y no hay mejor medicina que ser feliz para curarse de todo. Yo sé, después de más de 15 años ayudando a las personas a superar sus miedos y equilibrar sus emociones, que solo el amor incondicional hacia nosotros mismos es la única vía hacia la felicidad, la serenidad y el conocimiento. Sólo conectando con nuestro poder interno podremos conseguir superar nuestros miedos, retar nuestras creencias y ser más libres", revela Irina. 

interior3-primaVER GALERÍA

Lee también: El secreto para sentirse bien y ser más feliz es mejorar la autoestima

Si quieres saber tu nivel de felicidad y hacer un plan básico para sentirte mejor pese a la astenia primaveral o cualquier otro motivo haz este cuestionario. Cuestionario: puntúa del 1 al 10 lo feliz te sientes en las siguientes áreas de tu vida.

  • Trabajo
  • Dinero
  • Amor/ Pareja (haya o no)
  • Familia original (padres y hermanos)
  • Familia propia (hijos, si hay)
  • Casa y entorno
  • Salud
  • Amigos
  • Ocio
  • Intelectual/ Cultural
  • Relación con uno mismo

En aquellas áreas donde la puntuación no haya llegado al 5, escribe qué te gustaría conseguir personalmente y que no dependa de nadie más. Esta frase debe ser específica, medible, alcanzable, realista y temporal. También debe estar escrita en positivo, tratarse de una circunstancia presente y debe tener que ver solo contigo. Cada día, escribe en positivo como si lo hubieras conseguido ya, el objetivo que deseas conseguir 7 veces. Visualiza los resultados que deseas ver para programar a tu mente de lo que va a venir en el futuro. De esta forma alineamos los recursos inconscientes de nuestra mente con lo que deseamos conseguir. Un entrenamiento eficaz de la mente y una mente sana, con energía y sin miedo, es el requisito indispensable para una vida feliz.

Más sobre: