ocio balcones

Psicología: la importancia del ocio en los balcones durante el aislamiento

Los expertos remarcan que son acciones muy positivas que ayudan a disminuir la ansiedad, a mejorar el estado de ánimo, y además refuerzan la sensación de unión y de ayuda

by hola.com

Vivimos días complejos, repletos de incertidumbre y malas noticias. Pero siempre hay un hueco para la esperanza, y primero en Italia y ahora en España, nos hace dirigirnos a los balcones, que han cobrado un nuevo protagonismo en estos días de aislamiento debido a la crisis sanitaria del coronavirus. Son, más que nunca, nuestra particular ventana al mundo en este momento en el que toca quedarse en casa. Suenan el himno y otras canciones, aplaudimos a quienes se dejan la piel para salvarnos, bailamos, coreamos lemas... Pequeños grandes gestos que, según explica la psicóloga Pilar Conde, son muy importantes para mantener alejada la ansiedad que produce el confinamiento, para subir la moral de la población, así como para fomentar la solidaridad y la empatía en estos duros momentos.

Relacionado: Cuéntanos cómo estás llevando la cuarentena y gana una de las 100 suscripciones digitales que sorteamos  

Recuperar el contacto con los vecinos

Y es que los balcones, terrazas y ventanas se han convertido en protagonistas estos días, ¿cómo puede ayudarnos el hecho de salir cada día a las 20 horas a aislarnos de esta soledad impuesta? “En nuestra vida cotidiana, sobre todo, en ciudades, no se suele mantener contacto con nuestro vecindario. Sin embargo, ahora se han convertido en las personas más cercanas a nivel físico. Por lo que, cuando todo esto acabe, habrá muchas comunidades, vecindarios, que habrán generado un vínculo que lo podrán seguir manteniendo después”, nos explica Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen.

Lee también: Que el coronavirus no pueda contigo: así debes vencer el pánico social y la ansiedad

Así, los expertos coinciden en que, en medio de una crisis como esta, sacaremos lecturas positivas, como la recuperación del sentido de vecindario, a pesar de este aislamiento, fomentando algo tan importante como la empatía. “El hecho de experimentar situaciones límites genera un impacto emocional en las personas importante, lo que lleva a afianzar recuerdos y aprendizajes. Por lo que es muy probable que de estos saquemos lecturas positivas, como son la unión, la empatía, la responsabilidad común”, nos dice la experta.

Lee también: Descubre cuál es tu nivel de empatía con los demás

Desarrollando la creatividad

Una iniciativa que incluso ha desarrollado la creatividad, pues quien más quien menos ha visto las imágenes compartidas de esos juegos improvisados, como bingos, Veo Veo... ¿cómo nos pueden ayudar estos momentos de ocio a través de los balcones en un momento tan complicado como este? “Tiene varios beneficios, ayuda a ocupar nuestro tiempo, con actividades placenteras, impactando de manera positiva en nuestro estado de ánimo, y disminuyendo niveles de ansiedad”, nos cuenta Pilar Conde. A ello hay que sumar la música... estamos descubriendo desde DJs a auténticos virtuosos con los instrumentos. “La música y el baile son dos actividades que tienen impacto positivo en nuestro bienestar emocional”, nos explica la psicóloga.

Mejorar el estado de ánimo

“Son acciones muy positivas que impactan tanto disminuyendo la ansiedad, como mejorando el estado de ánimo, así como reforzando la sensación de unión y de ayuda y comprensión hacia los demás”, concluye la experta. Y es que no hay que olvidar que el ocio es un antidepresivo natural, lo que contribuye a la estabilidad emocional.

  • Refuerza nuestra pertenencia de grupo, desde el vecindario a la nación, generando empatía y responsabilidad hacia todos.
  • Nos permite comprobar que no estamos solos, que otras personas también necesitan contacto. Nos convierte en necesarios para el otro.
  • Ocupa nuestro tiempo y si lo integramos en nuestras rutinas nos ayuda a afrontar el confinamiento de manera más saludable.

Lee también: Así puedes gestionar el miedo que produce el coronavirus

Más sobre: