fiebre preguntas frecuentes

Fiebre: ¿estás midiendo bien tu temperatura corporal?

Un experto resuelve algunas de las preguntas más habituales que surgen con respecto a este síntoma que suele ser motivo de preocupación

by hola.com

En plena crisis del coronavirus, has escuchado por activa y por pasiva que los síntomas más habituales son tos, dolor muscular y fiebre. Precisamente esta última variable es la que nos ocupa, pues no es extraño que plantee numerosas dudas. Desde qué temperatura es considerada fiebre a cómo debemos tomarla de forma fiable. Hemos hablado con el doctor Iñaki Marina Clopés, especialista en Medicina Interna, director-socio fundador de Healthcor Medical Services y miembro de Top Doctors, para que nos resuelva algunas de las preguntas más habituales que surgen con respecto a este aumento de la temperatura corporal que tanto suele preocuparnos.

¿Qué es la fiebre?
Es una elevación temporal de la temperatura normal del cuerpo. Esta está regulada por el hipotálamo, que es una región del encéfalo que integra las señales enviadas desde la piel y otros territorios del cuerpo informando de la temperatura exterior e interior. Normalmente, una elevación de la temperatura traducirá una disfunción del sistema de regulación por alguna causa inflamatoria/infecciosa.

¿Cuál es la temperatura normal del cuerpo?
Normalmente, en el cuerpo se produce un equilibrio entre disipar el calor o generarlo para mantener una temperatura de 36'8º con una variación de +/-0'4º.

¿Qué factores pueden influir en la temperatura corporal?
Existen multitud de variables que pueden interferir en la temperatura corporal como la temperatura ambiental, la hora del día en que la medimos (hay variación circadiana entre mañana y tarde), si estamos en ayunas o hemos comido. También la edad o incluso determinadas medicaciones pueden producir fluctuaciones.

En el oído, en la axila, en la frente... ¿Cuál es la forma más correcta y fiable de tomarla?
No existe un método superior, ya que debemos tener en cuenta que se trata de métodos indirectos sujetos a variaciones en la vascularización de las zonas de colocación del termómetro. En presencia de fiebre, normalmente la temperatura axilar suele ser un buen método. Las medidas en el oído/frente son quizás técnicamente más sencillas pero más inexactas. De todas las formas de medición de la temperatura, la más fiable de todas es la rectal.

Relacionado: Fiebre: cómo medir la temperatura de forma precisa

Elegir bien el termómetro también es importante, ¿cuáles son los más recomendables?
A día de hoy los termómetros digitales son los más recomendables. De hecho, la venta de termómetros de mercurio está prohibida por normativa europea.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de medir nuestra temperatura?
En caso de medición axilar, hay que comprobar el contacto, así como la ausencia de espacio libre entre el termómetro y la piel. En caso de uso múltiple es importante su higiene y lavarlo después de cada uso. No olvidemos el lavado de manos antes y después de su uso en caso de sintomatología respiratoria. La temperatura es, junto a la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que conocemos como constantes vitales y sus variaciones pueden traducir alteraciones. La temperatura siempre debería interpretarse junto a la presencia signos (manchas en la piel por ejemplo) y síntomas (tos, dolor, diarreas, escozor al orinar, etc...) para darle un auténtico valor.

Relacionado: ¿Gripe o resfriado? Cómo diferenciarlos por sus síntomas y remedios que funcionan

¿Por qué suele aumentar por las tardes?
Hay una diferencia que puede llegar a ser de hasta 1ºC entre la mañana y la tarde. Esta diferencia responde básicamente a las exigencias metabólicas. En estado de reposo, las vías metabólicas en funcionamiento son menores que en plena actividad con exigencia muscular, cerebral, digestiva, etc...

¿A partir de qué cifra se considera fiebre?
Una temperatura superior a 37'7ºC se considera fiebre. Como en todo, hay que aplicar el sentido común y una temperatura de 37'5ºC (conocida como febrícula) mantenida en el tiempo con malestar general y síntomas respiratorios, digestivos o urinarios deberían tomarse en cuenta.

Relacionado: Coronavirus: qué es, síntomas y cómo prevenir el contagio

Hay personas que normalmente tienen una temperatura baja. ¿Cambia en ellos la percepción de las décimas de fiebre (con 37 ya se notan mal)?
Cierto. La variabilidad individual también existe en la temperatura corporal. Por eso es importante conocer la temperatura habitual en estado de salud para, en presencia de síntomas, poder comparar. Variaciones de 1ºC dentro de la supuesta normalidad, en algunas personas puede tener valor.

¿Cuándo deberíamos ir al médico en el caso de presentar fiebre?
Es muy importante conocerse, escucharse y tratar de ser objetivos. En medicina y en la salud es muy importante conocer y reconocer "signos de alerta", que son aquellos que su presencia serán el punto de inflexión para la consulta médica adecuada. ¿Cuáles son? Generalmente la refractariedad de la fiebre sería un criterio, ya que más de 5 días de fiebre aun cuando esta sea bien tolerada, sería motivo de valoración por un profesional. La tolerancia de la fiebre sería otro criterio. La presencia de inestabilidad, mareo o tensión arterial muy baja serían algunos signos de alarma. Muy importante es la presencia de temblores de brazos y piernas, que podrían traducir la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo, lo que conocemos como bacteriemia. No hay que confundir la bacteriemia con una crisis comicial (crisis epiléptica), que en presencia de fiebre muy elevada (39’5ºC) puede producirse.

Relacionado: ¿Cuáles son los riesgos de la fiebre en el niño?

Más sobre: