coronavirus-casa

¿Qué hacer si me contagio del coronavirus?

Las sociedades médicas lanzan algunas medidas de actuación si te contagias. De esta manera, se evitará la propagación del virus

by Nuria Safont

Nadie quiere imaginar este escenario. Y es probable que no suceda. Sin embargo, es importante saber cómo hay que actuar si, a pesar de las medidas de prevención, resultamos contagiados del coronavirus denonimado oficialmente SARS-CoV-2 y que causa la enfermedad bautizada como COVID-19. Asimismo, también explicamos por qué son necesarias estas medidas ý qué dice el Ministerio de Trabajo para evitar la propagación del virus. 

- Relacionado: Coronavirus: guía práctica para saber qué es y cómo protegernos

¿Cómo saber si tengo este coronavirus?

La rápida propagación de este virus y la notificación de los nuevos casos propicia que cualquier persona con síntomas catarrales sospeche que puede sufrir este patógeno. Sin embargo, solo las pruebas de laboratorio pueden confirmar el diagnóstico. En cualquier caso, las autoridades sanitarias recomiendan que aquellas personas que presenten síntomas y que hayan viajado a las zonas de riesgo o que hayan estado en contacto con personas que hayan estado en estos lugares, así como posibles infectados, se queden en sus casas y llamen al 112. Un profesional sanitario acudirá al domicilio para sacar muestras de saliva que permitan verificar si se trata de una infección por el coronavirus. 

Recordamos que los síntomas más significativos son parecidos a los de una gripe:

  • Fiebre elevada 
  • Tos seca 
  • Dificultad para respirar 
  • Dolor muscular 
  • Dolor de cabeza 

- Relacionado: Coronavirus: qué es, síntomas y cómo prevenir el contagio

¿Qué pasa si doy positivo a COVID-19?

Dependerá de la gravedad y de la condición del paciente. Si los síntomas son leves, la situación clínica estable, la persona no presenta ningúna enfermedad crónica ni inmunsupresión, se recomendará aíslamiento domiciliario. El domicilio, además, debe contar con unas características determinadas.

En este sentido, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha lanzado una serie de recomendaciones mientras dura la 'cuarentena'. Estas indicaciones también están recomendadas para aquellas personas en las que hay sospecha de enfermedad

  • El domicilio del paciente debe contar con una ventilación adecuada y no puede permanecer en él ninguna persona inmunodeprimida, con enfermedades crónicas o embarazadas. Tampoco personas de edad avanzada.
  • El paciente no podrá recibir visitas o las mínimas posibles durante el tiempo que dure el aislamiento.
  • De ser posible permanecer en una estancia de uso individual y en caso de tener que acceder a zonas comunes deberá de hacerlo con mascarilla quirúrgica y realizar una correcta higiene de manos antes de salir de la habitación.
  • En ese cuarto deberá de disponer de un cubo de basura con apertura de pedal con una bolsa en su interior para colocar toda la ropa que vaya usando, la cual deberá lavarse con jabón a temperaturas de entre 60 y 90 grados si la prenda de ropa lo permite. Antes de sacar la bolsa de la habitación, ésta deberá cerrarse y no abrirse hasta meterla en la lavadora. No debe sacudirse  la ropa.
  • Se recomienda, además, el uso de un baño individual. En caso de que esta condición no pueda cumplirse, deberá limpiarse con lejía y productos desechables, al igual que cualquier superficie en contacto con el paciente. En este sentido, desde la SEMPSPH insisten en no compartir toallas u otros útiles de aseos y en la medida de lo posible cambiar las toallas por el  uso de papel.
  • Los utensilios de alimentación, como platos, vasos y cubiertos, deberán lavarse con agua caliente y jabón, siendo preferible el uso de lavavajillas.
  • Las personas que convivan o cuiden de estos pacientes en aislamiento domiciliario deberán intensificar su higiene de manos con agua y jabón o soluciones de base alcohólica, usar mascarillas quirúrgicas cuando estén con el enfermo y añadir el uso de guantes desechables si entran en contacto con secreciones.

- Relacionado: Coronavirus: desmontando los mitos de la enfermedad

coronavirus-casa2VER GALERÍA

 

¿Por qué son necesarias todas estas medidas 'extraordinarias' si con la gripe no se adoptan? 

Lo que intentan las autoridades sanitarias a nivel mundial es intentar contener este nuevo virus y erradicarlo. Es decir, no se aplican por la gravedad, puesto que la sintomatología, en general, es leve, sino por posibilidad de no permitir que siga conviviendo con nosotros. La gripe, en cambio, lleva instalada en nuestras vidas demasiado tiempo como para erradicarla y, sin embargo, cuando hay brotes o epidemias se recomienda también adoptar medidas para evitar el contagio. 

- Relacionado: Coronavirus: ¿hay motivos para la alarma?

¿Debo llevar mascarilla?

La misma sociedad científica, así como los expertos coinciden en que en España, actualmente, no es necesario llevar mascarilla por la calle como medida preventiva frente al coronavirus. Solo se recomiendan mascarillas quirúrgicas a personas con inmunosupresión o aquellas que estén en contacto con un caso de contagio. Este tipo de mascarillas ofrecen protección a las personas sanas contra enfermedadades que se transmiten por gotas mayores de 5 micras y que no son capaces de quedarse suspendidas en el aire ni llegar a una distancia superior a 1,5 metros (aproximadamente, la distancia de un brazo). 

Desde la SEMPSPH se indica que en el caso de los profesionales, y como medida extra de protección ante la incertidumbre de cómo puede evolucionar la situación, se recomienda el uso de respiradores FFP2 de forma genérica y el uso de respiradores FFP3 cuando el profesional vaya a realizar un procedimiento o maniobra que pueda generar aerosoles.

- Relacionado: Coronavirus y psicología: cómo afrontar y superar el miedo al contagio

¿Estoy obligado a ir al trabajo si existe algún riesgo real de contagio? 

No. De hecho, el Ministerio de Trabajo acaba de publicar una guía para orientar a las empresas y los empresarios sobre qué deben hacer para contener la propagación del virus. Es más, se les aconseja paralizar su actividad si existe riesgo de contagio de la enfermedad entre sus trabajadores. La misma guía apuesta por activar medidas que permitan el desarrollo de la actividad laboral de forma alternativa

Asimismo, de acuerdo con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el Ministerio recuerda que cuando las personas trabajadores estén, o puedan estar expuestas, a un riesgo "grave e inminente" en su trabajo, la compañía deberá informar lo antes posible y adoptar medidas necesarias para que se pueda interrumpir la actividad y, si fuera necesario, "abandonar de inmediato el lugar de trabajo". También señala que la mera suposición o alarma social no son suficientes para adoptar estas medidas. 

El Ministerio, a través de esta guía, ofrece algunas pautas para reducir el riesgo de contagio en el entorno laboral: 

  • Organizar el trabajo de modo que se reduzca el número de personas trabajadoras expuestas, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto depersona a persona.
  • Adoptar, en su caso, medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles.
  • Proporcionar información sobre medidas higiénicas, como lavarse las manos con frecuencia, no compartir objetos, ventilación del centro de trabajo, y la limpieza de superficies y objetos. En este sentido, las empresas deberán poner a disposición de las personas trabajadorasel material higiénico necesario, y adoptar los protocolos de limpieza que fuesen precisos.

Más sobre: