Terapia Regresiva

Psicología

La terapia regresiva o conectar con el inconsciente para mejorar el presente

Gracias a esta herramienta terapéutica podremos afrontar el estrés y los bloqueos emocionales

by Gtresonline

La terapia regresiva se remonta a culturas ancestrales occidentales y orientales, que se unieron para tener un remedio al sufrimiento profundo del ser humano. Se trata de un método excelente para eliminar traumas, miedos y fobias, que con el paso de los años ha ido mejorando gracias a la medicina y la psicología. Con esta terapia se pretenden despertar recuerdos en la persona que no sabía que existían y que con la regresión se encontrará la fuente que originó el bloqueo emocional que tenemos en el presente. Las técnicas más habituales son la relajación profunda y la hipnosis. En ambos casos, al llevar la mente a un estado de reposo se llegará al inconsciente para que los recuerdos y las vivencias que atormentan a la persona salgan a la luz. De esta manera se tomará consciencia de ellos, recuperando así el control de su vida.

Funcionamiento de la terapia regresiva

La base de este método consiste en ayudar a la persona a conseguir un estado alterado de consciencia gracias al que revive situaciones ‘enterradas’ en su mente. Una vez conseguido ese estado alterado mediante la relajación profunda o la hipnosis, el terapeuta guía al paciente de tal manera que las regresiones a edad temprana (infancia, adolescencia) implican revivir hechos que pudieron provocar un impacto emocional que haya sido el causante de comportamientos y problemas actuales.

Revivir el trauma es imprescindible para desactivar de nuestro cuerpo lo que se conoce como memorias ancladas y por tanto llegar a la sanación física. Hay que conectar con la emoción que suele llevar mucho tiempo reprimida, darla un espacio y liberarla, lo que nos producirá una sanación emocional. Tomar conciencia de manera profunda y comprender los patrones de conducta que quedaron en el subconsciente conlleva a la sanación mental.

terapiaVER GALERÍA

¿Para qué sirve la terapia regresiva?

Son muchos sus beneficios y, dependiendo de la necesidad del paciente, se darán unos u otros, entre ellos:

  • Ayuda a liberar las emociones bloqueadas
  • Nos enfrenta a nuestros miedos más profundos para quitarles poder
  • Enseña a relativizar los traumas de la vida y a perdonarlos, ya que ayuda a comprender que cada experiencia forma parte de la evolución
  • Ayuda a sanar relaciones conflictivas, a liberar lazos y dependencias con otras personas
  • Reduce el estrés
  • Reduce e incluso llega a eliminar el miedo a la muerte y el sufrimiento por la muerte de seres queridos

¿Para quién está indicada?

Por sus características, la terapia regresiva está indicada para casi cualquier persona, pero especialmente está recomendada para:

  • Aquellas personas cuya vida no fluya adecuadamente por enfermedad física, emociones, o por cualquier otra cuestión que limite nuestra vida
  • Pero también para aquellas que quieran un profundo proceso de crecimiento personal y quieran recordar sus distintos dones y cualidades

¿Para quién no?

Esta terapia está contraindicada para personas que tengan una patología psiquiátrica diagnosticada como: psicosis, esquizofrenia, trastorno bipolar o trastorno límite de la personalidad. También se desaconseja en Asperger, epilépticos o anorexias agudas, además de para aquellas que hayan intentado suicidarse o tomen altas dosis de ansiolíticos, neurolépticos o antidepresivos. Todo porque estas patologías se caracterizan por una pérdida de la realidad consciente y una entrada tan profunda en el inconsciente como produce la regresión, puede cronificar sus síntomas.

Más sobre: