Hailey Baldwin enfermedad manos

Hailey Baldwin habla sobre la enfermedad genética que afecta a sus manos

La modelo ha querido responder a los comentarios de sus seguidores sobre la deformidad de uno de sus dedos, explicando que padece ectrodactilia

by hola.com

Hailey Baldwin ha hablado recientemente de un problema de salud del que se han hecho eco sus seguidores. Y es que sus manos han estado en el punto de mira. En concreto, se trata de sus dedos meñiques que, como algunos observadores fans han apreciado, muestran una desviación. Así, la modelo recurría a sus redes sociales para compartir que la razón de sus dedos torcidos es un desorden congénito llamado ectrodactilia. Ella misma quiso aclarar a qué se debe la apariencia de sus manos que tantos comentarios ha suscitado, compartiendo en sus Stories una captura de la página de Wikipedia en la que se detalla en qué consiste esta dolencia. “Es lo que hace que mi dedo meñique se vea así. Es genético, lo he tenido toda mi vida”, explicaba la modelo, para acabar con los comentarios que parecen haberse multiplicado últimamente.

¿En qué consiste dicho problema?

Tras este nombre se esconde una extraña afección, también conocida como síndrome de Karsch-Neugebauer, y se manifiesta como una malformación de las extremidades, tanto de las manos como de los pies. En muchas ocasiones, se observa incluso que hay ausencia de partes o de dedos completos y, con frecuencia, sindactilia o fusión congénita o accidental de dos o más dedos entre sí. Así, las manos y los pies de las personas que la padecen se describen a menudo como 'en forma de garra' o  como 'pinzas de langosta', por su forma. Por lo que vemos en la imagen de la modelo, no se trata de un caso demasiado severo de la enfermedad, pero aun así ha quedido dejar claro cuál es el motivo de este defecto visible en sus manos. 

Relacionado: 'Tengo una enfermedad, pero no soy una persona enferma'

Relacionado: Estos consejos te ayudarán a vivir mejor si tienes artrosis

Una enfermedad genética y poco frecuente

Desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana apuntan a que se trata de una dolencia relativamente poco frecuente, pues ocurre aproximadamente una vez en 90.000 nacimientos, y es una enfermedad genética. Se caracteriza por una deformidad de las extremidades en la que hay ausencia de partes o de dedos completos. "Es una enfermedad que afecta tanto a las extremidades superiores como a las inferiores dando deformidades que pueden consistir en ausencia de partes o dedos completos además de poder aparecer sindactilias, que es la fusión congénita de dos o más dedos entre sí. Las manos o los pies asumen una forma como si fuesen pinzas de langosta", nos cuenta Antonio Viana, secretario del ICOPCV. 

El tratamiento, en los casos más graves, implica cirugía, para recuperar la funcionalidad de la mano y, además, para intentar paliar ese estigma que puede generar el hecho de ver una mano con una deformidad, que puede causar rechazos o comentarios negativos. ¿Y en el caso de que afecte a los pies?  "A pesar de lo que pueda parecer normalmente, estos pacientes pueden realizar una vida social y laboral normal en cuando a los pies se refiere. Aunque normalmente será necesario realizar un estudio de la pisada y un tratamiento ortopodológico a medida y personalizado, además de recomendar un calzado semirrígido que pueda controlar el apoyo del pie, evitando aquellos extremadamente flexibles. En algunos casos se requiere de cirugía reparadora para poder conseguir un correcto apoyo del pie favoreciendo el equilibrio y la correcta deambulación", concluye. 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie