ducha

Y tú, ¿te duchas pensando en el medio ambiente?

La preocupación por el planeta ha hecho que proliferen las medias domésticas de ahorro, algunas incluso un tanto extremas

by Gtresonline

Todas las encuestas a nivel internacional coinciden en que la preocupación por el medio ambiente crece cada año y ya es una de las principales emergencias para la población. Los desastres naturales, las evidencias que llegan desde el mar –cada vez más ahogado por plásticos y basura- o los altísimos niveles de contaminación que se están registrando son algunos de los motivos que ha colocado al planeta en portada.

De igual modo, crece la concienciación ciudadana así como la implementación de novedosos sistemas de reciclaje o la adaptación de pequeñas medidas domésticas, como puede ser el ahorro energético o la gestión adecuada de residuos. Uno de los focos de debate y que precisamente tiene que ver con los gestos que podemos hacer desde nuestros hogares es el cuidado en el gasto del agua. Llenar el lavavajillas o la lavadora antes de ponerlos o elegir programas cortos y eficientes son algunas de las recomendaciones que, por ejemplo, podemos seguir en este sentido. Igualmente, cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes y optar por ducharse en vez de bañarse.

Esto es lo que gastamos en la ducha

España es el segundo país que más tiempo pasa bajo el agua de la ducha, solo por detrás de Brasil. Según datos del último estudio de Euromonitor, el 71,4% se ducha todos los días, siendo los jóvenes entre 15 y 29 años los que más. Además, "en España se gastan de media 95 litros de agua en una ducha de diez minutos. Solo en atemperar el agua dejándola correr hasta que sale caliente se pierden ocho litros", tal y como afirma Miguel Ángel Sánchez, jefe de programación del Canal de Isabel II. La iniciativa #ElRemediodelAgua lanzada por Garnier el pasado verano, aseguraba que si nos ducháramos con 10 litros de agua se podrían ¡regar hasta 500 millones de árboles o llenar la cisterna de 10 millones de camiones de bomberos!

Leer: Gestos al alcance de tu mano para un 2020 más eco

Que debemos tener conciencia de ahorro e intentar no malgastar agua, cierto. La OMS recomienda no darse duchas de más de 5 minutos, cerrar el grifo mientras nos enjabonamos e instalar atomizadores (mezclan agua con aire disminuyendo el caudal) o grifos con tecnología ecológica. Sin embargo, hay quien va más allá y aboga por reducir el número de duchas. Ahora bien ¿dónde está el límite?

ducha2VER GALERÍA

Consejos para una ducha ideal

El mismo estudio Euromonitor refleja que cada vez más personas han dejado atrás la idea de ducharse todos los días, algo que también argumenta el profesor Robert H. Shmerling de la Universidad de Harvard en un artículo titulado Ducharse todos los días ¿es necesario?, en el que asegura que responde más a las normas sociales de Occidente que a razones de salud, puesto que, según sus conclusiones, el sistema inmunitario sufre con el exceso de limpieza.

Para la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) no existe problema en ducharse una vez al día, teniendo en cuenta, eso sí, las recomendaciones sobre el ahorro. Pero en materia de higiene y cuidado de la piel, no incide tanto en la frecuencia como en los buenos hábitos. Según sus consejos, la ducha debe ser de agua tibia (el agua caliente es más nociva para la piel), acompañada de geles neutros y naturales, usar una esponja suave o la mano para enjabonarse, secarse bien e hidratar inmediatamente para reestablecer el manto lipídico.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie