antibiotico

Día Europeo del Uso prudente de los antibióticos

¿Puedo tomar antibiótico para el dolor de garganta?

Aclaramos las dudas que puedas tener para así hacer un uso prudente de estos medicamentos que han supuesto un antes y un después en el tratamiento de las enfermedades infecciosas.

by Nuria Safont

No, no debes tomar un antibiótico si tienes dolor de garganta. A no ser que un médico lo crea conveniente. Tampoco si te sientes congestionada o piensas que has 'cogido' la gripe. Estos fármacos solo sirven para tratar las infecciones causadas por bacterias y, generalmente, las dolencias de las vías altas suelen ser provocadas por virus. Ademas, el médico es el único que puede indicarte cuándo tomar antibiótico y cuándo no, y el que puede recetarte este fármaco para curarte. De lo contrario, si los usas cuando no son necesarios o abusas de ellos puedes contribuir a aumentar las resistencias bacterianas. Es decir, dentro de un tiempo estos medicamentos, que tantas vidas salvan, ya no servirán. Te lo explicamos. 

- Relacionado: Protege tu estómago de los antibióticos con estos alimentos

¿Qué es un antibiótico?

Es una sustancia química, natural o producida en un laboratorio farmacéutico, que sirve para inhibir el crecimiento de otro microorganismo o para eliminarlo. 

¿Para qué sirve el medicamento?

Los fármacos antibióticos sirven para eliminar las infecciones producidas por bacterias. No tienen la capacidad para combatir los virus (antivirales), ni los hongos (antifúngicos), ni los parásitos (antiparasitarios). Por eso, cuando si tienes un resfriado o una gripe, tu médico no te recetará un antibiótico, sino te sugerirá reposo y medicación sintomática (para aliviar el dolor, la congestión, o bajar la fiebre). En el caso de que un catarro se sobreinfecte por bacterias, sí puede ser necesario el uso del antibiótico. 

- Relacionado: Remedios caseros para el dolor de garganta

En qué enfermedades se recetan antibióticos 

Como decíamos, en las enfermedades producidas por bacterias y siempre que lo prescriba el médico. En cualquier caso, hacemos un repaso de las dolencias en las que población tiene dudas sobre si puede tomar antibióticos:

Gripe y resfriado. Los antibióticos solo combaten bacterias. La gripe y el resfriado son enfermedades producidas por virus, con lo que los antibióticos no sirven de nada. En el caso de la gripe, por ejemplo, la mejor arma para combatirla es la vacunación anual. 

Bronquitis. Generalmente, no es necesario el uso de antibióticos a no ser que se sobreinfecte por bacterias, algo que puede ocurrir en población de riesgo como pacientes de EPOC u otra enfermedad pulmonar. 

Infecciones de oído. El médico decidirá si hay que administrarlo o no. Esto es debido a que las infecciones de oído pueden estar provocadas por virus o bacterias. Para saberlo con certeza, sería necesario realizar un cultivo y, por ello, muchos especialistas deciden administrar un antibiótico para evitar complicaciones. 

Faringitis. Al igual que las infecciones en los oídos, algunas faringitis pueden estar causadas por bacterias, por lo que si el médico tiene la sospecha de que el dolor, la inflamación, las 'placas de pus' o la fiebre están producidas un microorganismo como el estreptococo, una bacteria que puede producir dolor de garganta, valorará la prescripción de antibióticos para tratarla. 

Neumonía. La mayor parte de los casos de neumonía están provocados por bacterias, por lo que en este caso sí sería necesaria la administración de antibióticos.

Infección de orina. La causa de la cistitis suele ser la infección bacteriana, por lo que en este caso también es probable que el médico se decida por la administración de antibióticos si lo considera necesario por la gravedad. Sin embargo, en estos casos, sobre todo, cuando las cistitis son recurrentes, se ha visto que la toma de suplementos a base de arándano rojo, un antimicrobiano natural, puede reducir las recaídas. 

Sinusitis. La mayor parte de las sinusitis son causadas por bacterias por lo que no se necesitará tratamiento antibiótico. Solo en el caso de que el médico lo considere necesario, puede recetarlos. 

- Relacionado: ¿Se puede complicar un catarro mal curado?

antibioticos2VER GALERÍA

 

¿Qué es un antibiótico de amplio espectro?

Los antibióticos tienen varias formas de clasificarse y una de ellas es por su espectro, es decir, por las bacterias que pueden combatir. "Los de amplio espectro son aquellos que cubren un gran número de bacterias y que deben ser usados cuando los pacientes ingresan con una infección grave en el hospital, como en una UCI, o bien para aquellos que por su estado de inmunidad, no pueden defenderse bien de las infecciones", explica la Dra. Belén Padilla, vicepresidenta del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) y especialista en Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregrorio Marañón.

Estos antibióticos son los que pueden desarrollar mayores resistencias antibacterianas, por eso se deben emplear en casos muy determinados y cambiar a uno de espectro reducido en cuanto sepamos que bacteria es la que ha producido infección. Por este motivo el Colegio de Médicos ha lanzado la campaña "un mal uso es un abuso".

- Relacionado: ¿Por qué los bebés españoles reciben más antibiótico?

¿Qué son las resistencias bacterianas?

Significa que las bacterias causantes de enfermedades se hacen fuertes e inmunes. Esto hace que patologías que antes se podían curar con estos medicamentos se pueden volver intratables. Es una de las mayores amenazas a la salud pÚblica hoy en día, y según afirman los expertos, si no se toman medidas urgentes, se espera que este número crezca de forma dramática en el futuro.

Según señala el ICOMEM, las bacterias multirresistentes causan, actualmente, más de 35.000 muertes al año en Europa y 700.000 en todo el mundo. En España se calcula que son unas 3.000 muertes al año. La organización colegial alerta de que si no solucionamos este problema, en el año 2050 los expertos prevén un total de 10 millones de muertes por este problema en el mundo, superando ampliamente a las muertes por problemas cardíacos y accidentes de tráfico. 

¿Cómo podemos frenar esta situación? 

  • Utilizando los antibióticos solo cuando el médico nos lo indique. 
  • Siguiendo el tratamiento tal como nos lo prescribe el médico, no variando las dosis ni el periodo de tiempo a no ser que el especialista lo cambie. 
  • No utilizar el mismo antibiótico en el futuro a no ser que el médico lo indique. 

¿Es cierto que bajan las defensas? 

No. pero sí pueden  alterar la producción de glóbulos rojos, blancos y plaquetas como otros medicamentos, aunque en casos excepcionales. Lo que sí suelen provocar efectos secundarios como diarrea, debido a que alteran la flora bacteriana. También pueden propiciar la aparición de hongos por alterar la flora de algunas mucosas. En estos casos, el uso de probióticos ayuda a recuperar la microbiota y a mejorar los síntomas digestivos. 

- Relacionado: Flora intestinal sana: alimentos que devuelven su equilibrio

¿Hay alimentos o plantas que puedan servir como antibióticos naturales?

Prácticamente todos los medicamentos vienen de la naturaleza, pero estos han de ser procesados, purificados y mejorados en cuanto a sus propiedades para ser utilizados con garantía en los seres humanos.

¿En qué afecciones leves se pueden utilizar?

Los antibióticos que empleamos, no deben ser usados para afecciones leves, "éstas suelen ser producidas en muchos casos por virus que no se tratan con antibióticos", indica la doctora. Como dice el lema del Ministerio de Sanidad, "los antibióticos no sirven para todo", concluye la doctora Belén Padilla, vicepresidenta del ICOMEM.

- Relacionado: ¿Qué medicamentos causan déficit de vitaminas?

Más sobre: