Practica montañismo en pareja

Trucos y recomendaciones para practicar montañismo con tu pareja

Aprovecha el fin de semana para dar un paseo en un entorno agradable y comparte con tu pareja un momento tan romántico como aventurero.

by Laura Bech

Los beneficios de caminar son archiconocidos por todos, relaja la mente, mejora la salud cardiovascular, estimula la creatividad y mejora los procesos del pensamiento. Sin embargo, hacerlo en compañía, depara ventajas que no habías imaginado. Desde aventuras y risas hasta una romántica puesta de sol. No hay crisis de pareja que se resista a este plan 

Si los expertos aseguran que caminar a diario 8 km mejora tu salud de manera inmediata, imagina los efectos de hacerlo por la montaña y en pareja. El entorno sirve no solo de paisaje sino también de oxigenador natural.

El pensamiento tiene una rutina que muchas veces nos envicia de negatividad, las caminatas largas, más de 90 minutos, intervienen en ese proceso mental y ayudan a modificarlo. 

Leer más: Cómo puedes evitar que te duela la cabeza al hacer ejercicio

¿Por qué montañismo y no caminar por los parques de la ciudad?

Caminar siempre es bueno, pero hacerlo por la montaña es la excusa perfecta para dejar atrás una semana de trabajo. Si además la pareja atraviesa una crisis o un distanciamiento, estar solos, rodeados de verde y silencio propiciará la conversación.

Lo niveles de estrés disminuyen, así como la ansiedad y algunos síntomas de depresión. Hacer esta actividad en pareja os permitirá conectar de una manera especial. Tomar distancia de los problemas siempre ayuda a la hora de tomar decisiones, incluso cambia la perspectiva con que los asumes.

Practica montañismo en parejaVER GALERÍA

Cuenta Clarissa Pinkola en su libro “Mujeres que corren con lobos” que la creatividad es como un rio caudaloso. Cuanto más agua más beneficios. Un río caudaloso transporta agua para el regadío de los cultivos. Las familias se bañan felices en los arroyos, se pueden pescar y navegar, los niños nadan y el agua baña las costas llenando de felicidad todo cuanto rodea. La creatividad es como el caudal de un río, cuanto más la estimulas más generas. 

Cualquier percance en la montaña despertará esos recursos ingeniosos y creativos que creías dormidos. Está comprobado que a partir del cuarto día de desconexión en la montaña la creatividad emerge como un manantial.

Deja algún móvil en casa

Es cierto que tener un teléfono en una excursión de este tipo puede ser una ayuda fundamental y evita peligros mayores. Pero una buena idea es silenciar todas las notificaciones y llamadas entrantes. Dejad uno de los móviles en casa y usad solo uno por si tenéis alguna urgencia. Nada de gadgets o tecnología, apuesta por un día rústico y sencillo sin interferencias de ningún tipo.

El silencio mejora nuestra concentración y aumenta la capacidad de memoria. Si eliges un sitio nuevo, en el que nunca antes hayas estado, notarás que al regresar puedes recordar sitios concretos con tanta claridad como si lo tuvieras delante. 

¿Cómo preparar una escapada a la montaña en pareja?

Si el plan se presenta como idílico ten en cuenta algunos factores que pueden entorpecer la escapada romántica. Consulta con antelación qué clima hará y cuál es el pronóstico para cada momento del día.

Prepara una sorpresa para tu pareja. Si la eliges a conciencia podría ser la guinda del pastel. Piensa en esos detalles que sólo conoces tú, una canción, una comida, la historia de un paisaje. 

Leer más: Esta es la postura correcta cuando haces 'running'

Asegurate de buscar una ruta adecuada, sobre todo si es la primera vez que la hacéis, para que no resulte un exceso de actividad física. Para eso muchas federaciones o agrupaciones de montaña pueden ayudarte a elegir y determinar el camino la distancia y la duración. También pueden sugerirte recorridos con más o menos desniveles según la experiencia y valentía con la enfrentéis esta salida.

Si tu pareja atraviesa una ligera crisis o necesitáis desconectar para reencontrarnos, los consejos anteriores son tan apropiados como válidos. Caminar por la montaña puede servir para que habléis de aquello os pasa o de cómo os sentís. Puedes aprovechar uno de los descansos para recordar con tu pareja alguna anécdota del trayecto o tomaros una fotografía especial. Salir de la zona de confort os ayudará a acercarse y dejar de lado los conflictos pequeños. No olvides la protección solar, el bálsamo labial y las gafas de sol.

Comida romántica o bocadillos

Antes de pensar en la comida debes asegurarte de tener agua suficiente para todo el trayecto. Algunos senderistas aseguran que el bocata más tradicional es el mejor alimento de un montañero. Algo ligero, que sirva para recabar energía y continuar. Frutas como plátanos o manzanas también son recomendables porque se pueden comer mientras se camina.

Si la montaña es la excusa para romper con la rutina, hacer actividad física y pasar un momento diferente con tu pareja, un picnic romántico se ajusta perfectamente.

Piensa en alimentos que aporten energía y que no ocupen mucho espacio en la mochila. Mucho mejor si lo llevas sin recipientes que luego tengas que portar vacíos durante el camino de vuelta. 

Leer más: Por qué tener una mascota ayuda a reforzar los lazos con la pareja

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie