affaire-pareja

¿Puede un 'affaire' mejorar la relación de pareja?

Lo que muchos consideran como un motivo de ruptura podría ser un motivo de refuerzo

by hola.com

Las relaciones humanas se encuentran en constante evolución, en especial las relaciones sentimentales. El concepto tradicional de pareja se echa a un lado para dejar paso a nuevas fórmulas socialmente aceptadas como el poliamor o las relaciones abiertas, pero ¿qué sucede en realidad cuando se produce un affaire en cualquier tipo de historia de amor? Un reciente estudio realizado por la conocida red de contactos 'Ashley Madison' recoge que el 63% de las personas encuestadas que han sido infieles observa un efecto positivo en su vida con su pareja debido a sus relaciones extramatrimoniales. Un dato que parece dar respuesta al principal interrogante que se genera tras conocer estos datos y que avala la opinión de Raúl Padilla, psicoterapeuta especializado en sexología y terapia de pareja: "La aparición de una relación nueva superpuesta a una relación estable y a largo plazo puede enriquecer la dinámica de la pareja".

El motivo principal de esta reacción es debido al cambio que se produce en la rutina de una pareja acomodada: "Cuando entra una novedad en el afecto, en forma de un affaire, quien lo vive siente un renacer que inevitablemente es percibido como atractivo por la otra persona. Si la nueva relación no se vive como una alternativa a la existente sino como un complemento, se puede reinvertir en la pareja al estar físicamente más activo por el affaire". Una estimulante sensación que puede tener efectos positivos a largo plazo: "Esa sensación de bienestar puede trasladarse y conllevar un aumento en la intimidad en la diversión y en la pasión de la pareja. Además, se produce el efecto de compensación por el que quien tiene el affaire intenta purgar su infidelidad siendo especialmente atento y haciendo las cosas más sencillas a su pareja como una forma de reducir su sentimiento de culpa. Esto puede convertirse en un acicate para que la pareja también se involucre más en la relación como contraprestación a las atenciones recibidas".

Leer: Maneras de arruinar tu relación de pareja sin darte cuenta

Otro de los puntos de referencia en este tipo de casos es en qué medida es óptimo confesar o no una infidelidad. Un aspecto que aclara nuestro experto en relaciones de pareja: "Si el affaire es algo pasajero y no pone en riesgo la estabilidad de la pareja, el consejo sería guardarlo celosamente para quien fue infiel por dos motivos: porque no aportará nada bueno a la pareja, sólo inseguridad, dolor, intranquilidad, muchas dudas y desasosiego; y porque es injusto que la mala conciencia de quien ha sido infiel se lave con la preocupación de la pareja. Quien se confiesa hace que la ansiedad que sentía se convierta en una pelota que lanza a su pareja en forma de dolor. Y lo peor del caso es que la pelota se sitúa en el lado de la pareja, que no ha hecho nada".

En el caso de que fuera algo continuado en el tiempo, la forma de proceder sería diferente: "El órgano más erótico del cuerpo es el cerebro, y nuestro pensamiento es muy poderoso a la hora de hacernos sentir. La imaginación, la fantasía, el erotismo que recibimos a diario en la calle, por los medios de comunicación, dejamos que nos desborde. Podemos usar ese erotismo que nos ha creado el entorno y disfrutarlo con nuestra pareja fantaseando y descubriendo nuestras sensaciones en su cuerpo. Mientras tanto, nuestra mente vuela y se recrea con los ricos frutos que hemos ido deseando a lo largo del día. Es un juego de dos pieles, dos mentes y dos sensibilidades... y ganan las dos gracias a la libertad de pensamiento".

Se trataría de diferentes maneras de vivir la relación de pareja en la que, sin embargo, hay que dejar claras algunas de las diferencias más importantes, como la que existe entre infidelidad o relación abierta: "La infidelidad es una relación no consentida y desconocida para el otro miembro, mientras que la relación abierta es consentida y más o menos conocida dependiendo del acuerdo en la pareja. Para tener una relación abierta hay que tener en cuenta que se tiene que estar en disposición de tener varias relaciones simultáneas. Debemos saber si estaríamos a gusto sabiendo que nuestra pareja está teniendo una relación afectiva con alguien y compartiendo no ya sólo la cama, sino un pedacito de corazón".

Leer: Ejercicios de terapia de pareja que podéis realizar en casa

Más sobre: