dientes

Dieta

Así afecta tu alimentación a la salud de tus dientes

Las caries, la enfermedad periodontal o la erosión de los dientes son problemas que pueden tener que ver con la calidad de nuestra dieta

by Gtresonline

Cuantas veces de niños hemos escuchado eso de que si comíamos mucha azúcar nos iban a salir muchas caries. Cuántas otras hemos corrido a lavarnos los dientes con energía tras comer algo que sabemos que no es lo más adecuado para nuestra boca. Alimentación y salud dental son dos terrenos que están íntimamente ligados; tanto que sin un perfil saludable del primero difícilmente se podrá gozar del segundo.

"La alimentación es fundamental para nuestra salud, y la boca, como parte de nuestro cuerpo que es, no va  aparte", comenta Aritza Maté, odontólogo, implantólogo, ortodoncista, periodoncista e impulsor de las clínicas dentales Aritza Maté  con centros en San Sebastián y Vitoria. "Es conocido por todos que enfermedades como el escorbuto, que tiene que ver con la falta de vitamina C, significaban antiguamente en los viajes largos en barco la pérdida de los dientes. Hoy en día en el mundo occidental este tipo de enfermedades son muy raras, pero sigue habiendo déficits de vitaminas que pueden afectar fundamentalmente al estado de nuestras encías", explica.

Fruta, un arma de doble filo

Mantener una dieta rica en frutas y verduras, que nos asegure un buen equilibrio vitamínico, es, por tanto, importante para la salud dental, tal y como asevera el experto. Zanahorias, brócoli o espinaca (vitamina A), espárragos, coliflor o patata (vitamina B), grosella negra, guayaba o coles de Bruselas (vitamina C), kiwi, aguacate o verduras de hoja verde (vitamina E) son algunos de los alimentos con mayor aporte de vitaminas y que deberían estar habitualmente en nuestra lista de la compra. Sin embargo, el profesional dental nos muestra los matices.

verdurasVER GALERÍA

"Comer fruta y tener un buen equilibrio de vitaminas en nuestro cuerpo es fundamental. Ahora bien, la fruta es un arma de doble filo", detalla Aritza, "las excesivamente ácidas pueden ser un problema para nuestra boca, como es el caso del limón o la piña". ¿El motivo? Los ácidos. "Esto no quiere decir que dejemos de tomar este tipo de frutas pero sí hay que tener una serie de cuidados”. Por ejemplo, nos explica, “si tomas zumo de limón por las mañanas o una piña como primer alimento, ten en cuenta que es muy importante que no te cepilles los dientes inmediatamente, porque la saliva debe neutralizar esos ácidos. Puedes seguir comiendo y al cabo de unos 20 minutos cepillarte los dientes correctamente".

"La saliva es nuestra defensa natural y la ingesta de determinados medicamentos o déficits que provocan la alteración de la saliva van a traer consigo muchísimas más caries y erosiones en nuestros dientes", comenta el especialista. "Hoy en día el problema ya no es tanto la pérdida de las piezas, como les pasaba a nuestros abuelos. Nada más lejos de la realidad, los dientes pueden durarnos toda la vida". Por el contrario, señala que los principales problemas que se encuentra actualmente son las caries, la enfermedad periodontal (que tiene que ver con componentes genéticos pero también con una buena salud general) y la erosión dental, un desgaste favorecido por el frotamiento cuando es patológico pero también influido por la calidad de la alimentación.

Manual del cepillado perfecto

Una correcta higiene dental pasa por un cepillado adecuado y uno de los errores más habituales que cometemos es que, por ejemplo, nos limpiamos inmediatamente y de forma agresiva (con excesiva fuerza y movimientos horizontales), antes de que la saliva haya hecho su trabajo. "El cepillado es algo a lo que debemos poner mucha atención; elegir bien una pasta de dientes con baja abrasividad -las blanqueantes son las menos recomendabas- aplicar poca cantidad y hacer un cepillado suave y con mimo”, nos detalla, “los dientes son unas perlas para toda la vida y hay que cuidarlas mucho".

Más sobre: