perder-peso2

Estas son las causas que explican una pérdida de peso si no estás a dieta

Existen distintos motivos por los que puedes adelgazar sin estar haciendo dieta. Algunas razones pueden ser graves. Te explicamos cuándo debes acudir al médico.

by Nuria Safont

Si no estás haciendo dieta para perder peso y, aun así, observas que adelgazas de forma persistente, no lo dudes: pide cita. “La pérdida de peso no justificada debe ser un síntoma importante a consultar con el personal sanitario siempre y, además, con independencia de la edad, ya que existen múltiples afecciones que pueden aparecer, siendo este síntoma el primero”, alerta el doctor Diego Fernández, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Vithas Xanit Internacional.

No se trata de que vayas al médico si pierdes un par de kilos, puesto que, sin haberte dado cuenta, puedes haber introducido algún cambio en tus hábitos dietéticos, o estés haciendo más ejercicio de lo habitual.

Para hablar de una bajada de peso alarmante, se debe “prestar atención a si se produce una pérdida de peso no intencionada  mayor del  5% en 3 meses, considerándose una situación severa si esta bajada es mayor del 5% en un mes o 15% en 3 meses. En estas circunstancias habría que considerar la existencia de enfermedades de base que justifiquen esta pérdida como pueden ser enfermedades hepáticas, problemas respiratorios, enfermedades renales crónicas, etc.”, aclara la doctora Laura Guerrero, del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

- Relacionado: 10 chequeos que pueden detectar a tiempo un problema de salud .

Otras señales de alarma

Además de la pérdida de peso, hay otras señales que pueden alertarnos de que hay un problema de salud que debe ser diagnosticado. Por ejemplo, si además de adelgazar el paciente sufre:

Síntomas de tipo digestivo:

Atenta a los siguientes síntomas

  • Náuseas
  • Diarreas
  • Dolor abdominal
  • Diminución del apetito
  • Anorexia
  • Rechazo de alimentos
  • Dificultad para la deglución

Síntomas generales:

No los pases por alto

  • Astenia
  • Falta de energía
  • Dificultad para realizar el ejercicio físico habitual (caminar, subir escaleras…)
  • Pérdida de masa muscular
  • Edemas en los miembros inferiores o abdomen
  • Presencia de úlceras o lesiones cutáneas
  • Mal estado de las piezas dentales

Relacionado: ¿Sabrías reconocer un problema de corazón?

perder-pesoVER GALERÍA

 

Causas de la pérdida de peso

Existen muchas causas que pueden provocar una pérdida de peso. Algunas pueden ser leves, por ejemplo, si estás atravesando por una época de mayor estrés puedes adelgazar sin querer. Sin embargo, otras pueden ser graves y necesitan atención médica.

Causas digestivas:

Mala absorción o intolerancia a algún alimento: la irritación crónica de las vellosidades intestinales encargadas de la absorción de los alimentos, puede conllevar a la mala absorción de los nutrientes y, a su vez, sufrir una diarrea crónica y síntomas digestivos como inapetencia, lo que puede conducir a la pérdida de peso. El abandono de los alimentos que no se digieren correctamente, tras un correcto diagnóstico, solventa el problema.  

Celiaquía: las personas con enfermedad celiaca sin tratamiento a menudo sufren una pérdida de peso involuntaria a lo largo del tiempo, debido a la mala absorción de los nutrientes, causado por el daño al intestino. Sin embargo, algunas veces, cuando se comienza una dieta libre de gluten, siempre tras un diagnóstico correcto, este adelgazamiento se subsana.

Enfermedad de Crohn: es una enfermedad intestinal inflamatoria que provoca la inflamación del tubo digestivo. Puede producir dolor abdominal, diarrea, fatiga y, por supuesto, adelgazamiento involuntario.

Úlcera péptica: son llagas abiertas que aparecen en el interior del estómago y en la parte superior del intestino delgado. Se acompañan de mucho dolor en el estómago.

Colitis ulcerosa: es una inflamación persistente del intestino grueso (colon y recto).

¿Y si es la tiroides?

La glándula tiroides tiene efectos en prácticamente todos los aspectos de nuestra salud, como el peso, la frecuencia cardíaca y la energía que sentimos tener. "Cuando la secreción de las hormonas tiroideas están fuera de los valores normales, aparece una amplia gama de síntomas. En el hipertiroidismo, la hiperactividad de la glándula tiroides suele aparecer pérdida de peso a pesar de una alimentación normal consecuencia de una aceleración en nuestro metabolismo. Si la persona no aumenta el consumo de calorías para igualar el exceso de las calorías utilizadas, entonces sobreviene la pérdida de peso", explica el doctor Diego Fernández. 

- Relacionado: Muy cansada? Hazte un chequeo de la tiroides

Podría ser una enfermedad reumática

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que hace que el sistema inmunológico del cuerpo erróneamente ataque células sanas de las articulaciones y otros órganos.

Es común experimentar cambios de peso con la artritis reumatoide. "Eso es porque el cuerpo está enfermo y puede hacerle perder el apetito y la inactividad te puede hacer perder masa muscular. Por el contrario, un cambio de estilo de vida  a sedentario puede originarle aumento de peso", aclara el especialista del del Hospital Vithas Xanit Internacional.

Cáncer, sida u otras enfermedades

Existen otras enfermedades que pueden dar la cara con una pérdida de peso involuntaria, sobre todo, si esta es persistente. Algunas de ellas son:

  • Una enfermedad oncológica
  • VIH/sida
  • Enfermedades pulmonares
  • Demencia
  • Depresión
  • Diabetes
  • Parkinson

En conclusión, ante una pérdida de peso injustificada es importante acudir al médico para que determine qué pruebas son necesarias para realizar un diagnóstico y nos derive al especialista más adecuado para tratar cada caso. 

- Relacionado: ¿Qué es un osteosarcoma y cuáles son sus síntomas?

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie