Border collie

Estos son los problemas de visión que más suelen afectar a los border collie

La anomalía del ojo del collie, el glaucoma de ángulo estrecho o la atrofia progresiva de retina son las enfermedades más frecuentes en estos perros, que son considerados inteligentes y atléticos.

by Gtresonline

Tienen una gran capacidad de aprendizaje, están llenos de energía, cuentan con un carácter apasionado, leal e inquieto y un cuerpo atlético. Para muchos, el border collie es el perro doméstico más inteligente y completo del mundo. Sin embargo, a pesar de todas estas virtudes, esta raza es propensa a padecer problemas determinados problemas de salud. Además de la displasia de cadera, un desarrollo defectuoso de la articulación de la cadera y el fémur muy común en esta especie canina, estos animales son sensibles a otros problemas, especialmente los oculares. La anomalía del ojo del collie, el glaucoma de ángulo estrecho o la atrofia progresiva de retina son las más comunes.

Border collieVER GALERÍA

Leer: Una border collie se entusiasma al ver su triunfo en la televisión

Anomalía del ojo del collie (CEA)

Se trata de una anomalía de carácter hereditario que afecta a la retina, así como a otras estructuras más profundas del ojo como la esclerótica, la coroides y la cabeza del nervio óptico. Solo se produce en los animales que tienen uno o ambos padres portadores de la mutación genética. En su forma más suave no afectará al perro, pero en su manifestación más extrema puede provocar el desprendimiento de retina o la ceguera completa del animal. Es una enfermedad difícil de diagnosticar, sobre todo cuando el can es más mayor. Actualmente, existe un examen ocular que se puede realizar a las seis semanas de vida y que indicará si el cachorro está o no afectado por la enfermedad. Además, también se pueden llevar a cabo pruebas genéticas que indican si un perro es normal, portador o afectado.

Glaucoma de ángulo estrecho

El glaucoma se produce por un aumento de la presión intraocular, lo que provoca cambios patológicos en el disco óptico y defectos del campo visual del can. Puede ser primario y no ir acompañado de otras patologías o secundario, cuando se desarrolla como complicación de una inflamación interna, un golpe, un desprendimiento de retina. En este caso, solo suele ocurrir en un solo ojo, mientras que si se trata de un glaucoma primario podría ser congénito y hereditario. Esta forma hereditaria de glaucoma en los border collie se manifiesta en forma de glaucoma de ángulo estrecho. Solo existe la posibilidad de determinar si una mascota está afectada o no mediante un examen físico del ojo

Atrofia progresiva de retina (APR)

Este trastorno ocular de carácter hereditario que tiende a mostrar los síntomas cuando los perros son ya adultos. Se trata de una patología degenerativa e irreversible que no tiene cura, por lo que los dueños deben permanecer atentos ante la aparición de los primeros síntomas. Los más habituales suelen ser cataratas, pupilas dilatadas o pérdida de visión nocturna, que puede desembocar en ceguera completa. En razas proclives como border collie es recomendable realizar exámenes oculares anuales como mejor fórmula de prevención. La ingesta de vitaminas y antioxidantes puede paliar los efectos de esta enfermedad, que no cuenta con ningún tratamiento efectivo.

Leer: El 'equilibrado carácter' del pastor alemán: un ejemplo para toda la familia

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie