abdominales-piscina

'Fitness'

Ejercicios para fortalecer los abdominales… ¡Bajo el agua!

Descubre unas sencillas rutinas que puedes realizar en la piscina o en el mar mientras te das un refrescante chapuzón y presume de vientre plano

by hola.com

Con la llegada del verano y tras la conocida como 'operación bikini', son muchas las personas que se van de vacaciones y se olvidan de incluir el ejercicio físico en su rutina. Sin embargo, podemos compaginar la actividad deportiva con los días de descanso y reavivar nuestra pasión por el deporte con una nueva rutina en un refrescante escenario. Afortunadamente, podemos huir de la falta de interés, conseguir un abdomen plano y tonificado mientras disfrutamos de un baño en la piscina o el mar y, de paso, ganarle la batalla al mercurio. Aprovecha algún que otro chapuzón para hacer alguno de estos ejercicios y ponerte en forma.

Leer: ¿Qué es el 'core' y por qué es importante fortalecerlo?

 

Ejercicio de flotaciónVER GALERÍA

Flotar

Flotar es el ejercicio más sencillo y puedes realizarlo acompañada por cualquier persona mientras hablas tranquilamente. En la piscina, sin hacer pie, apretar fuertemente el abdomen moviendo los brazos para no hundirse. Intenta mantener las piernas inmóviles para que el ejercicio abdominal sea más efectivo. Realiza cinco series de treinta segundos y ve incrementando el tiempo para fortalecer más el abdomen. Descansa quince segundos entre serie y serie.

'Nadar' a crol

Para realizar este ejercicio, se debe mantener el abdomen bien apretado durante todo el recorrido. Sujétate con las manos en el bordillo, échate hacia atrás, estirando el cuerpo e intentando mantener en la superficie del agua y en armonía la cadera, los hombros y la espalda. A continuación, patalea con fuerza manteniendo el cuerpo en posición horizontal. Realiza cinco repeticiones de treinta segundos, y descansa quince.

Leer: Ejercicios para tonificar los brazos en casa

 

piernas-abdominalesVER GALERÍA

Abdominales en el bordillo

Con los abdominales en el bordillo trabajarás la parte inferior del abdomen. Apoya los codos fuera del agua, en el borde de la piscina, con las piernas sumergidas. En esta posición, eleva las piernas juntas hasta el pecho, sin sobrepasar la línea de las caderas con las rodillas. Realiza cinco repeticiones de quince abdominales.

Bicicleta

La bicicleta es uno de los clásicos de la piscina, que ponen en práctica tanto mayores como pequeños. Con este ejercicio podremos trabajar el recto mayor del abdomen y los oblicuos. Apoya los brazos en el bordillo y realiza el gesto de estar montando en bicicleta. Comienza con tres series de un minuto, descansando treinta segundos entre una y otra.

Cruce de piernas

Con los brazos apoyados en el bordillo, cruza las piernas una y otra vez manteniendo el abdomen fuertemente contraído. Realiza cinco series de cuarenta segundos, descansando diez entre una y otra.  

Leer: Vientre plano: 4 posturas de yoga para trabajar el abdomen

Beneficios del ejercicio en el agua

  • La resistencia del agua permite consumir un gasto calórico más elevado de lo habitual, lo que se traduce en una mayor quemar grasas
  • El agua es un medio libre de lesiones. Además, nos hacen sentir más cómodos en los movimientos y al mismo tiempo nos relaja
  • Favorece el movimiento de cintura y abdomen, mejorando los dolores de espalda y lumbares
  • Genera un estado de ánimo positivo
  • Favorece la circulación sanguínea
  • Fortalece los músculos

Más sobre: