hinchazon-dieta-antiinflamatoria

Si te sientes hinchada, esta dieta antiinflamatoria te ayudará fácilmente

Esta sensación te resta calidad de vida y, en el fondo, es un indicador de que algo no va bien. Te animamos a que pongas en práctica una dieta antiinflamatoria, no como reto, sino como forma de tener una alimentación más sostenible y saludable.

by Cristina Soria

La inflamación es un síntoma de que tu salud podría ser mejor. De hecho, entre otras cosas, la inflamación ha sido históricamente una de las consecuencias del envejecimiento. Sin embargo, podemos sentirnos hinchadas por muchas razones, y la mayoría tienen que ver con una alimentación mejorable.

Un estudio reciente realizado en Suecia por el Instituto Karolinska pone de manifiesto que la percepción de que estás hinchada puede ser un aviso acerca de que algo va realmente mal en tu salud y solo seguir una dieta basada en alimentos antiinflamatorios puede atajar que padezcas en un futuro cercano enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Esta investigación ha realizado un análisis exhaustivo de las tendencias alimentarias y de la salud de más de 65.000 suecos con una edad durante 16 años de su vida. La investigación se centró en personas con edades comprendidas entre los 45 y los 83 años, porque es en esta fase de la vida donde más peligro existe en relación a la inflamación, y donde los resultados se pueden ver de manera más evidente.

Descubrieron así que quienes mantuvieron un control férreo de su dieta para desterrar hábitos alimenticios que producen inflamación redujeron hasta un 20% la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, un 13% menos de probabilidad de padecer cáncer y un 18% menos de muerte por otras causas relacionadas con otras enfermedades.

Si te sientes hinchada esta dieta antiinflamatoria te ayudará fácilmente VER GALERÍA

El estudio, además, reflejó que los más beneficiados de este tipo de dietas antiinflamatorias son quienes peores hábitos alimenticios mantienen y, en concreto, los fumadores, que presentaron porcentajes de reducción del riesgo de mortalidad realmente sorprendentes: un 36% menos por enfermedades cardiovasculares, 22% menos por cáncer y 31% menos por enfermedades.

Leer: Estar a dieta no es la única opción para adelgazar, descubre las claves más saludables

En qué consiste una dieta antiinflamatoria

Para decir adiós a la hinchazón debemos despedirnos de una serie de alimentos que nos inflaman, además de todos los ultraprocesados, los aceites hidrogenados, los lácteos, los cereales y la carne roja. ¿El alcohol? También.

Es necesario reforzar nuestra flora intestinal, pues es la encargada de procesar los alimentos y extraer los nutrientes,  además de servir de barrera contra todo lo que no nos ayuda a estar bien. Por esta razón, hay que fomentar una dieta rica en vitaminas, ácidos grasos esenciales, minerales y fibra. Como no podría ser de otra forma, los vegetales son la piedra angular de esta dieta, además de los cereales sin refinar y las proteínas de calidad.

Leer: Calor y problemas digestivos

Uno de los secretos del éxito de toda dieta, y en especial de la que nos ocupa, es buscar la forma de no convertirla en una rutina. Si tienes la costumbre de consumir alimentos que te hinchan, puedes notar de forma muy radical que ya no tienes acceso a ellos, y por eso es muy interesante explorar productos provechosos para tu salud y que te ilusionen. Huye de comer siempre lo mismo, para que modificar tu dieta sea algo sostenible y no una imposición de cadena perpetua.

En especial guarda siempre atención a algunos alimentos especialmente beneficiosos para tu salud y que fomentan un efecto antiinflamatorio, como la cúrcuma, que también recibe el sobrenombre de el ibuprofeno natural. Además, recuerda que los vegetales de hoja verde son antioxidantes y, por tanto, depurativos. Y rodéate de alimentos probióticos, como el chucrut, el kéfir y el té de kombucha, que benefician a la flora intestinal.

Leer: Aunque te pases con la comida, no dejes de comer para compensar

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie