No solo las frutas y verduras son hipocalóricas, estos alimentos casi no tienen calorías

No solo las frutas y verduras son hipocalóricas, estos alimentos casi no tienen calorías

Matar el gusanillo y disfrutar a la vez de un tentempié saludable, o de una cena sin remordimientos, que no suponga un descalabro en la báscula, es posible con los alimentos que aquí te sugerimos.

by Cristina Soria

Al parecer, adelgazar no es una cuestión de contar calorías de manera exacta, tal y como pensábamos hasta hace poco. Pero si tu objetivo es mantener tu peso, e incluso deshacerte de algún kilo que te sobra, está claro que conocer el aporte calórico aproximado de lo que consumes puede ayudarte a tomar buenas decisiones. Es cierto que en esta lista hay frutas y verduras, pero también hay más.

Pulpo y almejas

Tiene poca grasa, y cocinado de la manera adecuada es sencillamente irresistible. Solo contiene 69 kilocalorías por cada 100 gramos, es bajo en grasa y, por si fuera poco, es fuente de proteínas, vitaminas del grupo B y minerales, como el zinc, el hierro y el potasio. Junto al pulpo, podemos incluir.

A la gallega para cenar, o en vinagreta para el aperitivo, puedes disfrutar de un delicioso manjar que te ayudará a mantener a raya la ingesta de calorías diaria. Las almejas son otra excelente opción, y solo cuentan con 45 calorías por cada 100 gramos. Al vapor o la plancha, podrás beneficiarte de su alto contenido en hierro, además de vitaminas del grupo B, como el ácido fólico y la niacina. 

Leer: El ‘boom’ del aguacate

Endivias, ligeras y refrescantes

Solo tiene 10 calorías por cada 100 gramos, un alto contenido en agua, en ácido fólico, en vitaminas C, B1, B2, vitamina A, vitamina K y en minerales como el potasio o el manganeso. Es decir, una buena dosis de nutrientes sin apenas calorías. Es cierto que pueden resultar algo amargas, pero puedes evitar esto lavándolas bien y secándolas con papel de cocina. 

Combinan muy bien con una gran variedad de alimentos, y  aprovechar todo su valor nutritivo es mejor tomarlas crudas. Uno de las preparaciones más clásicas consiste en cubrirlas con salsa roquefort, pero también puedes tomarlas asadas, fritas, a la brasa o cocidas como si fueran espárragos blancos.

Leer: Détox, natural, 'light', artesano...¿son adjetivos reales o un simple reclamo publicitario?

Frutos rojos

Fresas, moras y frambuesas no deben quedar lejos de tu alcance. Son más ricas en vitamina C que una naranja, lo que las convierte en un poderoso antioxidante que te ayuda a luchar contra los efectos de los radicales libres en tu organismo. En cuanto a las calorías, 36, 37 y 38, respectivamente. 

Las moras, además, contienen pterostilbene, un estilbenoide relacionado con el resveratrol de las uvas, que se considera antiinflamatorio y que, supuestamente, ayuda a frenar el envejecimiento celular.

Lo mejor de la ternera, el solomillo

Se recomienda moderar el consumo de carne roja y no tomarla más de una vez cada dos semanas, pero, cuando llega el momento de disfrutarla, ¿por qué no elegir una saludable, rica en proteínas y baja en calorías?

Esa carne sería, sin duda, el solomillo de ternera. Poco más de 100 calorías por cada 100 gramos rebosantes de proteínas te esperan para ser cocinadas a la plancha, solo con un poco de aceite de oliva virgen.

Queso fresco y lácteos desnatados

El queso fresco es el menos calórico de todos (solo 180 calorías por cada 100 gramos) y con un bajo índice de grasas. Puedes incluirlo en tus ensaladas y tentempiés, especialmente las versiones libres de grasa.

La diferencia calórica entre la leche desnatada y entera no es significativa (apenas 30 calorías más esta última), pero sí es cierto que la leche desnatada tiene mucha menos grasa, y esa puede ser una razón suficiente para preferirla frente a la entera.

Leer: Comida a domicilio: carne ecológica del campo a tu cocina

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie