Cómo evitar las molestas picaduras de insectos en verano

No andar descalzos, usar repelentes, evitar perfumes fuertes y llevar un 'kit' con adrenalina en el caso de ser alérgicos son medidas que evitarán la picaduras de los insectos más típicos del verano

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

La vida y las actividades al aire libre durante el verano en playas y piscinas dan lugar a frecuentes accidentes por picaduras de insectos y animales marinos. Estos pueden transmitir, a través de determinadas partes de su cuerpo (aguijón, tentáculos, espinas o púas), sustancias venenosas que llegan a producir lesiones y accidentes, de leves a muy graves, y originar patologías que pueden necesitar de tratamiento médico urgente.

En la mayoría de las ocasiones las picaduras son accidentales. En otras, se podrían haber evitado y, en algunas, la provocación de forma consciente o involuntaria, fue la causa de la agresión. Cualquiera que sea el motivo, es importante saber cómo actuar.

- Relacionado: 12 plantas antimosquitos para ahuyentarlos sin contaminar 

Picaduras de abejas, avispas y abejorros

Las picaduras de estos insectos en personas no alérgicas producen síntomas como dolor súbito e intenso con sensación de quemazón, inflamación progresiva de diferente intensidad e irritación y picor posterior, de diferente duración (de unas horas a 5-7 días).

Si no se extrae el aguijón inmediatamente después de la picadura, la duración de la lesión es más prolongada. Si se consigue extraer el aguijón o este no queda dentro de la epidermis, la curación es más rápida y los síntomas más leves.

Para extraer el aguijón se desaconseja el uso de pinzas, pues al comprimir el saco del veneno lo liberan dentro de la piel. Es mejor realizar la extracción con las uñas, con un objeto romo (cuyas puntas no sean cortantes) o una tarjeta de plástico.

La aplicación de amoniaco y/o una pomada con corticoides alivia el picor y acelera la curación.

Alergia a la picadura de avispas o abejas

Las personas que tienen alergia al veneno de estos insectos pueden tener reacciones variables, pero siempre más graves. La reacción anafiláctica o choque anafiláctico es la situación extrema considerada como una urgencia médica cuya gravedad puede variar según el paciente, pero que siempre necesita de un tratamiento urgente. Se caracteriza por:

  • Bajada de la presión arterial.
  • Hipotensión extrema.
  • Síncope.
  • Urticaria generalizada con angioedema en cara, cuello y riesgo de edema de glotis (que podría ocasionar la asfixia).
  • Dificultad respiratoria.

Las personas que tengan alergia a las picaduras de estos insectos deberían llevar consigo, en situaciones de riesgo, un kit con equipo y medicación adecuada o una pluma autoinyectable con adrenalina para el tratamiento urgente de esta situación.

En la actualidad, también cabe la posibilidad de realizar un tratamiento desensibilizante, con inyecciones repetidas del veneno, que suelen ser efectivas como terapia preventiva, para el control de estas reacciones.

- Relacionado: Más vitamina C para combatir los males típicos del verano

Consejos para prevenir las picaduras de avispa, abejas y abejorros

  • Comer en el campo al aire libre atrae a estos insectos. Cuando lo hagas, cubre bien los envases de comida o de basura.
  • Las bebidas dulces también son muy atrayentes. Cuidado con las latas. No bebas directamente de ellas en ambientes con avispas, pueden estar en el interior.
  • No uses ropas de colores chillones ni perfumes o esencias fuertes. También los atraen.
  • No andes descalzo. Mejor zapatos cerrados, que sandalias o ‘chanclas’.
  • No te agites. No corras ni grites y no intentes matar al invasor. Eso puede provocar la picadura. Mantén la calma y busca un lugar cerrado para protegerte.

picadurasVER GALERÍA

 

Picaduras de medusas

Las medusas son animales marinos, muy numerosos, de diferentes tamaños, familias y capacidad tóxica, que poseen unos tentáculos que contienen gran cantidad de células urticantes con potentes venenos. Si se ponen en contacto con la piel humana, dan lugar a lesiones cutáneas.

La reacción cutánea se caracteriza por picor intenso, escozor, sensación de quemazón y dolor, con reacción inflamatoria posterior y lesiones vesiculosas que pueden durar días y/o semanas. La reacción general suele ser de leve a moderada, pero si existe una sensibilización al veneno, en los casos más graves puede dar lugar a una reacción anafiláctica.

- Relacionado: ¿Cómo prevenir la picadura de una garrapata?

Qué se debe hacer ante una picadura de medusa

  • Salir del agua lo antes posible.
  • Reclamar la ayuda de los socorristas, si los hubiere.
  • No rascarse en la zona afectada ni frotar con la toalla.
  • Retirar los tentáculos visibles con pinzas o con guantes de goma.
  • Lavar las lesiones con agua salada o suero salino. Nunca con agua dulce.
  • Aplicar frío local, con hielo en una bolsa de goma.
  • Realizar un tratamiento oclusivo con pomadas corticoides y antibióticas, bajo control médico.

Consejos para prevenir sus picaduras

  • No te bañes si hay aviso de su presencia en la playa (bandera morada).
  • Existen cremas solares de protección ‘anti medusas’ que pueden ser eficaces.
  • Los trajes de neopreno o de lycra son la mejor solución.
  • No toques ni pises una medusa  en la playa o en el borde de las olas.

Picaduras de erizos de mar y de pez araña

En los baños marinos las picaduras más frecuentes en los pies de los bañistas están producidas por los erizos de mar y por el pez araña, pez escorpión o faneca.

En ambos casos los síntomas son intenso dolor, lacerante y profundo por la entrada de una espina en el caso del erizo o de las púas de la aleta dorsal en el caso del pez araña. En algunos casos y debido al dolor y al veneno, se produce hipotensión, mareo, náuseas y vómitos.

- Relacionado: Botiquín de viaje: todo lo que necesitas llevar

Qué debemos hacer

  • Acudir al lugar de socorristas, si los hubiere.
  • Intentar extraer las espinas o las púas con unas pinzas.
  • Lavar la herida con agua dulce y jabón antiséptico.
  • Introducir el pie en agua lo más caliente posible que se tolere, durante 20-40 minutos.
  • El uso de pomadas con corticoides y/o antibióticos acortan la evolución y mejoran los síntomas.

Como evitar estas picaduras

La forma más eficaz de evitar estas picaduras será con el uso de calzado adecuado resistente al agua, con suela de plástico de suficiente grosor.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie