estiramientos

¿Por qué es tan importante estirar después de hacer deporte?

Esta acción es fundamental para favorecer la recuperación muscular y también para aprovechar al máximo los beneficios de la actividad física

by Gtresonline

Los estiramientos son unos movimientos suaves que se realizan tanto antes como después de realizar una actividad física moderada o intensa. A pesar de que poco a poco ha ido calando su importancia, aún son muchos los deportistas que optan por no dedicar unos minutos a esta parte del entrenamiento o lo hacen de un modo inadecuado. Sin embargo, estirar es una de las mejores formas para mantener los músculos saludables y guarda una larga lista de beneficios para el cuerpo y la mente.

estirarVER GALERÍA

Leer: Estos ejercicios adelgazan más que el 'running'

Antes y después del ejercicio

Estirar no solo es fundamental para favorecer la recuperación muscular, sino también para aprovechar al máximo los beneficios de la actividad física. Se deben incluir antes y después de realizar el entrenamiento, pero es importante distinguirlos. Los estiramientos dinámicos preparan nuestro cuerpo de forma activa para la actividad que vamos a realizar a continuación, mientras que los estáticos o isométricos relajan nuestros músculos para volver a la calma de una forma más progresiva. No tienen contradicciones y, además, pueden llevarse a cabo en cualquier momento del día y no solo cuando estamos sudando en el gimnasio. De hecho, comenzar el día con ejercicios de movilidad articular y de estiramiento, puede ser un excelente hábito para enfrentarnos a las actividades del día con energía tras la inactividad del periodo del sueño.

Beneficios de estirar

Los estiramientos son una forma suave y fácil de ejercitar el cuerpo, dotándole de un sinfín de capacidades. A través de estos sencillos movimientos, conseguimos prevenir lesiones como la tendinitis y las temidas agujetas. Además, eliminan la tensión muscular, disminuyen la cantidad de ácido láctico en los músculos y mejoran el flujo sanguíneo. Esta acción prepara a nuestro cuerpo para que pueda aprovechar al máximo los beneficios de la actividad física, nos ayuda a conocer nuestros músculos y articulaciones y nos lleva a un estado de relajación corporal y mental tras la práctica deportiva.

estiramientosVER GALERÍA

En cambio, si no dedicamos unos minutos a estirar después del entrenamiento, los músculos pueden no recuperarse de las micro roturas sufridas, algo que podría traducirse en lesiones y afectar negativamente a la flexibilidad.

Leer: Todo lo que necesitas saber sobre el entrenamiento funcional

Cómo estirar correctamente

Conviene dedicar unos 15 minutos a esta parte del entrenamiento y cada estiramiento debe duran alrededor de 30 segundos. Es importante estirar todos los músculos del cuerpo y no solo aquellos que hemos trabajado más a fondo, tirando de cada uno de ellos, pero sin realizar movimientos bruscos. Recuerda que nunca debes de estirar más allá del punto en el que empiezas a sentir dolor en el músculo. Empieza de abajo hacia arriba, desde los pies hasta la cabeza, para favorecer el flujo sanguíneo y que no se nos olvide ninguna zona del cuerpo. Por supuesto, la respiración juega un papel fundamental en los estiramientos. Inspira mientras los haces y espira mientras estiras. Es el momento de regresar a la calma: cierra los ojos, relájate, concéntrate en cada una de las zonas de tu cuerpo y respira varias veces profundamente.

Leer: Lesiones deportivas: ¡todo lo que debes saber!

Más sobre: