mujer-gimnasio

Pierde el miedo a la sala de musculación y entrena más eficazmente tu abdomen

Las máquinas y aparatos del gimnasio son el complemento perfecto a nuestra rutina para conseguir un vientre plano

by Gtresonline

Lucir un abdomen firme y liso del que poder presumir en verano no es una tarea en absoluto fácil. Deshacernos de la tripa es un complicado proceso que pasa por perder peso y trabajar a conciencia esa zona tan concreta. Para ello existen eficaces ejercicios específicos y rutinas completas que podemos hacer desde casa, aunque si queremos conseguir un resultado más completo, las máquinas del gimnasio también pueden convertirse en nuestras grandes aliadas. En muchas ocasiones, las mujeres no suelen frecuentar demasiado la zona de musculación de los centros deportivos, en parte, ahuyentadas por los grandes y aparentemente complejos aparatos que se encuentran en ella, sin embargo, muchos profesionales del fitness opinan que sin ellos no se pueden obtener buenos resultados.

Lee: Aunque no lo parezca, con estos ejercicios también fortaleces los abdominales

¿Por qué trabajar el abdomen con máquinas?

Prescindir de las máquinas específicas para trabajar los abdominales puede derivar en que la técnica y la intensidad del ejercicio no sean las apropiadas puesto que, si no se conoce la forma de ejecución correcta, corremos el riesgo de que nuestro esfuerzo no sirva para nada y de que, además, nos podamos lesionar el cuello o la espalda. Estos aparatos suponen el soporte perfecto para el cuerpo con el fin de aislar la zona concreta a entrenar y conseguir trabajar todos los músculos de la zona con máxima eficacia. Así, entre sus numerosas ventajas destacan la de brindar una mayor seguridad en la ejecución del movimiento, ofrecen una mayor comodidad (puesto que utilizándolas se evitan las malas posturas) y presentan la posibilidad de incorporar más carga para intensificar el ejercicio que se está ejecutando.

maquina-crunchVER GALERÍA

Estos artefactos nos facilitan el trabajo permitiendo alcanzar nuestro objetivo en menos tiempo. Los hay de varios tipos (desde los más sencillos hasta los más complejos y sofisticados) y cada uno de ellos está diseñado para trabajar de manera específica las partes que componen el abdomen. Estos son algunos de los más habituales que puedes encontrar en tu gimnasio o centro deportivo:

  • Banco de abdominales. Existen varios modelos, aunque el más efectivo y habitual es el banco inclinado. Su funcionamiento es muy sencillo y permite trabajar de dos maneras: sujetando las piernas con los rodillos y elevando el tronco o, bien al contrario, cogiendo los rodillos con las manos y elevando las piernas.
  • Máquina de crunchs. Que su extraña apariencia no te impresione; usar usarla es más fácil de lo que puede parecer a simple vista. Está perfectamente diseñada para ejecutar un crunch o encogimiento sentada y sin peligro de dañarte cuello ni espalda. Tan solo tienes que sujetar alas agarraderas superiores con las dos manos y doblar el tronco hacia adelante.
  • Maquina de rotación del torso. Muy eficaz para tonificar los oblicuos girando el tronco a derecha o izquierda desde una cómoda posición sentada.
  • Banco de elevación de piernas. Este aparato permite trabajar muy bien los abdominales inferiores sin dañar la zona lumbar, puesto que permanece perfectamente apoyada en su respaldo en todo momento. De pie, sujétate bien con los brazos en sus soportes y eleva las piernas (estiradas o dobladas) formando un ángulo de 90 grados respecto al tronco. Es un ejercicio intenso pero muy eficaz.

Más sobre: