colorear-cabello-natural

Tintes vegetales para el cabello: ¿tiñen igual que los demás?

La coloración natural 100% vegana está de moda. Te contamos qué ventajas tiene frente a los tintes químicos y cuál es la duración.

by Nuria Safont

Quizá no te suene la planta Lawsonia inermis. Pero si te hablamos de la henna ya sabrás de qué especie vegetal hablamos. Está considerada como una de las mejores para teñir tu cabello de manera natural, sin agentes químicos y lograr un tono duradero y sin efecto raíz. De hecho, se trata de una planta que se ha utilizado durante siglos para colorear el cuerpo (se utiliza para tatuajes o para tintes de cejas y pestañas). Y es que sus propiedades son múltiples. Por ello, según los expertos, es la manera más sana de matizar las canas y aportar reflejos de color a nuestra melena sin intoxicarla con productos químicos. Entre sus propiedades destacan:

  • Es comida para el cabello. La planta cuenta con vitaminas y minerales que aportan fuerza, vitalidad y brillo.  
  • Previene su envejecimiento. Por sus componentes fenólicos, frena la caída del cabello.
  • No te daña. Al tratarse de una especie vegetal, el bulbo piloso no absorberá químicos que puedan dañar la raíz -o el resto del organismo- y volver más quebradizo el cabello. 
  • Apta para todos. Incluso se recomienda para embarazadas.

“Durante siglos, las mujeres de diversas civilizaciones se han cuidado con plantas. Por eso, nosotros apostamos por este tipo de coloración natural, ya que respeta el organismo y, además, tiñe de una manera más responsable con el medioambiente y sostenible”, indica Sandra Vivancos, creadora de Henna Morena. Por su parte, Mireia Mejías, directora de Salerm Cosmetics Academy, afirma que, mediante la coloración natural 100% vegana, “aplicamos color y tratamiento de una vez. El resultado, además de la coloración, es un cabello fuerte, brillante y voluminoso”.

- Relacionado: Barros y óleos, el tinte natural alternativo y responsable cpm el medioambiente

¿Tiñe igual que los tintes sintéticos?

Muchos dirían que no tiñe igual, sino mejor. Una de las ventajas de utilizar henna para dar color al cabello es que los resultados, como decíamos, son duraderos. “La duración es similar o superior a los tintes de oxidación con colorantes sintéticos y con menor variación del reflejo con el paso del tiempo. De todos modos, al igual que en los otros, el resultado y el tiempo dependerán del proceso técnico y de la calidad y estado del cabello”, sostiene Mireia Mejías, cuyo laboratorio de cuidado del cabello acaba de lanzar la coloración 100% natural Biokera Vegan.

Asimismo, al tratarse de una coloración natural solo aporta pigmento en la superficie del cabello, en ningún caso aclara nuestro color natural. “Por su alto contenido en pigmento y la particularidad del aporte de brillo inmediato, a efecto óptico puede dar la sensación de que el cabello se ha aclarado de forma general, pero nunca creará efecto raíz”, añade la especialista.

A pesar de que la henna se ha asociado al color cobrizo, existen diferentes tonalidades según las especies vegetales con las que se combine. Sin embargo, hay que tener en cuenta que “las plantas que aportan color al cabello son limitadas, por lo que no podremos encontrar amplias cartas de color en coloraciones 100% naturales, sino que nos tenemos que limitar a lo que la naturaleza nos ha dado”, recuerda Mireia Mejías. Algunas de las plantas que más se utilizan son el índigo (Indigofera tinctoria), el amla (Emblica officinalis), la manzanilla (Chamomilla recutita), la cúrcuma (Curcuma longa), cassia (Cassia obovata) o hibisco (Hibiscus).

- Relacionado: Estos alimentos actúan como cosméticos para tu piel

 

Cómo colorear tu cabello con henna

Antes de teñirte el cabello con henna y para lograr el tono que estás buscando, tienes que prepararlo y sanearlo, ya que si tu pelo está estropeado se seguirá viendo apagado. Sandra Vivancos, creadora de Henna Morena, nos da estos consejos:

  • Evita los sintéticos. No son la única opción para cuidar de tu cabello. De hecho, los productos químicos se acumulan en nuestro cuerpo y acaban dañando las fibras capilares. Cuanto antes los dejes, mejor.
  • Paciencia. Hay que empezar a entender los tiempos de la naturaleza, adaptarnos a ellos, y ser constantes para que nuestro cambio tenga resultados. Por eso, antes de definir el color que queremos en nuestro cabello, debemos recuperar la salud del mismo y reestructurar las fibras capilares. Si no está sano no hay color bonito.
  • Prepara y recupera. Las mascarillas de arcilla y aceites botánicos de primera prensada en frío son los protagonistas de este paso. Las primeras arrastran y eliminan la suciedad y los químicos del cabello. Los segundos nutren el cabello con grasas buenas, para que este regenere e hidrate la estructura capilar desde dentro, y así después pueda absorber bien los pigmentos y minerales de las plantas.

En dos o tres aplicaciones notarás cómo mejora. Y cuando lo percibas, ya puedes empezar a teñir.

Para aplicar la henna en tu cabello, debes seguir los siguientes pasos que indica la especialista de Henna Morena:

  • Prepara una infusión en aproximadamente medio litro de agua hirviendo con las hierbas que acompañan a la henna.
  • Añade un poco de infusión al polvo de henna, trabajando la mezcla hasta obtener una masa homogénea similar al barro. Puedes añadir dos o tres cucharadas de aceite de primera presión, según tu tipo de cabello.
  • Aplica la masa sobre el cabello seco, de raíces a puntas.
  • Deja actuar la henna durante una hora aproximadamente sobre el cabello, cubriéndolo con papel film para darle calor.
  • Retira la henna lavando el pelo de manera habitual y aclara con abundante agua.  

Cómo te quedará la henna

Todo dependerá de tu color de base:

  • Rubia: el color será muy vivo y, ligeramente, anaranjado.
  • Castaña: el color se matizará con un cobrizo avellana.
  • Morena: el color tirará hacia el cobrizo intenso.
  • Cabello con mechas: crea un efecto tono sobre tono. Las mechas intensificarán su color y el resto del cabello adquirirá reflejos luminosos.

¿Qué color buscas?

Como decíamos, no solo la henna tiene la capacidad de pigmentar tu cabello. Existen otras plantas que, combinadas entre sí, pueden conseguir el tono que deseas.

  • Hibiscus: junto a la henna da un color caoba y ciruela.
  • Té negro y vino tinto: oscurecen los tonos cobrizos de la henna.
  • Manzanilla: mantiene y potencia los rubios, matizando las canas con tonos dorados.
  • Nogal: actúa como un baño de color sobre las melenas castañas.
  • Índigo: combinado con la henna, tiñe castaños y cubre las canas.

Como ves, tienes diversas opciones para teñir tu cabello de manera natural, aportando más salud a tu melena y, además, respetando tu melena.  

- Relacionado: ¿Cómo estar sana por dentro y guapa por fuera?

Más sobre: