entrenamiento-funcional

Todo lo que necesitas saber sobre el entrenamiento funcional

Puede que no sepas qué tipo de ejercicios engloba, pero seguro que has oído hablar del entrenamiento funcional. Te contamos cómo llevarlo a cabo, los ejercicios más recomendados y sus beneficios

by hola.com

Es relamente complicado ir a un gimnasio, leer un blog de fitness o escuchar una ponencia de un profesional de la actividad física y que no se nombre el entrenamiento funcional. Últimamente esta modalidad se ha puesto de moda y, no en vano, ocupa la novena posición en el ranking de las nuevas tendencias fitness para 2019 según la ACSM (American College of Sport Medicine).

No obstante, según Jon Ibero, experto del centro deportivo Infinit Fitness, se trata de un término ambiguo y muchos confunden el tipo de entrenamiento que engloba. Yendo a la raíz, si buscamos la palabra “funcional” en la RAE, esta nos arroja una pista esencial: funcional es, en su segunda acepción, “algo diseñado u organizado atendiendo, sobre todo, a la facilidad, utilidad y comodidad de su empleo”. Dicho con otras palabras, todo aquello que tiene una utilidad práctica.

Cargar con las bolsas de la compra, mover una caja pesada de una superficie a otra más alta o, simplemente, subir unas escaleras son ejemplos de lo que podría ser esta rutina. Y es que, "el entrenamiento funcional no es más que un tipo de entrenamiento focalizado en una serie de ejercicios que pueden ser extrapolados a las actividades que realizamos en nuestra vida diaria", aclara el profesional del deporte. Además, estos suelen basarse en movimientos compuestos que abarcan un trabajo muscular global

-Lee: Si practicas estos deportes y ejercicios a diario adelgazarás más

Algunos de los beneficios de este tipo de entrenamientos
 

  • Facilita nuestro día a día y nos previene de posibles lesiones provocadas por sobrecargas.
  • Sirve como rehabilitador de lesiones.
  • Son entrenamientos que asociamos a patrones ya experimentados, por lo que es fácil obtener una adherencia a los mismos.
  • Trabaja de una forma eficiente el core y otros grupos musculares implicados en la estabilización de nuestro cuerpo. 
  • Se trabaja la fuerza y la resistencia, así como la flexibilidad y la movilidad articular.
  • Es un tipo de entrenamiento que nos permite perder grasa, ya que se queman calorías constantemente.
  • Se puede llevar a cabo donde se quiera; en el gimnasio, en casa o al aire libre.
  • No tiene rango de edad y cualquiera puede practicarlo.

Una de las principales ventajas que nos proporcina este entrenamiento y de las razones por las que está tan demandado es por su capacidad de variar las rutinas. "Puede haber entrenamientos funcionales que se basen en el trabajo con kettlebells o pesas rusas, otros con cuerdas, otros gracias a la suspensión que brinda el TRX, etc.", comenta Jon Ibero. Pero, por otra parte, también la facilidad para modificar la intensidad de los ejercicios. Se puede trabajar a una potencia baja con muchas repeticiones, a una media o, incluso, se puede optar por crear un circuito de entrenamiento y aplicarle la modalidad HIIT, que combina trabajo explosivo durante un tiempo establecido con parones cortos de descanso.

Los ejercicios más practicados y efectivos
 

Para tren superior:

  • Press militar.
  • Flexiones.
  • Dominadas.

Para tren inferior:

  • Zancadas.
  • Sentadillas.
  • Saltos al cajón.

Para el core (de forma específica):

  • Plancha abdominal.
  • Elevación de piernas colgado de barra.
  • Rueda abdominal.

Globales:

  • Saltos a la comba.
  • Mountain climber o escalador.
  • Burpees.
  • Jumping Jacks o aperturas simultáneas de brazos y piernas.

-Lee: Errores que cometemos al hacer deporte

Más sobre: