reciclarenvasesnavidad

Recicla envases de vidrio en Navidad

Entre la lista de propósitos navideños no está reñido dedicar una tarde en familia a disfrutar de manualidades y aprovechar objetos reciclables como el vidrio.

by Cristina Soria

Según los datos de Ecoembes, cada persona genera 1 kilo de basura al día y 1 kilo de vidrio al mes. Sin embargo, los datos de diciembre y enero aportan un pico importante a esa media, y reflejan que casi un 20% de todo el vidrio que se recicla durante el año procede de las fechas navideñas.

Las botellas y frascos de los alimentos que consumimos en las comidas familiares pasan por nuestra despensa a gran velocidad y puede que no seamos conscientes de que pueden tener una segunda vida. Los frascos de vidrio limpios pueden ayudar a hacer volar tu imaginación, pasar una tarde en familia haciendo un trabajo manual con los más pequeños y daros después la satisfacción de mostrar a todos el resultado.

Podemos tomar como materia prima cualquier envase: botellas de vino u otros acoholes, botellas de refrescos, frascos de conservas o vasos de crema de cacao. El objetivo es crear con ellos algo que despierte nuestra imaginación, y el vidrio tiene un uso muy resultón cuando se trata de hacer lámparas y jugar con la iluminación.

Lámpara para todo el año

Este es el ejemplo más complejo que te vamos a explicar y, sin embargo, verás que no tiene demasiada dificultad. Consiste en hacer de unos frascos de conservas unas lámparas para el techo. Lo bueno de esta aplicación es que no solo sirve para navidad, sino que nos podrá acompañar a lo largo de todo el año, y eso significa que estamos dándole utilidad real a un material reciclado, y no solo jugando con él temporalmente.

Lámpara para todo el añoVER GALERÍA

Para elaborarlo solo necesitamos un cable de lámpara que podrás encontrar en la ferretería, que por un lado tiene un porta casquete de bombilla y por otro un sencillo embellecedor para el techo, y los conectores positivo y negativo para conectar a la toma de corriente del techo. Además, lo ideal es utilizar una bombilla especial de decoración que produce que sus filamentos sean más largos y podamos mirar directamente a la lámpara sin dañar nuestros ojos, además son un tipo de bombilla que da una luz muy íntima y es de bajo consumo.

Leer: Plan de ahorro para decorar tu casa en Navidad

Una luz en la botella

Cualquier botella nos sirve para este elemento, pero si tiene un tono oscuro podremos darle una apariencia aún más interesante. El trabajo consiste simplemente en introducir dentro de la botella unas luces de Navidad, y cuando las encendamos tendremos un elemento decorativo único.

bilbolampVER GALERÍA

Para ello son ideales las botellas de vino, porque su color verdoso o marrón ayudan a crear esa capa opaca necesaria para disimular los cables y amortiguar las luces en su interior. También, son recomendables las luces de navidad con batería, porque así podemos introducir todo el mecanismo dentro de la botella y no hace falta sacar el cable fuera para enchufarlo a la corriente eléctrica.

Leer: Ideas DIY para decorar tu casa esta Navidad

Portavelas navideñas

Con velas o con luces de navidad, los frascos y los vasos pueden tener una segunda vida y alegrar nuestra navidad con mucho estilo. No solo pienses en introducir una vela, sino que juega con accesorios navideños que aportan texturas y colores a tu portavelas, en el caso de utilizar luces eléctricas puedes rellenar el frasco con piñas secas y paja (del Belén).

HeartLoveWeddingsVER GALERÍA

Si utilizas velas, la decoración debe estar por fuera para minimizar el riesgo de que se prenda fuego. Puedes pegar vinilos o pegatinas en su exterior, pero también puedes hacer tú misma las formas en papel y pegarlas con pegamento. Da rienda suelta a tu creatividad y utiliza purpurina, pintura plástica o metálica y cordeles gruesos.

Portavelas navideñasVER GALERÍA

Miniaturas nevadas

Cualquier juguete o objeto de miniatura puede quedar atrapado en un frasco de vidrio evocando una imagen de Navidad detenida en el tiempo. Solo tienes que buscar el objeto que más te guste: puede ser un pequeño árbol de navidad, una farola, un pastorcillo o un muñequito de Papá Noel.

Miniaturas nevadasVER GALERÍA

Pégalo boca abajo en la tapa, puedes añadirle un trozo de corcho del mismo tamaño y decorarlo un poco con purpurina o corcho blanco para dar la sensación de que es nieve. Si quieres conseguir el efecto de nieve, introduce bolitas de poliespan, también recicladas, y llénalo de agua. Tendrás tu propia bola de cristal nevado para recordar estas navidades.

Leer: Recycling Market ‘Xmas Edition’: el mercadillo donde hacer tus compras ‘eco’ para esta Navidad

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie